…Negros y dorados… (I)

Si la aparición del Gold Leaf Team Lotus fue un golpe mediático que se proyectó más allá de un simple patrocinio y marcó el principio de una época, el siguiente proyecto de Imperial Tobacco fue aún más espectacular.

La empresa preparó el lanzamiento de un nuevo producto, una nueva marca de cigarrillos y repitió la operación de pintar los coches con los mismos colores. La aparición del Lotus 72 pintado de color negro con ribetes dorados fue uno de los golpes de marketing más espectaculares de la historia: habían nacido los John Player Special.

Con aquellos colores y con unas siglas tremendamente llamativas e incluso de una sonoridad evidente, produjeron un efecto tremendo y el retorno que consiguió la marca fue mucho más allá de cualquier planificación estratégica que pudieran haber imaginado en el departamento de marketing.

Además fue acompañado por el éxito deportivo, ya que Emerson Fittipaldi ganó el campeonato, lo que aumentó aún más el efecto publicitario, ya que fue el primer piloto brasileño en conseguirlo, sus generosas patillas le hicieron extremadamente popular y sus triunfos significaron para Brasil lo que Alonso significó para España casi cuarenta años después.

Las generosas patillas de Emerson se hicieron famosas.

Como ejemplo de la repercusión de ambos, Fittipaldi y JPS, vale decir que en nuestro país, donde la fórmula 1 era minoritaria, el efecto fue tan grande que se acuñó la frase “estás hecho un Fittipaldi” como sinónimo de rapidez en cualquier circunstancia, que era utilizado por gentes de todas las edades, muchas de las cuales ignoraban el significado de la palabra “Fittipaldi” ya que creían que era la marca del coche o simplemente, no sabían que era un corredor.

Pero es que además las siglas JPS se hicieron tan famosas que sufrieron todo tipo de falsificaciones y se podían ver en los más variopintos productos, como pantalones tejanos con el logo cosido en el bolsillo trasero, estar reflejadas en pantallas de discoteca, plagiadas en miles de adhesivos “piratas” o pintadas en cualquier lugar de los modestos coches de la época cuyos propietarios exhibían muy ufanos. Y no os digo lo chulo que iba un conocido mío porque se llamaba Julio Pérez Sancho…

En el orden deportivo sólo hay que decir que la colaboración entre Lotus y JPS duró la friolera de catorce temporadas (si no he contado mal), a lo largo de las cuales sucedieron muchas cosas, y que se pueden dividir en tres partes. Aquí estamos en la primera, la época marcada por el Lotus 72 con el cual Fittipaldi ganó el título de 1972, en parte porque Chapman dispuso de más dinero para desarrollar el coche y además empezó a creer en Emerson, un piloto al que el año anterior no había hecho mucho caso.

Peterson y Fittipaldi sonrientes, pero la camaradería duraría poco.

Sin embargo, a pesar del triunfo, en 1973 le puso a su lado a un piloto a quien llevaba tiempo queriendo fichar sin conseguirlo: el ultra rápido Ronnie Peterson. El piloto sueco tardó muy poco en ponerse a la altura de su compañero y sólo la falta de fiabilidad y la mala suerte le hicieron necesitar ocho carreras para ganar la primera. Había dominado en Montjuïc el GP de España hasta su abandono, pinchó una rueda en la última vuelta del GP de Suecia donde quedó segundo y por fin en Francia, en el Paul Ricard, todo salió bien y se adjudicó su primer Gran Premio.

A partir de aquel momento Ronnie fue el piloto más eficaz y quien conseguía triunfos en el equipo, Emerson no consiguió ninguna otra victoria y Jackie Stewart pudo mantenerse en la lucha por el título toda la temporada… hasta que acabó adjudicándoselo en Monza, donde Peterson ganó y Fittipaldi fue segundo. Chapman le había prometido a Emerson que habría ordenes de equipo, éstas no llegaron y la escisión se consumó: a final de temporada Fittipaldi dejó Lotus por la teóricamente mucho más débil McLaren, una marca que no había ganado prácticamente nada desde la muerte de Bruce cuatro años antes.

Pero Marlboro estaba hasta el gorro de la superioridad deportiva y sobre todo mediática de JPS, así que puso un cheque en blanco a disposición de Teddy Mayer para que acabara con el dominio de Lotus. Y en 1974 Emerson demostró haber tomado la decisión correcta ya que volvió a ganar el título, el primero para McLaren y el primero para Marlboro, una asociación que se prolongaría también muchos años.

Todo ello ayudado por el hecho de que el Lotus 76 fue un fiasco monumental (algún día hablaremos de este modelo) y hubo que volver al 72, con el cual Peterson logró tres victorias, pero que fueron insuficientes para luchar por el título. La situación empeoró en 1975, ya que el 72, ya en su versión E (es decir, la quinta evolución y aún llegaría a la F) era un coche totalmente superado por la competencia.

Peterson con el Lotus-Ford de ribetes amarillos. Nótese que llevaba el nº1, porque la marca había ganado el año anterior el título de Constructores.

La magia del JPS había desaparecido, quizás porque en 1974 cambiaron los ribetes dorados por otros amarillos, ya que poco a poco la televisión en blanco y negro estaba dejando paso a la de color y el amarillo se veía mejor. Con la desaparición del oro acabó también la primera época dorada de los John Player Special.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Historia de Lotus y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

30 respuestas a …Negros y dorados… (I)

  1. ImprezaSTI dijo:

    Culturilla, culturilla…….genial.
    No se si me pudeo apuntar el tanto de ser el primer “Fitipaldi” de esta entrada?, ja ja ja

  2. Machaquito dijo:

    Ademas de disfrutar de estas entradas historicas, agradezco las imagenes y redaccion sin censura. Esos Lotus siemprw seran JPS. El McLaren de Senna, Prost, Lauda o Rosberg de Marlboro o aquellos Williams de Rothmans en lugar de la R seguida del signo ?. Les pese lo que les pese a los políticos, las tabaqueras han hecho mucho por este deporte en forma de inversión economica, aunque sea comerciando con veneno que tambien beneficiaba a los políticos via impuestos.
    (Perdon por el off topic pero tener unas maquetas censuradas es lo que tiene)

    • Tienes razón. Creo que hasta los McLaren del museo de la marca están con los Marlboro tapados. Esto es una exageración, se nota lo mucho que se preocupan por los problemas verdaderos de la sociedad.

      • Mazur dijo:

        Me recuerda a la censura que hay en las esvásticas en modelos que participaron en la segunda guerra mundial. Se ha “criminalizado” ese emblema que ni siquiera era alemán y que un señor, que no hace falta nombrar, se apoderó de él para su “superior” raza en aquellos truculentos años 30 y 40 del siglo XX
        Tapar el nombre de las tabaqueras en los monoplazas antiguos me parece una falta de respeto y de veracidad hacia la Historia. Creo que ya tenemos suficiente informació y somos grandecitos para saber si nos conviene o no envenenarnos con el tabaco ( y que conste que soy fumdor)

  3. Dada mi edad la primera imagen que tengo de la F1 la deNigell Mansell empujando el Lotus negro y dorado a pocos metros de la meta, y desvaneciendose cuando cruza la misma, para mí fue la puerta de abertura a una afición que aún perdura, y que para mí siempre será la mezcla de lo técnico y humano.
    Y por otro lado lo que tambien me resulta chocante es como aunque ahora haya un equipo que se llame Lotus, todos estaremos de acuerdo de que ese Lotus no es al que nos estamos refiriendo, (perdona que use tantas veces “para mí”, pero es que es una sensación que tengo yo y ni discuto la de nadie ni me hace cambiar tampoco la opinión de otro), para mí el Lotus de hoy en dia es RED BULL, por toda la revolución tanto tecnológica como de patrocinio.

  4. sardi2 dijo:

    Es interesante lo que comentas que de parecerse a alguien sería a RedBull, nos gustará mas o menos pero lo objetivo es que esta marca es a dia de hoy la mas involucrada a nivel de espectaculo patrocinando infinidad de eventos y de personas, y eso genera un retorno publicitario grandisimo

    Eso sin contar los saraos que no se montarian si no estuvieran los de la sopa energetica.

    En cuanto al tema de la entrada, en cada momento hay uniones coche-publicidad-colores que te marcan y esta es una de ellas.

    Los mundiales de Alonso con Renault a mi me hubiera gustado que en vez de azul el coche hubiera sido amarillo y negro, porque esa es la imagen que tengo de Renault. En cambio el mclaren de 2008 lo disocio totalmente de los mclraren de Prost y Senna con Malboro. No se, son mis pensamientos, no tengo nada objetivo para indicar porque con Renault pienso una cosa y con Mclaren otra

    • Son sensaciones, y sobre todo son reminiscencias de lo que te impactaron. Antes no cambiaban nunca, como Ferrari, ahora cambian tanto que ya no hay quien identifique nada con nada. En contrapartida antes lo coches cambiaban mucho porque un modelo duraba varios años, ahora como hacen un coche nuevo a veces es difícil distinguir unos de otro.

  5. Nacho Minguillón dijo:

    Aquellos Lotus negros y el 27 de Gilles Villeneuve son mi recuerdo más primigenio de la Fórmula 1. Son imágenes imborrables asociadas de por vida a este deporte y que ya son leyenda. Carlos, muchas gracias por el blog y por tu trayectoria profesional.

  6. como siempre la entrada genial, Carlos. La frase “estás hecho un Fittipaldi” era utilizada y es utilizada, casualmente ayer mismo se la escuché a un niño pequeño xD
    La verdad es que el legado de Lotus es muy grande, y si el efecto Fittipaldi se reproduce plenamente en España, no estaría mal que tuviésemos algún campeón más en el futuro…
    Un saludo!

    • Eso daría para una larga y animada conversación: en Brasil se sucedieron Fittipaldi, Piquet y Senna. Aquí esto parece poco probable. Pero ya lo discutiremos en otra ocasión.

  7. Andres dijo:

    Los JPS Lotus son la imagen que tengo de la F1 de mi infancia, así como el Brabham BT44 con número 7 y las Ferrari con los números 11 y 12. Todo bien “setentista”

  8. Festen dijo:

    Como siempre con estas entradas los pelos como escarpias 😉 … lástima que no haya ningún productor de TV que esté interesado o que le “dejen” hacer por la historia del motor, porque los programas serían una maravilla, tanto en 2 ruedas como en 4.

  9. cies dijo:

    Ay los Lotus-JPs de los setenta!!,
    os puedo contar que yo con 7-8 añitos recortaba fotos de revistas en las que apareciesen para coleccionarlas, mi tío casi me mata cuando le recorté una que venía en la Readers Digest detras de la cual había un mapa del fondo marino que a él le interesaba especialmente porque era patrón de pesca.

    Lo que no recuerdo nunca es a nadie fumando un JPS
    ¿se llegaron a comercializar en España?

  10. Javiero dijo:

    Muy interesante entrada, si señor, que además me viene al pelo después del hartón de Lotus que me he pegado este fin de semana en Goodwood. Espectacular por cierto la escultura dedicada a la trayectoria de la marca en la F1.
    Tengo que revisar mis fotos, pero juraría que todos los lotus negros tienen los mismos rivetes dorados, ahora me entran las dudas…

    • Carlos Castellá dijo:

      Esto sí que es darnos envidia, estuviste en el festival, Tom Kristensen llevaba uno de ellos.

    • Hola! Yo también estuve en el Festival de Goodwood los tres días, ya es mi tercer año. Acabó siendo un empacho de negro y dorado aunque mereció la pena 🙂

      • Javiero dijo:

        Menudos chaparrones eh! Estaba el rally-stage para pocas bromas…
        Yo llegué el miercoles, fui a brooklands y ahí empezó la aventua negra y dorada: tienen un camión del team lotus jps de la epoca de andretti, y nadie debe haberlo tocado desde entonces… juraría que incluso hay ropa de la época dentro!!

        Carlos, si aun no has ido, Goodwood merece la pena. Por alli andaba tambien un viejo conocido tuyo -entre muchos otros, probablemente!-: Bernd Schneider, pilotando un mercedes w194 de los que se entra por la ventanilla

  11. El Lotus 76 es un coche gótico, las formas de la tapa del motor que llega hasta el alerón trasero pintada en negro y con los toques dorados le harían ser el F1 de la familia Monster.

    Una curiosidad, en los museos está tapada la publicidad del tabaco, pero los aviones Alemanes clásicos que vuelan en Inglaterra siguen con sus esvásticas.

    • Carlos Castellá dijo:

      Como debe ser, el pasado no se puede olvidar ni disimular.
      En cuanto al 76, eso de “gótico” es como mínimo lo más original que le deben haber dicho nunca.

  12. Eduardo dijo:

    Magnífico Post Carlos. Aquí se juntaron mis dos aficiones: la publicidad y la F1. Además de los recuerdos de la niñez, como la publicidad antigua en revistas, y la maqueta de un Lotus que tenía mi hermano, el 72. Por aquella época empezaba yo a reconocer a los pilotos por sus cascos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s