DTM 2012: Norisring, 5ª prueba.

Casi sin darnos cuenta llegamos ya a la quinta carrera, esto es, mitad de temporada. Tras el paréntesis propiciado por las 24 Horas de Le Mans, es hora de reiniciar las rutinas de viaje.

Norisring tenía que ser una gran fiesta el domingo por la noche con la final de la Eurocopa contra España, como hace cuatro años. Sin embargo ayer se chafó la guitarra con la eliminación de Alemania, aunque igualmente no veré el partido porque tengo el avión el domingo.

Viernes 29 de Junio

04.00h. Suena el despertador en “horario DTM” para variar. Cuando doy el último repaso a la maleta caigo en la cuenta de que no he cogido el GPS, a pesar de que anteayer introduje todas las coordenadas del fin de semana. La hubiera hecho buena, aunque Norisring es terreno (muy) conocido. En esta ocasión voy sólo, Mariano no viene, tiene campeonato de España de karting.

El Audi Forum de Ingolstadt desde uno de los numerosos parkings.

07.00h. El avión sale con algo de retraso debido a que hace mal tiempo en Munich. Esto es una mala noticia, yo tenía algunos planes “secretos” pero si vamos con retraso y llueve no podré cumplirlos: la visita al museo Audi en Ingolstadt volverá a quedar aplazada, ¡mil rayos!

08.30h. Ya estamos en Munich, o mejor dicho en su aeropuerto, que está a 30 km. de la ciudad. Paso a alquilar el coche, me dan un Mini y sólo al llegar al parking me doy cuenta de que es automático, no me gustan los automáticos, es más ¡casi ni se como se conducen! Paso un buen rato asegurando que todo está en su sitio y que se como funcionan todos los mandos. Me aseguro también de que el GPS se despierta y salgo a explorar los alrededores.

09.00h. Tras localizar un lugar adecuado para quedar con Meni y Mireia, que llegan esta noche y memorizarlo en el GPS, salgo del aeropuerto, me meto por la primera salida y me alejo un poco para probar. Le doy al navegador y me devuelve al punto de partida, así que todo está ok para esta noche. Ya satisfecho decido emprender el viaje a Nuremberg, pero acabo “picando” Audi Museum en el GPS.

El “pez de plata” sobre el que ya hicimos una entrada. Así he visto ya dos ejemplares, cuando parece que sólo existen tres. Este es verdadero.

10.00h. Muchas obras en la autopista, me da que no voy a llegar, el ritmo es muy lento. Tras cambiar de idea cada dos o tres minutos, decido finalmente renunciar a la visita e ir directamente a Nuremberg. Sin embargo al cambiar de destino el GPS me indica que estoy a sólo 95 km. No parece tanto, vuelvo a cambiar y finalmente me arriesgo a ir a Audi. Había medido las distancias, pero con un error: no había contado con los 30 km. de diferencia (a mi favor en este caso) entre Munich y su aeropuerto.

10.30h. Lo peor ha sido ir por dentro de Ingolstadt, un semáforo tras otro. Finalmente llego a la zona del Audi Forum, inmensa, dejo el Mini (que de “mini” nada, es un mastodonte) en un parking donde la primera media hora es gratis, bajo del coche y me voy a buen paso hacia el museo. Pregunto por los “old cars”, me hacen pagar dos euros (si, si ¡sólo dos euros!) y subo a la tercera planta: allí están, el pez de plata y el cazarecords. Me estoy unos minutos contemplándolos, haciendo fotos y recogiendo una especie de tarjetas postales. Visto esto que es lo único que de verdad me interesa, bajo un piso para contemplar los Audi Trans Am y  quattro de rallyes y del DTM. Alcanzado mi propósito, doy por terminada la visita relámpago.

11.00h. Aún llego a tiempo para salir del parking sin pagar. ¡Menuda manera de visitar museos! Pero en fin, ya he dicho que sólo me interesaban dos coches… El GPS me hace recorrer toda la fabrica Audi por el exterior, rodeo que agradezco porque es inmenso, especialmente el parking que hay detrás, en la August Horch Strasse. Unos minutos por carretera y estoy de nuevo en la autopista.

12.00h. Hasta aquí el ritmo ha sido bueno y calculo llegar a una hora más que aceptable, pero otra vez una obras provocan un buen tapón que  me hace perder mucho tiempo, así que vuelvo a cambiar de planes y cambio para ir directamente al hotel.

12.30h. Llego al Langwasser Messe Hotel, que es de un señor venezolano, lo cual me permite hablar en castellano. Hago el check in  y así esta noche ya no he de sufrir por mi hora de llegada. Enfilo hacia el circuito y el GPS me lleva por una ruta que está cortada: lógico, es la avenida Grundig, justo donde está el ángulo del circuito. Tengo el hotel a unos 500 metros, si viniera como espectador no necesitaría el coche.

13.00h. Llego por fin al circuito, dejo el coche en el parking de prensa por primera vez este año, cojo la lanzadera y me voy a la sala. Empieza a hacer un calor extremadamente agobiante, aunque afortunadamente es seco. Me instalo (es un decir) porque cojo todos los bártulos y me voy a Audi. Han colocado unos cochecitos de golf al servicio de la prensa porque las distancias son muy grandes y fatigosas. Para ir está muy bien, ya veremos si los encontraremos a la hora de volver.

El pit lane de Norisring es de los más difíciles de la temporada, pero no peor que el de Brands Hatch.

13.15h. Justo a tiempo para comer algo antes de irme a la pista o a los boxes. Salgo casi con restos de comida en la boca para iniciar la caminata cruzando todo el estadio para llegar a la zona de carreras, primera sudada importante del fin de semana. Los libres ya han empezado.

13.25h. Me paro delante del box de Roberto, me saluda desde dentro del coche. Luego hago lo mismo con Miguel, quien también me hace una seña, después voy viendo la sesión en el angosto y pequeño pit lane, paseando arriba y abajo viendo y mirando los coches. Cuando se termina la primera media sesión Miguel sale un momento a saludarme.

13.45h. Aprovecho la parada para irme hacia la TV Compound. No hay nadie pero veo la cabina que me toca esta vez, junto a los demás comentaristas… ¡todos de cara a la pared! Empiezo a ver los libres desde allí, justo en el momento en que Miguel se la da contra el muro. No ha sido un golpe muy fuerte, pero aquí en Norisring eso se paga caro. Veo que están tardando mucho en reiniciar la sesión y que hay muchos operarios trabajando en la primera curva de la chicane.

14.30h. Quiero irme hacia el box, pero me llaman Robin y Marcel para las pruebas, así que visto que Miguel está bien, me quedo para ello. Tenemos una pequeña charla con Thorsten, que está encantado de verme. Tras las pruebas me voy hacia el box, tengo varias llamadas pidiéndome información y aunque se que está bien, quiero asegurarme.

La TV Compound en un rincón del Estadio. En primer término las cabinas, con las ventanas tapadas porque con sol no se veía un carajo…

15.30h. Encuentro a Miguel junto a su coche, que está tapado con una lona. Está dolido, pero no ha sido culpa suya, el asfalto se desintegra en ese punto y un bache imprevisto le ha sorprendido. A Mortara le ha pasado lo mismo en cuanto se ha reiniciado la sesión y los F.3 no llegarán a salir. El calor asfixiante y unos neumáticos más anchos y con más agarre pueden haber sido la causa. Le comento a Laurent si tendremos coche para mañana y me contesta que “aunque tengamos que estar aquí toda la noche”. Me dice que tampoco hay tantos daños.

16.00h. Paso por Mercedes para asegurarme que todo está ok para la filmación de esta tarde y Sebastian me dice que si, que en 45’ todos aquí para irnos al box de Roberto. Sin embargo cuando vuelvo más tarde me dice que no se podrá hacer lo que yo había propuesto: entrevistar a Roberto primero y a Dani Gratacós con Susie Wolff después. Esto último no puede ser porque Mercedes no quiere que los ingenieros ni otro personal hable con la prensa, sólo los pilotos. Sin Dani ya no me interesa Susie, lo haré sólo con Roberto.

17.00h. Estamos en el box, el coche está completamente desmontado, no podremos hacer gran cosa, o mejor dicho, sólo podemos hacer una chapuza, porque con mecánicos trabajando y el coche a trozos se desbarata todo mi plan, sólo queda improvisar un poco. Ya mandaré un mail a las TV pidiendo disculpas y me replantearé como hacer estas cosas, porque está claro que las marcas no están por la labor, aunque sin duda están en su derecho. Por eso muchas veces en los previos de F.1 vemos cosas que nos parecen chorradas, pero es que no siempre dejan hacer las cosas que nos gustaría. Le pido disculpas a Dani Gratacós, nos quedamos sin su entrevista.

17.45h. Una vez acabado esto me voy a BMW para hablar con Oliver para intentar hacer lo mismo con BMW en la próxima carrera; un pequeño reportaje para que nos enseñen el coche. Con Audi y Mercedes he fracasado, pero igualmente voy a intentarlo con BMW para ser justo con las tres marcas. Claro que con ellos será más fácil, porque cualquier coche me sirve.

El hospitality de Audi, siempre animadillo, aunque este año las fiestas de Norisring no han sido lo que eran.

18.30h. Vuelvo al hospitality y Daniel Schuster me avisa de que la reunión técnica está a punto de empezar. Hoy toca los GPS. Mientras estamos en ello pasa Miguel, me da el pase de coche para mañana y me pregunta a que hora salgo para Munich. Toma, pues es verdad, tiempo de comer alguna cosa y ya me tengo que ir.

19.00h. Yendo por la autopista he vivido algo que no había visto nunca, en el carril contrario un choque en cadena, pero no después, sino justo cuando pasaba, he visto a lo lejos como el último coche no ha frenado en una retención y ha desencadenado el accidente. Han sido unos pocos segundos, pero impresionantes. Durante unos kilómetros he bajado el ritmo.

20.10h. Ha sido un viaje duro, se me ha hecho interminable por el cansancio y el sueño. Quizás tenía que haberme ido al hotel en cuanto han terminado los libres a descansar y dormir un poco, pero bueno, ahora ya estoy aquí. Dejo el coche en el lugar que esta mañana he estudiado y me tumbo a descansar, con los pies descalzos sobe la hierba.

20.30h. Meni y Mireia llegan más o menos a la hora prevista y podemos iniciar el viaje de regreso a Nuremberg. Como ya lo he hecho esta mañana, se que hay un par de “puntos negros” por obras, el primero lo pasamos sin problemas pero el segundo nos cuesta una retención de casi una hora. Para colmo empezamos a ir escasos de gasolina, el marcador nos da un margen de no más de veinte-treinta kilómetros entre lo que podemos recorrer y la distancia hasta destino, ha sido un rato de angustia pero también nos hemos reído lo nuestro elucubrando sobre lo que podría ocurrir si nos quedamos tirados.

22.00h. Por fin se acaba el embotellamiento, pero igualmente hay mucho tráfico. Meri se desespera porque no he parado en una gasolinera, pero quiero llegar como sea. Además tengo una al lado del hotel, ya repostaré mañana, es tarde, hemos de recoger a Miguel y cenar algo. Ya no hay tiempo que perder, hemos de llegar de una vez.

23.00h. Tras unos minutos dando vueltas  intentando entrar en el paddock y peleándonos con todos los vigilantes del DTM que nos lo impiden, nos encontramos por fin con Miguel. Sólo nos queda comer algo, pero a estas horas el McDonals es la única solución. Menos mal que hay uno al lado del circuito (hay también un Burger King, Mireia elige el primero) y podemos meter algo en el estómago antes de irnos a dormir.

24.00h. Por fin en el hotel. El día ha sido verdaderamente largo.

Sábado 30 de Junio

06.30h. Poco, pero he dormido bien. Me levanto descansado y tras las rutinas matinales cojo el coche para repostar. Estaba seco, 61 euros.

07.30h. Salgo hacia el hotel de Miguel, afortunadamente está muy cerca y en pocos minutos estoy listo para recoger al resto de la expedición. Directos a Audi a desayunar en la terraza al pie del lago, viendo las luces y las sombras campestres típicas de este lugar, alejados del bullicio del paddock y del calor que vuelve a amenazar con masacrarnos hoy.

Robert Wickens saliendo de la curva del Lago para enfilar la recta de meta. Al fondo, lógicamente, el lago.

09.00h. Tras un rato de escribir cómodamente en los sofás del hospitality, toca ir hacia la pista a ver los libres. La primera parte la paso al pie del estadio, lo más cerca que me dejan llegar de la curva del Lago, deleitándome con el paso y el estruendo de los coches. Como me gusta estar en pista, luego subiré a lo alto del estadio para ver la frenada de esa misma curva. Cada vez hay más limitaciones para el público, sin duda tienen miedo de que ocurra algo ya que la zona se deteriora un poco más cada año.

10.00h. Veo un cartel en que se explica el porqué de tantas trabas, el estadio está que se cae, destinan cada año 100.000 euros a su conservación pero admiten que eso no sirve para nada. Que harían falta 70 millones de euros y diez años para salvarlo. Al menos dicen las cosas con claridad.

10.30h. Llego a los boxes para seguir la segunda semi sesión desde allí. Es difícil porque los vigilantes de Audi impiden meter un solo pie en los boxes y así cuesta ver los tiempos. Tengo que ir arriba y abajo buscando pantallas que se vean desde fuera y donde no haya ingenieros o técnicos delante de ellas. Finalmente Volker Paulun, del equipo Rosberg, me ayuda para que pueda ver las del equipo.

La recta de meta con el semáforo de salida antes de la carrera de la Euro Series.

11.30h. Fin de la sesión, ni Miguel ni Roberto van muy bien, me temo que hoy que damos la clasificación en directo en Esport3 no vamos a poder narrar grandes cosas. Me quedo para ver la parrilla de la Euro Series, al menos dar un paseo aunque esta no sea lo mismo que el DTM. Sigue haciendo mucho calor. Saludo a Daniel y a Carlos y a Alessandro, ya hablaré luego con él.

12.30h. Llego al hospitality para ver el final de la carrera, una de las mejores de la Euro Series en mucho tiempo con victoria polémica de Dani. Aprovecho para comer algo, como siempre hay aquí muchos invitados: Markus Winkelhock, Stefanie Horcher (que sigue trabajando en Audi pero ya hace años que no está en el DTM), los dos navegantes del barco Audi (a estos si que les dejan estar en el box, los he visto antes), típico ambiente festivo de Norisring.

13.00h. A la sala de prensa, donde no me han visto el pelo en todo el fin de semana. Tampoco creo que me hayan encontrado a faltar, pero al menos charlo con Alessandro, me cuenta que no ha venido hasta ahora porque está muy estresado, trabaja en un banco, mal sitio para “laborare” hoy en día.

13.15h. Está aquí Gerhard Berger, apoyando la F3, esta mañana lo he visto salir del hotel de Miguel. Saludo a Dani Juncadella y me pongo a teclear esto primero y a preparar la clasificación después. No hay aire acondicionado, esto es una sauna.

14.30h. Me voy hacia la TV compound, estoy tan muerto que no veo la hora de estarme en algún sitio con aire fresco y al menos en la cabina tengo un refrigerador. Me hago acompañar por uno de los carritos de golf y una vez allí intento contactar con Dani Juncadella, pero tras lo que he oído en la rueda de prensa no las tengo todas conmigo. Debe estar con los Comisarios, que acabarán excluyéndole de la clasificación y quitándole su victoria en la carrera de F.3. Como ya he dicho otras veces, los CD del la Euro Series acabarán cargándose el campeonato. Contacto con TV3 y una vez todo en orden me voy a la entrada a esperarle. No viene.

Roberto Merhi lo hace bien en carrera, pero en clasificación aún tiene que mejorar.

16.00h. Tal como me temía, para un día que damos la clasificación en directo ha sido un desastre para los nuestros, hay que llamar a las cosas por su nombre. Además no ha sido mi mejor día retransmitiendo, me he sentido mal así que he preferido bajar un poco el tono y los objetivos para no meterme en líos. Tenía varias historias para contar, pero he visto que no tenía el ánimo para ponerle un poco de “salsa”, así que lo dejo para otro día.

16.30h. A la sala de prensa a poner todo el arsenal en marcha. Llamo a Moritz, para filmar el post-clasificación, quedamos en Audi. Cojo el carrito y hacia allí que voy, al menos me sale la parrafada rápido y bien, a la primera. A ver si al menos esto se puede aprovechar para la retransmisión. Inmediatamente regreso a la Sala.

18.30h. Como de costumbre aquí en Norisring, problemas de conexión, así que escribo el comunicado, me discuto con el amigo Andreas Schumacher (cada año pasa lo mismo) y corriendo otra vez (ya no se cuantas van) a Audi a aprovechar su mejor conexión para trabajar. Al menos esta vez ya no me agobio, se que es la mejor solución.

18.45h. Comunicado enviado, ahora puedo respirar tranquilo. A ver si consigo relajarme un poco, llevo todo el fin de semana sintiéndome mal y cada cosa que hago en un suplicio. Me vuelvo a la Sala a hablar con las chicas de prensa, con Anja para protestar por la Wi-Fi y con Evelyn por la acreditación de Munich, que no me ha llegado pese a que yo cumplí los plazos. Me dice que la responsable no está, pero que no sufra, que todo se arreglará y podré ir a Munich. Le replico que no me preocupo, que a Munich voy y a Munich entro, asiente riendo, por supuesto que sí, pero hay que seguir las normas.

19.30h. Me voy dando un paseo hasta Mercedes pero no veo a Roberto ni a Dani, así que me vuelvo a Audi a tomármelo con calma, escribir esto cómodamente y esperar a que Miguel termine todos sus asuntos para cenar juntos.

21.00h. Nos sentamos en la terracita, no precisamente en plan de fiesta porque los ánimos están lógicamente alicaídos. De todas formas esta “noche Nuremberg” ya no es lo que era, otros años esto es una fiesta y hoy hay muy poca animación. En el fondo mejor, porque es difícil estar en una fiesta animada con el espíritu desanimado. Me hago unas risas con el clan italiano, que se sienta a nuestro lado.

22.00h. Salimos del circuito, pasamos por el hotel de Miguel y luego a dormir, que el día ha sido muy duro. Nada más llegar se desencadena una tormenta monumental de rayos y truenos, pero no oigo más allá del segundo o tercer estruendo.

Domingo 1 de Julio

06.30h. Lo primero, abrir la ventana y mirar el panorama: todo mojado y con negras nubes a la vista. A por las rutinas matinales y a por el coche, llovizna.

Tormentas el domingo por la mañana, terraza desierta, paraguas… el calor extremo y la lluvia son habituales en el Norisring.

07.45h. Igual que ayer a esta hora en el hotel de Miguel. Veo salir a Adrien, a Timo y al Dr. Ullrich, le saludo desde dentro del coche, un BMW-Mini, me van a echar del hospitality…

08.00h. Somos los primeros en llegar, está vacío y casi no está ni el desayuno puesto. Hemos de esperar un poco, sobre todo quienes desayunan comida cocinada. Yo me conformo con mis pastitas y mermeladas habituales.

09.00h. Es hora de ir a la Sala a dar un vistazo a ver si hay alguna novedad. Tras la caminata de rigor veo que no valía la pena porque no hay nada interesante, paso un momento por el hospitality de Volkswagen a saludar a Stefan y luego reemprendo el camino hacia la zona del lago.

09.15h. Busco a Dani Juncadella en Prema, está descorazonado, ayer hizo una gran carrera y ganó meritoriamente, pero le excluyen de la misma por provocar dos accidentes. Él mismo reconoce que quizás en el primero tenía que haber pensado que el otro era un rookie, pero en el segundo no tuvo ninguna culpa. Los CD de la Euro Series son demasiado rigurosos. Me voy al hospitality y caigo en la cuenta de que no tengo bolígrafo, así que pido uno pero en Audi no hay. Bueno, pues me voy aquí al lado a BMW a pedirlo. Lo dicho, me van a echar…

La curva del Lago dejó paso a “la curva del charco”, especialmente durante el warm up.

10.00h. Justo en el momento en que empieza el Warm up se desencadena una gran tormenta que deja la pista inundada y hace inútiles los esfuerzos de los pilotos. Con la pista así pocas cosas van a poder probar, ni de lluvia ni de seco, porque además la tormenta arrecia y durante muchos minutos no hay ningún coche en pista. Más incógnitas e incertidumbres para la carrera, quien sabe, estas condiciones siempre van mejor para quienes salen desde atrás.

11.00h. Aunque llueve salgo para ir al hospitality de la F3, ayer quedé con verme con su responsable. Charlamos un rato sobre el campeonato, me cuenta que le interesa promocionarlo especialmente en los cinco principales países europeos, el “Europe five” que también usábamos en SEAT: España, Francia, Alemania, Gran Bretaña e Italia. Interesante conversación.

12.00h. Hora de comer algo: para ser exacto, cochinillo, lo han traído entero para desmenuzarlo aquí mismo. No, no está Cándido ni esto es Segovia, pero está bueno aunque no como demasiado, lo justo para no tener hambre después. Al terminar cojo todas mis cosas y me voy a la Sala para dejarlas allí. Decido ir hasta el TV Compound dando un paseo, pero acaba siendo una carrera, se pone a llover fuerte.

13.00h. Falta poco para la salida y sigue lloviendo, además los ingleses tienen ocupada “mi” cabina, así que acabo refugiado en el camión de Wige y hasta me puedo tomar un cafetito que tras el remojón viene muy bien. Hoy tenemos un cuarto de hora de previo, tengo que acabar apremiando para que me dejen el sitio.

13.15h. Francesc Latorre me dice que lo de anteayer con Merhi está bien y que por supuesto lo va a aprovechar. Buena noticia, al menos el esfuerzo no fue en vano. No tengo mi propio retorno en los auriculares, pero el técnico ha desaparecido y voy a estar así toda la retransmisión, lo cual será notablemente molesto.

15.00h. Vaya carreras más interesantes que estamos teniendo últimamente, esta ha sido típica de Norisring, con Green ganándola ¡en la última curva! He tardado un poco en darme cuenta de que Jamie iba a remontarles, pensaba que era el típico tira y afloja y que los BMW se iban a alejar en cuanto el otro estuviera demasiado cerca, pero no ha sido así.

15.30h. Llego al box de Audi, hablo un momento con Miguel y hablando del final de la carrera me comenta que por aquí están diciendo que Green llevaba “slicks”, ¡vaya pifia si eso es verdad, no se me ha ocurrido durante la retransmisión! Voy rápido a buscar a Moritz y a su equipo para la entrevista. La hacemos y juntos nos vamos a por Roberto, tarda porque está con los Comisarios pero por fin aparece y podemos hacer lo mismo. Esto me permite despedirme de Moritz e irme a la Sala a trabajar. Antes paso por debajo del podium donde están los primeros clasificados en régimen de parque cerrado. Veo el coche de Green y saco la máquina para fotografiar sus neumáticos de lluvia. Ahora si, rápido a la sala, quiero tenerlo todo terminado a las 18.00h. tenemos el avión a las 21.30h. pero tras los embotellamientos del viernes no estoy tranquilo.

La parte trasera del coche de Green al acabar la carrera. Agua, barro, suciedad, ¡pero que “racing”! 

16.30h. Apenas estoy media hora en la Sala, el Wi-fi sigue fallando y ni me molesto en discutir, ayer ya me quejé a Anja. Me voy a Audi, será incómodo porque hay mucha gente, música y ruido. Menos mal que como la carrera ha sido un desastre no están para muchas fiestas. Me siento en “nuestra” mesa, mientras voy escribiendo el comunicado y las crónicas para Auto Sport y Motor en Acción charlo un poco con Miguel.

17.45h. Todo hecho y enviado, esta vez preveyendo estas agonías ya había adelantado todo lo posible y chequeado correos y FTP para no tener sustos. Todos los envíos y correos están en su sitio, así que ¡vámonos!

18.30h. Apenas unos kilómetros de autopista y estamos totalmente encallados, a un ritmo lentísimo. El primer tapón por obras nos mata cualquier promedio, perdemos más de una hora y esta vez la angustia no deja espacio para las risas, el avión no espera. Mireia está tan nerviosa que acaba siendo vencida por el sueño.

20.30h. Hemos podido hace unos cien kilómetros bien, pero ahora estamos en la segunda retención, esta vez veinte kilómetros, en algún momento hasta me arriesgo a ir un poco por el arcén, pero tampoco se avanza demasiado. Esto va a ser una agonía hasta salir de la autopista y enfilar hasta el aeropuerto, pero parece que aún llegamos a tiempo así que optamos por ir hasta la gasolinera, hacemos un repostaje rápido y otra vez al aeropuerto… ¡no! la salida está cortada y hemos de hacer casi cinco kilómetros extra, dejamos el coche sin esperar el chequeo, vamos corriendo hacia la terminal 1, me equivoco al ver un vuelo a Barcelona que no es el nuestro y hemos de cambiar de rumbo para ir a la 2, cruzamos el patio que divide las dos terminales mientras los alemanes celebran con un gran grito un gol, Meni tiene que correr con los pies descalzos y tras una interminable y agónica carrera, a las nueve y cinco Mireia es la primera en llegar a un mostrador de Lufthasa: ¿salvados? ¡si, salvados! Aún llegamos a tiempo.

¡Pasión futbolera en el aeropuerto! Sólo se podía ver por internet, después fue el comandante del avión quien informó del resultado final.

23.00h. Menudo fin de semana: las tormentas retrasan más de una hora nuestro vuelo que nos la pasamos esperando mientras a través de un ordenador hay gente mirando la final. Después otra hora dentro del avión y cuando por fin enfilamos hay una larga cola esperando para despegar, ¡otra vez un jo**do embotellamiento, los hemos pillado hasta de aviones!

01.00h. El pobre Mariano lleva cuatro horas esperándonos en el aeropuerto. Dentro de una hora estaré en la cama, ellos aún han de ir hasta Lloret de Mar. Menudo viaje de regreso…

Ficha del viaje: Norisring, 5ª prueba 2012
Fecha: 29 de Junio – 1 de Julio
Vuelos: Barcelona – Munich Lufthansa LH1819 y Munich-Barcelona Lufthansa LH 1818.
Coche: BMW-Mini
Hotel: Langwasser Messe Hotel, Thomas-Mann-Strasse 71, Südostadt, Nuremberg.
Km. Recorridos: 611.

Recordatorio: Al ir a Munich quince días después, vi un vuelo a Nuremberg de Iberia el viernes por la mañana. Comprobar para 2013.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Mi DTM 2012 y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

34 respuestas a DTM 2012: Norisring, 5ª prueba.

  1. Un 10 para los bemoles de Green, otro 10 para los de Roberto que aguantó todo lo que pudo, con toques y más toques; y un 11 para Paffet, conté al menos 4 toques, creo que alguno más, pero la estrategia fue de chapeau y su agresividad todavía mejor, una señora remontada. Con Miguel tenía la sensación de que era un quiero y no puedo, una pena, pero del 20 al 12 es una ganancia considerable. Una gran carrera (y mejor última vuelta) y gran agenda como siempre, Carlos.
    Un saludo!

    • Carlos Castellá dijo:

      Discrepo un poco con los toques de Paffett, vale que era el más rápido, pero eso de ir dando golpes para abrirse paso no es muy correcto… ¡pero es muy DTM!
      El coche de Miguel corría más o menos lo mismo que los demás, por eso no pudo remontar sobre Filipe.
      Gracias por el elogio.

  2. LaraCroft dijo:

    Gracias por la entrada Carlos, la estaba esperando con ganas, como siempre.

    A mí el que me tiene calentita es Green. El otro día dejó fuera de juego a Spengler y en esta carrera su toque a Paffet desencadenó todo el incidente del inicio dejando fuera de juego a Eki y más tarde como consecuencia de ese choque múltiple tuvo que abandonar Farfus y de milagro pudo salvar los trastos Paffet, porque sino no se yo lo que le hubiera hecho Haug.

    Para mí el carrrerón fue el de Paffet, pese al final impresionante de Green, que después de la que lió no me hizo ni pizca de gracia que ganase.

    Por cierto, felicidades a Mercedes que por fin ya sabe dar órdenes de equipo descaradas como Audi, ya era hora!! jajajaj. Siguen sin gustarme, pero qué remedio y lo que menos me gusta es oirlas por la radio 😦

    Nuestros chicos estuvieron genial, vaya carrera se marcaron ambos, pese a que no quede reflejado en los resultados. Después de esta creo que Roberto ya se nos ha licenciado en DTM jejeje, ¡¡¡ madre mía, pobrecillo!!! parecía que llevaba el coche de la suerte que todos quieren tocar para ganar en la lotería, como el otro día Spengler. Espero que no le toque a Miguel ser ningún día “el coche de la suerte” que ya hemos tenido bastante dosis los españoles.

    Un abrazo

    • Carlos Castellá dijo:

      Hola Lara, no estoy de acuerdo en una cosa: a mi modo de ver es Farfus quien desencadena el lío al tocar a Green, y éste le da a Paffett, aunque Augusto dice que alguien le dio a él (quizás fue Ekstrom) primero.

      • LaraCroft dijo:

        Lo que me pareció a mí y he leido es que fue Green el que toco a Paffet primero, Paffet trompea y se monta el lío…
        Por otro lado Eki se bajó del coche y dijo enfadadisimo que Green y Farfus parecían amateurs, que no se puede pretender ganar la carrera en la primera curva, así que seguramente tuvo prolemas conlos dos ( esto me lo tradujeron, poque yo de alemán ni idea) .
        Esta vez tocó ver la carrera por la ARD 😦

      • Cuando un coche gira como una peonza, hace un trompo, que es un sustantivo y por tanto no se declina. ¡”Tro***r” está absolutamente prohibido en este blog!

      • LaraCroft dijo:

        Tomo nota, gracias por la corrección 😉

  3. +karreras-futbol dijo:

    Pero bueno…!!
    Wi-fi que no funciona, atascos, colas, obras por todos lados, circuitos que se caen y no hay dinero……¿que esta haciendo la Merkel?

  4. 123PNZ dijo:

    Tan poquito interés te suscita Susie Wolff?

    • Carlos Castellá dijo:

      No me mal interpretes. Yo pedí una entrevista con Dani Gratacós, su ingeniero, porque es español, porque es “uno de los nuestros” allí, igual que hice con Raúl Fernández, el ingeniero español de Phoenix. Y hubiera estado encantado de hacérsela a los dos si era necesario para cumplir sus normas. Lo que no puedo permitir es que sean ellos los que decidan lo que voy a hacer y menos cambiándome el guión diez minutos antes de empezar.
      Me encantaría hacerle una entrevista a Susie como a cualquier otro piloto, pero cuando sea oportuno hacérsela y me la pueda preparar adecuadamente.

  5. ImprezaSTI dijo:

    Se que no es muy “racing” el comentario que voy a hacer, pero Carlos, me ha dado la sensación de leer mucho sobre coger el coche para hacer 500 metros, ir de aquí para allá en el vehiculo del “golf”, que si resoplo por aquí, que si menuda carrera me he pegado por allá,… en fin, que me da a mí que o bien empieza a pasar factura la edad o que hemos descuidado el fondo físico (de buen rollo por supuesto).

    • Carlos Castellá dijo:

      Si, a veces no me explico como os gustan tantos estos relatos, ¡si siempre es lo mismo! La verdad es que no me sentí bien en todo el fin de semana, ya sabes, esa sensación de que el motor no acaba de girar redondo… Pero también es cierto de que a pesar de que me cuido y entreno, la edad pasa factura.

  6. ImprezaSTI dijo:

    Bueno, vale, algo más en serio.
    Me he fijado en la foto del coche de Green y la “aerodinámica” de la parte de detras dels paso de rueda no se corresponde con la que se vió en la presentación oficial del coche, ha variado. Pueden los equipos hacer cambios en la aerodinámica o en otros elementos del vehículo durante el transcurso de la temporada?.

  7. Josep dijo:

    Muy interesante otra agenda más.
    La carrera fue emocionantísima en lo deportivo, aunque para mí hubo demasiados toques, o éstos fueron demasiado fuertes. Quizás no esté del todo habituado a las carreras de turismos.

    La retransmisión, como siempre, genial por tu parte y por la de Francesc. A mi me pareció bien el reportaje con Merhi, ninguna chapuza. A ver si estos alemanes te dejan trabajar más como tú quieres, si estos reportajes “de Plan B” ya son buenos, los “Plan A” que cuentas deben ser muy interesantes.

    Os mereceis un aplauso, entre tus intensísimos fines de semana y los trabajazos de Francesc, que además hizo los X-Games este finde, Motor a Fons y pocos días antes un especial de Le Mans creo.

    ¡Gracias, hasta la próxima y muchísima fuerza para Maria De Villota, aunque no lo lea!

  8. La carrera fue muy divertida, no se si es por los coches nuevos pero las dos últimas han sido para guardar en vídeo. Paffett es mi candidato al título, se le ve muy sólido y confiado.

    El museo Audi es el único que no pude ver cuando fui a Alemania, preferí ir al Speyer porque tenían el transbordador espacial Soviético.

    A mi me gustan estas crónicas porque se ve el trabajo que hay detrás de una retransmisión, mucha gente por desconocimiento se cree que “es ir a una cabina y contar lo que se ve”. Sería genial poder tener una de Roberto y Miguel para que veamos cómo es el fin de semana de un piloto de DTM.

    • Carlos Castellá dijo:

      El Buran es una de mis asignaturas pendientes, Speyer está a cinco kilómetros de Hockenheim, he estado en ese museo (antes de que llegara el Transbordador), lo subieron por el río durante un fin de semana DTM… ¡A ver si en el próximo Hockenheim cae de una vez!

  9. cies dijo:

    Este finde da la impresion de haber sido un esfuerzo brutal para tí maese, gracias.
    El domingo a las 14:00 había vela en TDP, ¿dieron la carrera?.
    El aleman se declina pero el español no, ¿”trompear” sería una declinacion o una conjugacion?

    • Carlos Castellá dijo:

      Si pero tampoco hice ninguna heroicidad, simplemente me cansé más de lo normal.
      A mi modo de ver trompo es un sustantivo, por tanto sólo tiene genero y número. Es verdad, sería una conjugación.

  10. Pouhon dijo:

    La realización de la carrera no estuvo muy fina en los momentos claves, en el 2º cambio de ruedas cuando el carril de la trazada óptima se iba secando e incitaba a arriesgar con slicks.
    Precisamente a Green sí lo “enfocaron” y se pudo ver bien que montó neumáticos de lluvia, también a Vietoris que arriesgó con slicks, demostrando luego que no era la mejor elección.
    Para ver que montaban los demás de cabeza la realización no lo puso fácil, o directamente no lo puso.

    El final de carrera tuvo interés por haber diferencia de grip notable entre algunos coches, provocada por la humedad en pista. En condiciones de seco me temo que hubiera sido la típica procesión de coches.

    Es curioso que el DTM imponga dos cambios de ruedas obligatorios, dentro de una ventana de vueltas, para intentar evitar procesiones de coches de principio a fin, pero luego ocurran cosas como la estrategia de Paffet (y ocurre en casi todas las carreras en seco), que hace un primer stint de 60 y pico vueltas para seguir con otro de solo 2 o 3 vueltas antes del cierre de la ventana, y que esto casi no afecte a su rendimiendo global porque los neumaticos lo permiten.
    Al final el resultado es que no se consigue volcar la importancia deportiva del sábado al domingo, que es lo que supongo que pretenden con las (actualmente innecesarias) paradas obligatorias.
    Se producen cambios durantes las paradas pero, salvo error en el cambio de ruedas, al final todo tiende al orden preestablecido sea cual sea la estrategia, porque casi da lo mismo tener un neumático nuevo que otro con el 70% de las vueltas.

    Es una pena que con la entrada de BMW el espectáculo del campeonato no cumpla con las espectativas creadas, teniendo además la clave para ello bien marcada y probada por Pirelli en la F1.
    Hankook tiene la pelota en su tejado, puede aportar fácilmente esa “salsa” que falta, cambiando la previsible linealidad a los neumáticos. O también contratando chamanes para que hagan llover por donde pase el campeonato, pero esto ofrece menos garantías 😉

    • Carlos Castellá dijo:

      Sin duda un tema de análisis será si se justifican las paradas al no haber repostajes, o que sentido tiene para cambiar unos neumáticos que, tal como apuntas, se gastan poco. De todas formas “stints” largos sin parar siempre ha habido estos últimos años y no siempre con éxito, sólo que cuando no salen bien nadie se da cuenta.

  11. JESUS dijo:

    Divertida y refrescante,… para volverla a ver cualquier noche de estas
    Saludos

    PD Dale Earnhardt Jr. parece que va en serio este año, cuando puedas nos escribes cuatro letras en torno a la Nascar, aquellas carreras y coches de antaño.

    Tu que tienes mano por ahi, no estaria demas que la DTM hiciese lucir los dorsales de los coches en tamaño XLL a todas caras para poder diferenciarlos en la tele sin esfuerzo… Para la gente de edad, ya esas letras y numeros son pequeñas

    • Hace años ya me quejé de eso, de que los nombres se veían poco y ¿sabes cual fue la respuesta? Que era una imposición de los departamentos de marketing de las marcas anunciantes. Si el nombre es muy grande, vas a buscar el rótulo para identificar al piloto sin fijarte en lo demás. Si no se ve, intentas identificar al piloto a través de los colores del coche, esto es, de los colores del patrocinador, que se te fijan mucho más en la memoria.
      Marketing…

    • cies dijo:

      Pues los americanos en general y los NASCAR en particular son los reyes en marketing y sus numeros en los coches son muy grandes…. e importantes

      • Si, pero es por una cuestión cultural: hicieron grandes y vistosos los números para que los vieran bien los “spotters” y con el tiempo eso se convirtió en una tradición y en un signo de identidad. Fíjate que eso es en la NASCAR, pero no en la Indy.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s