Mi Gran Premio USA

Tras una semana de descanso y con el DTM como un objetivo ya para el año próximo, toca ir a Austin, en Estados Unidos. Esta si es una experiencia que me apetece a pesar de que voy a estar solo cuatro días y no tengo la menor intención de hacer turismo.

IMG_3939

Pero todo el mundo me dice que este es un circuito que vale la pena a pesar de ser un tilkódromo, así que decido ir con la mente abierta y sin prejuicios. De todas maneras la perspectiva de un GP con solo 18 coches no promete demasiado.

Miércoles 30 de Octubre

Me levanto a las seis de la mañana porque ayer no pude hacer el check in por Internet, así que prefiero ir con tiempo, decisión acertada porque hay cola, primero para hacer el automático y después para entregar la maleta. Y por supuesto para que te pregunten una serie de chorradas tales como si he hecho yo la maleta o me la ha hecho mi mamá.

IMG_3838Tras todos los trámites y después de saludar a Oriol Puigdemont, que sale a la misma hora pero con destino a Nueva York (yo voy a Filadelfia) inicio el viaje de nueve horas para cruzar el Atlántico. La verdad es que no se me hace largo. Veo una película, leo Auto Sprint e incluso le pego un buen bocado de páginas a un libro que compré sobre automovilismo y que es sencillamente espantoso. Quiero acabarlo cuanto antes porque me temo que si al volver a casa no lo he hecho, se quedará sin terminar.

Llego a Filadelfia y me sorprende la cantidad de empleados y vigilantes que hay dirigiendo y ayudando a quienes llegamos. Está todo muy bien organizado y paso todos los controles de inmigración y de maleta sin ningún inconveniente. Claro que otras vez los de Supersport me han provisto de todo lo necesario y así es muy fácil.

Estoy casi tres horas, pero aprovecho para comer y dar una vuelta por el aeropuerto. Aparte de la tienda de Harleys, todo lo que veo es más o menos lo habitual de los aeropuertos. Después ya me voy a una sala de espera que no es la mía, pero no me equivoco, es que hay enchufes en la pared delante de los asientos y aprovecho para recargar mis aparatos.

El segundo viaje hasta Austin es un poco más pesado a pesar de durar la mitad, pero entre que me quedo dormido, un poco más de lectura y terminar de ver una película de Woody Allen que tenía a medias, completo las más de doce horas de vuelo. Ya en Austin, en la cola para alquilar el coche me encuentro a Manuel Franco.IMG_3843

Es de noche, para mi son las once de la noche (horario de Filadelfia, no de España) pero oficialmente son las nueve p.m. así que un poco liado con tanto cambio horario me voy hacia el hotel. Y aquí empieza la aventura. Primero el GPS no quiere saber nada de la dirección, una empleada de Avis me orienta y el cacharro me lleva casi hasta mi destino, pero de pronto decide que me he de ir hacia el sur la friolera de cuarenta millas. Cuando me doy cuenta de que está pasando algo raro (la voz del GPS es en americano con chicle, zapatilla y ortodoncia en la boca todo al mismo tiempo) decido salir de la autopista, consultar mis mapas (ya estoy escarmentado) darme cuenta de que efectivamente voy mal, enderezar la situación, pasarme media hora dando vueltas al mismo sitio sin encontrar el dichoso hotel hasta que por fin me doy cuenta de donde está, en el lateral de la autopista que yo trataba de evitar para no acabar en Dallas.

Finalmente llego, subo a la habitación y bajo enseguida a cenar algo en el bar porque es muy tarde. ¡Caramba menudo recibimiento! una lugar absolutamente tejano, a la primera que veo es a una chica vestida de policía pero con mini falda y botas, se me corta el hipo pero entonces me doy cuenta de que todo el personal va disfrazado, estamos en Halloween. Hay escenario con un grupo de rock pegando fuerte. Todo muy americano para completar que en apenas un par de horas he visto casi todos los tópicos posibles. Los coches enormes, los camiones descomunales, las típicas señales de tráfico, alguna que otra Harley, policías llenos de chapas y distintivos (hay que ver como les gusta eso) obesos increíbles, autobuses escolares amarillos y por supuesto mástiles con la bandera por doquier; sin olvidar zonas comerciales descomunales y zonas residenciales, una iglesia presbiteriana, varios desguaces, anuncios en español como un taller de un tal “Martines” y un camión con el nombre de “Vilafranca’s” en la puerta. Y todo esto de noche…

IMG_4017

Cuando me acuesto consulto el reloj mundial de mi iphone. En España son las seis de la mañana, así que llevo 24 horas “non stop”, solo he dormido un hora en el segundo avión.

Jueves 30 de Octubre

Por la mañana me encuentro de nuevo a Manu Franco, resulta que está en este hotel. Le digo que si lo llego a saber le espero ayer, pero enseguida me corta para explicarme que su GPS no reconocía el hotel, que le envió hacia el Sur, que tuvo que parar, situarse, dar media vuelta, etc. etc. Menos mal, pensaba que estas cosas solo me pasan a mi.

Tras una hora perdida por culpa de un recepcionista imbécil que tenía mi pase de parking y me ha dicho que no hasta que he llamado a Alex y ha deshecho el entuerto, voy al circuito. Y ¡voilà! mi GPS no reconoce su existencia ni colocando la dirección, así que decido apagarlo y volver a los viejos tiempos. Mapa, gafas graduadas puestas para ir consultado sin tener que parar y alea jacta est.

IMG_3917No me cuesta demasiado, aunque la única indicación hacia el circuito está cuando ya no hace falta. Luego toca encontrar el centro de acreditaciones, que está a unas cinco kilómetros, pero lo mejor es que está indicado para los que van en un solo sentido. Cuando entiendo que no puede estar tan lejos y doy la vuelta es cuando veo el letrero. Menos mal que hoy es jueves y por tanto no tengo ningún horario que cumplir.

Tras entrar y saludar al personal de Movistar TV me voy raudo a visitar el circuito. Merlos me había dicho que era muy bonito, probablemente el mejor de Tilke y la verdad es que tras dos horas de patearlo creo que no le falta razón. Está bien, da mucho más que en televisión, es grande pero no faraónico, pero ello no impide que el trazado tenga los mismos problemas de siempre, son poco selectivos con tanta escapatoria infinita y curvas tan poco exigentes.

Durante mi excursión llego al pie de la torre y subo a lo más alto, a pasar un poco de miedo escénico porque aquí arriba todo es acristalado, de manera que uno tiene la sensación de enfrentarse al vacío. Menos mal que en esto ya tengo algo de experiencia: las terrazas de las torres de televisión de Shanghai y de Munich también hacen este efecto aunque en esta es más acusado al haber más superficie transparente y que además solo llega un poco más arriba de la cintura. El resto es aire libre.

Después voy hasta el paddock de la Porsche y la Ferrari y lo hago yendo por dentro del circuito, ventajas de venir un día antes, así puedo “pisarlo”. Alex Riberas no corre, pero sí Pepe Massot. Al primero que veo es a su padre y lo deduzco fácil, oigo a alguien que está hablando por teléfono en catalán así que como estamos en Texas hay pocas dudas de que debe ser el. De todas formas esto es relativo, mañana por la tarde nos llevaremos una sorpresa.IMG_3953

Cuando termina el programa de hoy de Movistar TV llevo a Miguel Martínez Cueto y a Pablo de Gregorio a su hotel y después me voy al mío. Es pronto, pero ahora acuso el cambio de horario, decido quedarme aquí, descansar y bajar a cenar otra vez al bar escuchando una buena sesión de Rock&Roll. El grupo de hoy es inclasificable. Todos tipos mayores, que se van turnando y cada veinte minutos aparece uno nuevo que entra mientras el que sale se queda de charla en el bar. Uno de ellos viene a hablar conmigo. Me da un abrazo cuando le digo que en España tenemos una canción que se ha convertido en una máxima, “the old rockers never die”, sin duda le viene al pelo.

Viernes 31 de Octubre

Me toca ir al otro hotel a buscar a Miguel, Pablo y Albert Palau a las siete de la mañana. Antes me he despertado a las cuatro para mandar un comunicado de Audi a la hora correcta en España. Salgo de noche, hace fresquito pero lo peor es hacerlo sin desayunar.

Toca hacer los libres 1 con Merlos y Dani Clos y al terminar me voy al paddock de la Porsche. Allí encuentro a Alex Riberas y a la responsable de Prensa, Anne Schildmacher. Mientras hablamos llega una de sus ayudantes y me pone la pulsera de acceso libre al hospitality. Bien, este finde voy a comer caliente.

Le pregunto a Anne como es el formato de clasificación y cuantos juegos de neumáticos tienen para este fin de semana que hay dos carreras. Me dice aquello de “esta sí es una buena pregunta”, no lo sabe pero lo averigua con prontitud. Después estos datos aparecerán añadidos en uno de sus comunicados.

Estoy un buen rato por el paddock, hablo con Alex que no corre por problemas en su coche, como tampoco Connor de Philippi quien me cuenta que en Hockenheim su coche quedó tocado y ya no tiene más presupuesto. Me vuelvo a la cabina, toca hacer los libres 2. La verdad es que las dos sesiones son aburridas, lo cual no me sorprende en un tilkódromo. Cierto, el circuito es bonito, pero el trazado presenta los problemas de siempre: escapatorias sin peligro, dificultades más que previsibles y por tanto poca o nula variación en el guión.

IMG_3986

Al terminar hago corrillo en la inmensa Sala de Prensa con Cristobal Rosaleny, Jacobo Vega, Marco Canseco y Antonio Lobato. Tras unos minutos de intercambiar opiniones cada uno se va a lo suyo. Yo, a reunirme con el grupo de Movistar TV donde Alex me dice que me van a quitar el coche para cedérselo a Merlos, Villadelprat y Clos. Lógico, ellos son tres y yo voy solo, es mucho más fácil reubicarme a mi y además voy encantado con la gente de Supersport.

Nos vamos los cuatro y nos pasamos un buen rato divertido dentro del coche porque yo protesto ya que me dejan pie a tierra y ellos celebran que les den un coche tan espectacular (Nissan Máxima) y van haciendo bromas sobre los sitios donde ahora van a poder ir mientras yo me tengo que fastidiar. Pasamos por el aeropuerto para añadirles como conductores y cual no será nuestra sorpresa al encontrarnos con una empleada de Avis cuya madre es de Manresa. Sí, a pesar de que estamos en Texas, habla catalán. Vamos hasta mi hotel, yo me quedo y ellos ya se van. Cuando bajo a cenar la banda de rock de hoy aún no ha empezado, así que me retiro pronto.

Sábado 1 de Noviembre

Horario temprano, la 6.45h. para salir, llego a la recepción un poco antes porque he visto que a esta hora ya se puede desayunar. Hace un frío del demonio porque aún es de noche, típico tiempo del desierto. En cuanto sale el sol nos freímos.

IMG_3973Cuando llegamos le pregunto a Miguel si hemos de pintar la línea de salida o algo por el estilo, porque sino no entiendo que diablos hacemos aquí tan pronto. Si, consumir café y algo de desayuno porque otra cosa no. Sin embargo el tiempo pasa rápido, voy a dar un paseo por el paddock y me encuentro a Michael, el fotógrafo de Audi y a Antonio Félix da Costa.

Veo los libres desde el TV Compound subiéndome a un raíl y utilizando la valla de seguridad para estar cogido sin perder el equilibrio. Mi idea triunfa y a los pocos minutos ya somos varios los que estamos encaramados viendo los coches. Visto así, a ojo y en plan público tengo la misma sensación que en Sochi. Esta Fórmula 1 moderna es tremendamente aburrida, el paso de los coches es con cuentagotas (a ver, hay tan pocos) y la falta de ruido hace perder tensión.

Cuando me canso de aburrirme me voy a ver el resto de la sesión al módulo y después ya me voy yo a la cabina para la sesión de Clasificación de la Porsche, que transcurre sin mayor novedad. Al terminar decido irme al paddock de Porsche aunque esté lejos y ningún coche de la organización quiera llevarme. Felicito a Niki Thiim por la pole pero no me entretengo demasiado, apenas tengo tiempo de almorzar y me vuelvo al módulo a ver la Clasificación de Fórmula 1. Al terminar me toca subir a la cabina para la carrera de la Porsche, que a mi modo de ver es mucho más interesante que todo lo que he visto hoy. Claro que esto empieza a ser deformación profesional, el titulo casi se decide después de que los dos aspirantes hayan estado luchando entre ellos y acaben tocándose.

Cuando regreso al módulo el ambiente es ya de final del día. No es que sea muy tarde, pero todos estamos algo cansados, especialmente los (muchos) que ayer se fueron a celebrar el Halloween a Austin, a su famosa sexta avenida. Por lo que han explicado esta mañana, la fiesta callejera fue espectacular y como se dice habitualmente, la noche fue larga así que nadie se apunta a la carrera solidaria del circuito de Austin y vamos saliendo todos camino del hotel.

Tras un buen rato de descanso y de relax bajo a cenar. Me encuentro a un buen grupo de los nuestros (por ahí debe haber una foto) así que hoy la cena no es en solitario sino en grupo. La banda de hoy va de tendencia Heavy Metal, tocan bien y fuerte pero el cantante tiene una voz muy quebrada. Sobre las once de la noche empieza la retirada.IMG_4001

Domingo 2 de Noviembre

Otra vez en pie a las cuatro de la madrugada para controlar la carrera del WEC en China. Afortunadamente hoy toca el cambio de hora aquí en USA así que tenemos una hora más para dormir. Tengo un ataque descomunal de tos que me asusta, pero luego al levantarme por la mañana está todo en orden.

Hoy Alex nos ha puesto la diana a las nueve y media, lo cual es muy tarde para lo que estamos habituados. Llegamos un poco justo porque hay un buen lío para entrar en el circuito, el lleno será espectacular. Tal como arribamos a la TV Compound y dejamos a los demás, Juanjo Martínez y yo nos vamos a buscar a Alex para que venga a retransmitir conmigo la Porsche.

Alex (Thompson) le consigue un pase de paddock (lo que no consiga ella es que no se puede conseguir) y apurados de tiempo subimos a la cabina. Con las prisas se me caen las gafas y se rompen, menos mal que Giovanni está aquí y con cinta aislante me hace un apaño, de lo contrario hubiera tenido que locutar la carrera con un solo ojo. Nos lo pasamos de miedo, la carrera es buenísima y tener a un piloto como Alex al lado, que comunica muy bien, es una delicia. La carrera se nos pasa en un abrir y cerrar de ojos. Al terminar no vamos a pasear por el paddock de la Fórmula 1, aprovecho para hacer un poco de cicerone y presentarle a unos cuantos colegas.

Sobre las 13.30h nos despedimos hasta después, él se va al paddock de la Porsche a seguir con sus asuntos y yo a ver la carrera desde el módulo. Pasadas las primeras vueltas salgo a verlos en vivo otra vez, a “leer” la carrera a vista. Estoy un buen número de vueltas porque me parece más interesante que la de Sochi, al menos aquí tengo la sensación de estar viendo una carrera, no un desfile.

IMG_4028

Terminado el Gran Premio sin mayor novedad toca ayudar a Juanjo y compañía para ir a hacer el debate de María… ¡en lo alto de la torre, en el mirador! Les acompaño por si falla alguno de los invitados, pero afortunadamente no es así. Yo me encargo de ir a buscar a Alex, mientras después llegan Miguel Martínez Cueto, Pablo Juanarena y Cristóbal Rosaleny. Ahí, casi en el vacío, con el sol que va cayendo y con la torre que se balancea, están todos hablando con el corazón encogido, especialmente Pablo, que acaba sufriendo los rigores de la altura y que no sabe donde mirar, porque el suelo acristalado no hace más que empeorar las cosas. Técnicamente hacer esto desde aquí arriba es un reto, ninguna otra televisión se ha atrevido a subir. Albert Palau lo dirige con mano maestra desde la realización y todo sale perfecto.

Al terminar ya es de noche, volvemos a la TV compound para recoger, despedirnos y volvernos al hotel. Como cada día, un tiempo de descanso, de escribir y ordenar y otra vez a cenar. Ha vuelto la banda inclasificable tocando esta vez a ritmo de jazz. Una mujer que luego me contará que es de origen vietnamita entabla conversación con nosotros (estoy con el grupo de Iker, Troyano y los demás cámaras) ofendida porque ellos están hablando y mirando el móvil en lugar de a la banda. Le digo que la música no se ve, se escucha y cuando el “front man” sale a dar un paseo me saluda efusivamente, es el mismo del otro día. Esto desconcierta a esa mujer que inmediatamente se hace amiga mía. Vaya, quizás de haber insistido un poco más habría ligado…

Lunes 3 de Noviembre

A las siete y media me recoge un taxi y me deja en el aeropuerto. Paso los controles con un solo problema: no he podido cambiar los asientos asignados de mis vuelos y en ambos me toca el asiento central, así que serán unos viajes un poco más duros que a la ida.

IMG_3999La llegada al JFK de Nueva York y el cambio de avión es lo único que me da un poco de miedo a priori por la leyenda negra de este aeropuerto, pero mi sorpresa será mayúscula cuando salimos por la puerta número 39, miro el panel de salidas… ¡y tengo que embarcar en la 41! No tengo más que cruzar la sala de un lado a otro. Hasta me cuesta creer que sea tan fácil porque esto no me había pasado nunca, ni siquiera en Alemania.

Todo parece ir bien, embarcamos en el avión… y empiezan a torcerse las cosas. Tras casi una hora de espera nos comunican que tenemos una avería y que hay que abandonar la nave. Nos estamos dos horas más de espera durante las cuales nos dan un ticket de 12 dólares para comida. Y cuando embarcamos en el nuevo avión, aún perdemos una hora más mientras un par de mecánicos intentan arreglar algo de la puerta, a la vista de todo el mundo.

La tensión va creciendo y también las bromas, como el avión no se mueve y los mecánicos no parecen resolver el problema empiezan a oírse gritos de protesta y de chanza: “¡Trata de arrancarlo Carlos! ¡Houston tenemos un problema! ¡Para la cena quiero langosta! ¿Iremos por el aire o por carretera? ¿Alguien ha traído el Teletac para los peajes?” Y el desmadre ya es general cuando en las pantallitas aparece una grabación con una azafata que termina diciendo “enjoy your flight”.

Tras una larga noche loca en el avión llegamos a Barcelona con cuatro horas de retraso y por tanto con el día prácticamente perdido. Afortunadamente llega la maleta, así que puedo irme a casa y dar por finalizado este viaje.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Otras cosas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

15 respuestas a Mi Gran Premio USA

  1. Tenista dijo:

    Tiene tela tu trabajo. ¿Cuando descansas?. Aunque mole y tal, me imagino que el nivel de presion y estres sera brutal. Pero claro, bajas por la noche al bar y a dar rienda suelta a la cena, “hasta las once”, por favor!

    En fin, como siempre Maese, gran Finde!

  2. Andres dijo:

    Saludos…pense que subirias una foto tuya disfrazado por Halloween, comiendo una hamburgesa (espero que alla sepan mejor) o con Pamela Anderson, pero viendo tu Gran Premio, veo que no fue posible.
    Del circuto una vez lo vi por Google Maps, el viaje desde Austin y la verdad es que no vi anuncio, y pasa desapercibido, eso es algo malo ya que parece escondido, como algo que nadie quiere ver. Fuera de la torre mayor, creo que no tiene mayor chiste, y justo ayer vi un video que alguien subio desde la curva 5, puf, que mal se ve, si es asi, prefiero ir a ver la carrera de NASCAR. Peor con los 18 autos que en la primera vuelta se hicieron 16, y despues fueron 14 -con Raikkonen y Esteban solo paseando-. Para un autodromo grande, eso duele. Eso si, de la posicion 8 a la 14, estaban pegados y con ganas de rebasar.
    Desconozco como estaba el ambiente, ya que al menos espero no cambie, con la parrillada y la cerveza a todo en el estacionamiento. Lastima que ahora no fueron las Vaqueritas como el año pasado, ya que se veia todo muy a la americana. Otra vez vuelvo con el comentario, debe NBC decirle a Bernie que si quiere competir con NASCAR esta bien, pero con la NFL no, que busque cambiar la fecha para que tenga mejor exposicion….una carrera sabatina tal vez le llamaria la atencion…en Long Beach…eso ya es sueño mio pero este año se menciono que tal vez en dos mas regrese….
    Que pena el viaje de regreso, eso si fue de Halloween, creo que nunca te habia pasado…y donde fue a pasar.
    Del turismo, esta todo tan lejos, que no se puede asi. Estando alla, tal vez visitar Talladega, un clasico, o por NY cerca esta Bristol, otro…pero hay que darse espacio…
    Ahora me imagino que descansaras bastante, que esta temporada se acaba….

    • Pues si, espero que se acabe. Me falta solo Abu Dhabi. En cuanto a la vista desde las curvas creo que es bastante buena, se ve un buen trecho, y el ambiente estaba bien, o al menos así me lo pareció.

      • Andres dijo:

        Vas a Abu Dhabi?? Cuidado con lo qe hagas, dicen que los jeques son muy quisquillosos

  3. Rommario dijo:

    Gran Relato Maese, la banda inclasificable muy bueno, vaya sufrimiento con el GPS, pero bueno, ya estas de regreso

  4. FanF1 dijo:

    Enhorabuena a todos por el trabajo. Da gusto pagar por un producto así. De 10, en serio, enhorabuena a cada uno de vosotros…algunas curiosidades: entre periodistas, cámaras, técnicos etc etc… Cuántos viajáis a cada GP? Sois de las TV más grandes allí, no?

    En cuanto a ti espero que en 2015 sigas con tu mismo puesto en 2015 en MovistarTV haciéndonos disfrutar con GP3 y Porsche…y a ver si se anima a la GP2 o alguna otra competición jejejej

    Por último, me parece una gran idea eso de que vayáis a dar los test pretemporada F1, es algo nuevo y casi innovador en todo el Mundo. Lo dicho, enhorabuena a todos un trabajo GENIAL, de 10

  5. ¡Gracias en nombre de todos! Respecto al año próximo, aún está un poco lejos, pero vamos, espero que todo vaya bien. ¿Cuantos somos? Pues no los he contado, pero creo que unos 25.

  6. sardi2 dijo:

    Buenisima esta cronica. Poco que decir, salvo que me ha sorprendido que no este publicitado el circuito, que para estas cosas los americanos son los amos.

  7. +karreras-futbol dijo:

    Lastima que Movistar no te haya llevado a Brasil.
    Nos priva de tu viaje y de las fotos de “lindas garotas”

    • Pues más de uno se habría cambiado por mí. Para muchos este es uno de los peores viajes, por el tráfico, la inseguridad y el caos general.

      • +karreras-futbol dijo:

        genial respuesta.
        nada relacionado con la carrera.
        como el viejo continente no hay nada.
        como se nota que a mr.e , todo esto no le influye en absoluto.

  8. Chueco dijo:

    ¿Y la foto de la policía de la primera noche? Por cierto, que una foto con las gafas sujetas con cinta aislante sería muy nerda… 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s