The British Green

Aprovechando los test invernales de Fórmula 1, pude asistir un año más a la gran Asamblea de los Nerdos (y sin embargo amigos) durante la cual se trataron diversos y sesudos temas, tales como el Nerd Harlem Shake, la calidad, textura, sabor y volumen de las hamburguesas del ultranerd Aren o el siempre delicioso tiramisú del nerd APM Niki.

1908 - Napier

En los debates asamblearios sobre carreras que tuvieron lugar una vez liquidados los temas importantes (es decir, la comilona), al Nerd ¡¡Bazzinga!! Sergio se le ocurrió decir que el color verde es sinónimo de mala suerte, a lo que inmediatamente repliqué, porque el verde es un color de buena suerte, al menos en Francia y por eso los ingleses lo adoptaron como su color nacional.

Conté la historia aunque sin demasiados detalles porque había algún dato que no recordaba, por lo cual un día de estos decidí volver sobre el asunto y ahora aprovecho para hacer una entrada aclaratoria del origen francés del famoso “British Green”.

En el año 1900 se creó la Copa Gordon Bennet, cuyo motivo era el de enfrentar a los fabricantes de coches de diversos países entre sí, en la que debía ser una especie de Copa de las Naciones. Era obligatorio que el coche estuviera construido íntegramente en el país y sólo podían participar tres coches por equipo, por lo que tenían que llevarse a cabo eliminatorias previas y el país ganador era el encargado de organizar la Copa al año siguiente. Además se decidió que cada país adoptara un color determinado para sus coches.

1905 - Gordon - Bennet

“Circuito” de Auvergne, edición 1905 de la Gordon-Bennet.

Ese mismo año de 1900 David Napier fabricó su primer vehículo de calle y fichó para venderlo a un australiano emprendedor y sagaz, Selwyn Francis Edge, que era un buen comercial y que entendió perfectamente que las carreras eran un gran vehículo de promoción. Él mismo se puso al volante para participar en algunas de ellas.

Y en cierta ocasión decidió ampliar fronteras e irse a correr a Francia. Envió su inscripción para una prueba y cuando le llegó la aceptación observó disgustado que le habían atribuido el nº 13, ante lo cual decidió buscar un antídoto a semejante mal fario y acabó sabiendo que en Francia una de las cosas consideras portadoras de fortuna era el color verde. Así que decidió pintar su Napier de ese color para participar en aquella carrera.

Un año más tarde (1902) Gran Bretaña decidió participar en la Gordon Bennet y en las pruebas clasificatorias los elegidos fueron dos Wolseley y el Napier. Cuando tocó elegir el color representativo de Gran Bretaña, los ingleses se llevaron la sorpresa de que el blanco, el azul y el rojo característicos de la bandera de la Unión Jack ya estaban adjudicados a otros países, así que Edge les contó su historia y como la carrera volvía a pisar suelo francés, ya que había que ir de París a Insbruck, se decidió adoptar aquel verde como el color del equipo inglés.

La Gordon Bennet sólo la disputaron seis coches, tres franceses (detentores del título) y los tres británicos. La Copa se celebró conjuntamente con la París – Viena, que contaba con ciento treinta y siete inscritos en un recorrido sobre carreteras (es un decir) y caminos de libre circulación.

Antes de llegar a Insbruck cinco de los seis participantes de la Copa habían abandonado, por lo que el sexto, el Napier de Francis Edge copilotado por su primo Cecil, fue el ganador, conquistando la primera victoria internacional para Gran Bretaña y derrotando por primera vez a los franceses en la Copa.

El éxito fue suficiente para que el Napier fuera rebautizado como “Napier Green”, un color que terminó de asentarse definitivamente cuando al año siguiente los ingleses tuvieron que organizar la carrera y se encontraron con el problema de que en Gran Bretaña las carreras en rutas abiertas estaban prohibidas, por lo cual debieron exiliarse en Irlanda. Lo cual les vino de perlas ya que el verde es el color nacional irlandés, por lo que pudieron adoptar definitivamente aquel color, que con el paso del tiempo acabó consolidándose y convirtiéndose definitivamente en el “British Green”.

edge's green Napier-1

Se supone que este es el verdadero Napier de 1902 en la Gordon Bennet. La foto es de internet y un poco mejor que la que tengo yo en otro libro donde el coche y sus intrépidos ocupantes parecen ser los mismos.

Hay mucha información de aquella edición de 1903 y en muchos lugares se atribuye a esa carrera y a la coincidencia del color verde de Irlanda como el inicio del “British Green”, aunque según mis informaciones ese inicio fue un año antes, tal como lo he contado.

Y como final de este relato histórico, decir que la foto de entrada corresponde a un Napier de 1908, en una carrera de coches clásicos en el circuito de Silverstone, que como se puede ver, ha cambiado mucho. La foto tiene también su historia, porque pertenece al primer libro que tuve sobre automovilismo y que aún conservo, que me regalaron en 1970. Es un libro suizo, editado en Laussane en 1968, así que la foto debe estar próxima a cumplir los cincuenta años (¡cielos!).

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Otras cosas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

24 respuestas a The British Green

  1. Borja Sanz dijo:

    Curiosa la historia de porque la mayoría de coches de carreras ingleses eran de color verde; Lotus, BRM, Cooper, Brabham y algún otro en F1 y Jaguar, Bentley en otras carreras como las 24 horas de Le Mans.
    Un placer leer este tipo de historias de los comienzos del “motorsport”.

    Saludos

  2. Elena dijo:

    Muy interesante! Leí cuando lo mencionases y gracias por retomarlo y explicarlo, ya que mi información al respecto viene de Richard Hammond en un video de Top Gear dónde sólo cuenta lo de irlanda y la adaptación del verde en su honor. También se vanagloria de ser el verde inglés el único color que se mantiene como ‘racing national color’ desde esa época y tampoco he podido encontrar mucho sobre esto a parte de la lista azul-Fracia, amarillo-Bélgica, blanco-Japón/América, negro/plata-Alemania…

    • Elena dijo:

      ¡Me han bailado un poco los colores! Alemania tenía el blanco hasta los años 30, que les quitaron la pintura para ahorrar peso y los dejaron plateados… De los otros ni idea, pero seguro que todos tienen sus historias

      • De lo de Mercedes hay muchas dudas sobre esa historia, para muchos apócrifa. La verdad es que los únicos colores que verdaderamente funcionaron (y aún funcionan) son el azul francés, el plateado alemán, el blanco japonés y el rojo italiano. Además del British, claro.

  3. Andres dijo:

    Mira que curioso, nunca pensé que seria la razón por la que se adopto el color en los autos británicos. Sabia que los verdes son británicos, los rojos italianos (aun hay uno así rodando por ahí, creo que el único), azules franceses y plateados los alemanes (esa historia si me la se, je) pero no la razón.

    Buena historia, lo que nos dice mucho de ese inicio del automovilismo, ya que ahora ni un color fijo tienen muchos.

    Saludos

    • Elena dijo:

      No te creas, algo se mantiene… Fíjate en McLaren (origen neozelandés, como color corporativo tienen el rocket red) , cuando eran Honda eran blancos (y los Honda y Super Aguri también lo eran), ahora que son Mercedes son plateados, los coloni de GP2 eran rojos, casi todas las escuderías inglesas han sido verdes en algún momento y lo mismo con las francesas y el azul.. El rojo por lo que sé era el color de Alfa Romeo y después lo adaptó Ferrari. Renault (amarillo) y BMW (blanco con las 3 franjas, además el plateado es de los alemanes nazis y BMW era de la otra Alemania) tienen colores corporativos asi que no son buenos ejemplos.

      • Buenos ejemplos Elena, aunque el color neozelandés es mayoritariamente el negro (los famosos Old Blacks por ejemplo). Bruce McLaren eligió el color naranja porque ya había muchos coches rojos, y con los años identificamos Nueva Zelanda con el naranja por los McLaren, pero ese no es el color del país.

  4. cies dijo:

    Los nerdos jejeje,
    veo que la reunion nerda es un buen lugar para eso que a tí tanto te gusta maese: darle una vuelta de tuerca más a algún tema racing.

    ¿¿el coche de la segunda foto va pasado de frenada y con sobreviraje??
    (Sí lo se, estoy como una cabra)

    • ¡Ja,ja! No, es que se le ha quedado abierto el DRS…

      • Festen dijo:

        Diría que más bien esta haciendo un sasar* 😉 ya que van piloto y copiloto abordo …. además en la casa de la derecha se ve ya uno de los primeros anuncios de michelin en los circuitos XD…. por no hablar de la magnífica pelousse de la izquierda jajajaja…. ¡AH! y en la primera foto las grandes diferencias entre un open-wheel y un sports-car que esta en la parte posterior de la misma, ya entonces se obsesionaban con la aerodinámica y la ligereza de pesos…. lo que no se ve en esta foto es si lleva escapes “sopladores” que diría algún entendido de los motores ;)….

        Por cierto gran entrada, siempre disfruto mucho con las historias y las batallitas de “guerra” XD….

        * Término que utilizan el dúo Sainz/Molla para decir sacrificar curva, pero en versión rally…. que viene a ser pasar por la cuneta para así recortar unos metritos de recorrido y ganar unas décimas importantes.

      • ¿Y que me dices del regulador de distancia al suelo? Bien alto para no atropellar al perro que más tarde o más temprano aparecía en el camino…

  5. Muy interesante, no conocía el origen del color verde en los coches de carreras Ingleses. Digo Ingleses por que los Escoceses de la Eccurie Ecosse siempre han ido de azúl.

  6. Iván Vicario Martín dijo:

    Magnífica historia Carlos, como siempre. Da gusto leerte, de verdad, y aprender contigo.

  7. David dijo:

    Genial historia !!! Casi se puede oler la mezcla de polvo y hierba… y es que estas historias se agradecen! Por cierto muy apropiado ese entrecomillado en la foto del “circuito”. 🙂
    Saludos

  8. Jesús Sánchez dijo:

    Muy buena historia.
    Es realmente curioso el ver como determinadas cosas que hoy en día prevalecen, surgen de pequellos detalles tan simples.
    Por cierto, decirte que me gusta mucho la variedad y calidad de las fotos con las que ilustras los artículos. Algunas son auténticas joyas e historia de la fotografía automovilística. 😉

    Un saludo, maestro.

  9. +karreras-futbol dijo:

    Siempre aprendiendo contigo Maese.
    Viendo el vano motor de la primera foto, esta claro de donde salio el famoso ” baul de la Piquer”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s