En busca de un objetivo

Durante el invierno de 1973-74 Porsche siguió trabajando en el Carrera, pero dotándolo de un nuevo motor sobre alimentado. El coche fue denominado Carrera RS Turbo.

1974 - Porsche Martini

Los objetivos de la marca alemana seguían siendo los Siluetas, pero las expectativas no eran tan claras ni para ellos ni para los publicistas de Martini.

En efecto, el campeonato de Siluetas había suscitado muchas controversias y la Federación estaba en permanente discusión con fabricantes como Alfa Romeo o Matra por un lado y la misma Porsche por el otro. Los primeros querían sacar fruto a sus inversiones y mantener en pie los Sport Prototipos que además resultaban mucho más atractivos de cara al público. El nuevo Reglamento inauguraba el Grupo 5, que debían ser coches derivados de coches homologados de los Grupo 1 a 4. Naturalmente los únicos que podrían ser competitivos una vez desarrollados eran los del último grupo, pero era necesario haber vendido 400 ejemplares en los dos últimos años para ser admitidos. Algo que solo Porsche y Lancia estaban en disposición de hacer.

porsche-911-rsr-turbo-martiniPor ello la temporada de 1974 volvió a ser un año sin grandes novedades técnicas a la espera de lo que podría ocurrir el año siguiente. Sólo Porsche con el Martini Racing siguió innovando con los experimentos del Carrera, un coche de 750 kg. de peso, motor de 2140 cm2 boxer equipado con la última versión del turbo KKK (Kuhnle, Koppe und Kausch) capaz de dar 450CV a 8.000 rpm. Con ruedas muy anchas y un alerón trasero enorme, su parecido con un coche de calle era, efectivamente, apenas una silueta.

El coche, siempre en manos de Herbert Müller y Gijs Van Lennep, consiguió buenos resultados y fue progresando a lo largo de la temporada, pero poco podía hacer contra los verdaderos prototipos. A pesar de ello estuvieron a punto de dar la sorpresa en Le Mans, ya que la robustez del vehículo les permitió alcanzar la segunda posición absoluta, batidos por el Matra de Pescarolo-Larrousse que solo les sacó seis vueltas. Otro segundo puesto en las 6 Horas de Watkins Glen, en Estados Unidos, fue su otro mejor resultado. En ocasiones se inscribió un segundo coche para Helmut Koinigg y Manfred Schurti, que fue siempre un laboratorio rodante.

A pesar de estos buenos resultados y de la repercusión mediática que el enorme Porsche generaba, a los hombres de Martini no terminaba de convencerles la propuesta de los Siluetas ya que no tenían nada claro cual iba a ser el futuro de esa especialidad. Y en Porsche tampoco estaban del todo seguros de lo que iba a ocurrir, así que optaron por guardarse las espaldas y prepararse para el futuro.1974 - Herbert Müller Interseries Silverstone

Durante ese mismo año 1974 le prestaron a Herbert Müller un Porsche 917/20, un modelo derivado de los 917 originales que habían sido reconvertidos para la serie americana CAN-AM. En este campeonato los Porsche eran los de la siguiente generación, los 917/30, pero un 917/20 podía ser muy útil para que compitiera en las Interseries. Este era un campeonato europeo que intentaba emular al americano, pero con el listón más bajo para facilitar la participación de muchos coches a precios razonables.

Aunque nunca fue un campeonato brillante, durante varios años la cosa funcionó ya que los participantes eran amateurs, no se movían del centro de Europa y así no es de extrañar que Müller, con un coche oficial y pintado con los colores de Martini, no tuviera demasiados problemas para imponerse. Pero el objetivo de Porsche y de su patrocinador no era ganar la Interseries, sino volver a poner el pista un prototipo de verdad a la espera de lo que pudiera pasar vista la incertidumbre de la FISA (FIA actual) con los reglamentos.

Y Martini además tampoco quiso estar tanto tiempo pisando terreno indefinido. El automovilismo era un excelente escaparate publicitario, así que a la vista de los hechos decidió seguir con Porsche, pero también volver a la Fórmula 1.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Martini & Rossi, historia y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a En busca de un objetivo

  1. Tenista dijo:

    No hay dia que no me sorprendas…. “Campeonato de los Siluetas” ni idea tenia de algo asi.

    Eso si, el Porsche con los colores de Martini, queda mas que precioso.

    ¿Que tendran esos colores para quedar siempre tan elegantes?

  2. Andres dijo:

    Saludos…creo que este tema de Campeonato de Siluetas es mas complicado que un auto prototipo, por algo Ferrari o Ford quisieron seguir con tanta categoria que hacian, que aunque fuera pensando en dar oportunidad a todos, termino mermando a la misma…
    Y si, el blanco siempre sera un color elegante y muy vistoso…

  3. sardi2 dijo:

    Yo tampoco tenia ni idea de dicho campeonato. Tendré que documentarme, al igual que otras muchas entradas que en mi caso particular me abren la curiosidad

    Por cierto, preciosa la foto inicial. Da una verdadera perspectiva de como era ese coche.

  4. Matador dijo:

    Maese, por favor, háblanos de ese campeonato de siluetas, del Stratos Gr 5, del Beta Montecarlo, del Ferrari Michelotto 308, emparéntanoslos con el BMW M1, que ya pusiste por aquí, para completar la historia. Y sigue hasta el Alfa 164 v12… Sé que poco tienen todos en común, salvo la idea de silueta (retomada también para el francés de turismos de los 80), pero pocos coches “de calle” más espectaculares y bellos que éstos se han visto nunca. Además alguno lució la librea Martini Racing…

    • Jacobo dijo:

      Me sumo a tu petición, todas esas máquinas espectaculares del grupo 5, que eran espectaculares…

      Respecto a los siluetas, es un concepto que sigue vivo, en competiciones como por ejemplo el DTM, en que que cada fabricante ´´viste´´ con su carrocería un vehículo con el que no comparte base mecánica. Los grupo B de rallies también lo eran, algunos con tan poco en común con el modelo del que derivaban como el Austin Metro 6R4, en cuyo desarrollo contaron con la asistencia de Williams. También creo recordar como bien dices la existencia de un campeonato nacional de Francia de siluetas aunque yo lo recuerdo (no sé si erradamente) algo más reciente!

      Saludos!

      • El campeonato de Francia lo recuerdo vagamente, pero tengo una larga colección de revistas Sport Auto así que intentaré rescatar alguna cosa.

    • Hago lo que puedo… En serio, me gusta ir trayendo cosas interesantes, me alegre o que te gusten.

  5. Muchas gracias por traer a escena estas grandes competiciones. Una lástima que casi todo, como bien apuntas, fuera fagocitado vorazmente por la F-1. Perdimos una plétora de campeonatos que… en fin. Un saludo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s