El monolito de Bernd Rosemeyer

Las crónicas de Javier del Arco en la revista “Formula” tuvieron una gran influencia en mi formación automovilística, tanto por su crónicas de actualidad como por sus artículos y reportajes históricos.

carlosflashb1

Y una de las épocas favoritas de Javier era el periodo de entreguerras, la lucha entre Auto Unión y Mercedes y sus dos grandes líderes, Rudolf Caracciola y Bernd Rosemeyer.

De Caracciola ya hablamos hace unos meses cuando fui a visitar el pequeño pero adecuado recuerdo que del gran piloto hay en el pueblo en el que nació. Ahora toca hablar de un recuerdo de Rosemeyer, un piloto de cuya vida y de cuyo accidente podríamos hablar o hacer varias entradas.

Lo cierto es que fue mi primer acto “arqueológico”, cuando en 1989 y en compañía de Antonio Burón fui por primera vez a Hockenheim. De acuerdo con las indicaciones de Javier, en la segunda zona de descanso de la autopista Frankfurt-Darmstadt estaba el monolito, que efectivamente encontramos sin demasiados problemas y donde nos hicimos alguna de las fotos que aparecen por aquí.

Después, durante los 25 años siguientes solo volví una o dos veces porque tampoco es que sea un lugar para detenerse a menudo. El año pasado me di cuenta de que hacía 25 años de mi primera visita, así que aprovechando que iba con Toni Cadenas al DTM, me dispuse a hacer una visita conmemorativa. Lamentablemente no pudo ser porque la zona de descanso estaba cerrada y tuvimos que pasar de largo.

carlosflashb2

Así que este año y aprovechando que de nuevo iba con Toni sí nos detuvimos e hicimos algunas de las fotos que aparecen aquí, en esta “comparativa” con 26 años de diferencia, en la que está claro que el letrero está cambiado de sitio y ha resistido el paso de los años mucho peor que yo. Afortunadamente el monolito, el punto exacto donde fue encontrado el cuerpo ya sin vida de Rosemeyer, está igual, solo que ese día tenia las huellas de las tormentas nocturnas.

Esta área de descanso de la autopista tiene una curiosidad: yendo hacia Darmstadt, se pasa por ella y no hay ninguna indicación que lo señale, hay que saberlo para parar a verlo. Pero si se va en sentido contrario, de Darmstadt hacia Frankfurt, al pasar a su altura está la inscripción de “Área de servicio Bernd Rosemeyer”. Una vez incluso me paré para ver si había alguna otra cosa o un paso para llegar al otro lado, pero no, el monolito está en el otro sentido. Allí estaba hace veintiséis años y allí sigue estando cuando lo visité, quizás por última vez, hace pocas semanas.

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Fórmula 1 y cosas históricas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a El monolito de Bernd Rosemeyer

  1. victorg dijo:

    Estimado,
    Leyendo en este blog es que me he enterado de esa época, para mí esto empezaba recién en 1950 con la instauración del Mundial. Aparte del libro de Neubauer, ¿qué otra lectura/libro consideras que vale la pena de esa época???

    PD : Pole!!!

  2. Jacobo dijo:

    Genial recuerdo tanto de Rosemeyer y el genial automovilismo pre-F1, como del gran Javier del Arco. Yo por mi edad conocí el final de la obra de Javier, cuando escribía para F1 Racing, y a partir de entonces descubrí fragmentos de su obra antigua, siempre con ese estilo y enfoque tan único y especial.

    Respecto al automovilismo del periodo entreguerras, comparto la opinión de que muy posiblemente sea el más apasionante. Pioneros de la velocidad que se montaban en aquellas bestias de Auto Union, Mercedes o Alfa Romeo para batir récords de velocidad en autopistas o templos como Avus, la mayoría dejándose la vida por el camino. Es genial comprobar que su recuerdo sigue vivo y continúan en pie monumentos en su memoria. Personalmente estaría encantado de que nos trajeras algún post sobre los Caracciola, Varzi, Rosemeyer, Nuvolari o Von Brautisch.

    Saludos!

    • Desde luego hacían cosas de gran envergadura técnica en unas condiciones muy peligrosas. Me gusta buscar estos recuerdos y en cuanto a las entradas de esta época no se si serían muy interesantes. Quedan ya muy lejos pero alguna pincelada voy poniendo de vez en cuando.

  3. Andres dijo:

    Saludos…un bonito recuerdo, aunque con el paso del tiempo solo quedara para los conocedores.
    Desconozco si alguien lo estara cuidando o dandole difusion al menos en la zona, pero por la ubicacion, creo que no es el caso. Lastima ya que de esos tiempos solo algunos nombres quedan… De ellos (tanto Auto Union como Mercedes) y otros deportistas alemanes de esos años, que mal la pasaron, como todo el mundo, pero fue la epoca que les toco y tuvieron que sortearlo.
    Aprovechando que estamos en la epoca….En la pelicula italiana de la vida de Ferrari se muestra un oficial aleman que era apasionado de las carreras y por eso desobedecio la orden de destruir la fabrica o matar a Enzo, aunque luego lo encontro en las carreras. Es cierto esto? Quien fue?

    PD en relacion a las fotos, como diria Gardel “Veinte años no son nada” aunque aqui sean algo mas….

    • No conozco esta historia del oficial que tenía que matar a Ferrari, pero teniendo en cuenta que la verdadera Ferrari nació en 1947 eso ya me suena a película de Holliwood.

      • Andres dijo:

        Algo asi, segun recuerdo, los fascistas usaron la fabrica de Ferrari para fabricar articulos para guerra, y Enzo tenia guardados diseños de autos para cuando terminara la guerra… pero desconozco si algun aleman al final de la guerra queria destruir la fabrica…y la pelicula es italiana, algo larga….

  4. Tenista dijo:

    Esta vez me quedo con ambas fotos. Como pasan los años y que bonitos son este tipo de recuerdos, que ademas llevan a otras epocas.

  5. cies dijo:

    ¿Que raro no?
    Que la indicacion del area de descanso esté en el lado en el que precisamente no hay nada.

  6. sardi2 dijo:

    Muy buenas las fotos en las mismas posturas e intentando las mismas posiciones (el cartel te falló)

    Las flores del monolito por lo menos indican que no esta abandonado de la mano de dios. Quedamos a la espera si te animas a contar algo mas de su historia

  7. Óscar Guzmán dijo:

    Terminar el día leyendo otra gran entrada suya y recordar a la persona que hizo me enganchara a este deporte, no puedo pedir más.
    Muchas gracias Carlos.

  8. 21prods dijo:

    Carlos, muy bonita entrada. Por ponerle un pero, me ha hecho sentirme mal el cierre, diciendo que puede ser la última vez que hayas visto el monolito. Me imagino que porque no esperas volver a pasar en 25 años por lo menos pero por un momento me sonó a despedida. En fin, será porque últimamente estoy un poco desanimado.

    Un abrazo,

    • Gracias prods, pero como puedes ver, tampoco es un sitio al que haya que ir a menudo o que tenga algo distinto cada vez. Lo he visto y ya está y tampoco me voy a pasar toda la vida yendo al DTM o a Hockenheim.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s