La venganza

Al finalizar el Gran Premio en Mosport (Canadá) todos los equipos se aprestaron a llevar a cabo su rutina habitual. Los mecánicos, la de cargar coches y enseres en un par de camiones de alquiler y prepararse para iniciar el camino hasta Watkins Glen.

1974 - Watkins Glen

Los pilotos y dirigentes, aprovechar los días de fiesta para las casi obligadas visitas a Nueva York o a las cataratas del Niágara.

En aquellos tiempos los pilotos y los equipos disponían de mucho menos dinero que en los tiempos actuales así que nadie hacía estos viajes acompañado y resultaba más económico quedarse de vacaciones que volver a casa. También los medios de transporte eran mucho más precarios y caros, de manera que no era posible hacer dos GP en dos fines de semana consecutivos.

Por ello los equipos se trasladaron directamente al Glen, donde los organizadores habilitaron un par de días de pruebas previos, una pruebas cuyo concepto era muy distinto al de ahora: la pista se abría y allá se las apañara cada uno. No había apenas comisarios, ni controles ni servicios de seguridad o de auxilio. Para los equipos era una manera de trabajar relajada y muy distinta de la actual.

No es pues de extrañar que sucedieran cosas como la que pasó en Silverstone en 1969, cuando el jueves del Gran Premio se abrió la pista  para que quienes habían llegado con tiempo pudieran rodar si lo deseaban. El equipo Lotus no estaba todavía, así que Graham Hill estaba por allí pero no tenía coche, mientras Ron Tauranac, el patrón de Brabham, tenía el problema contrario: tenía los coches, pero Jack se había roto una muñeca e Ickx no había llegado todavía. Ante lo cual Ron le ofreció a Graham subirse a uno de sus coches ¡y así ambos pudieron ir entrando “en ambiente”!

Así pues los pilotos y equipos llegaron al Glen para encontrarse con la pista abierta y la posibilidad de poder rodar sin prisas ni agobios. De acuerdo con las instrucciones recibidas, el equipo Ferrari trabajaba especialmente en el coche de Clay, para intentar ganar el título. Todo pasaba por quedar delante de Emerson.

Tras la primera jornada todo estaba tranquilo ya que la ausencia de cronometraje oficial no permitía comparar los tiempos y cada uno iba a lo suyo. Pero aquella noche cuando estaba en su hotel, Clay recibió una llamada inesperada a la que contestó sin demasiadas cortesías antes de darse la vuelta y seguir durmiendo.

Clay Regazzoni - 01Pero por la mañana estuvo recordándola y dándole vueltas. No era una situación cómoda y aunque intentó abstraerse de ello, no pudo evitar que aquel asunto le desconcentrara. Como consecuencia de ello acabó cometiendo un error, saliéndose de la pista y dañando seriamente su monoplaza.

Días después, antes de empezar los entrenamientos libres “de verdad” el suizo tenía preparado un coche nuevo a partir de un chasis que había llegado de manera urgente junto a una serie de repuestos que los mecánicos habían instalado de acuerdo con las órdenes recibidas. Pero cuando las cosas empezaron a ir en serio, los dos pilotos de Ferrari se encontraron con un coche carente de estabilidad y difícil de pilotar, unos monoplazas que se parecían muy poco a los de unos días antes. Sin embargo la falta de buenos tiempos no encendió ninguna alarma, aunque todo el mundo estaba extrañado de la ausencia de Forghieri, cuyo concurso en la puesta a punto era fundamental.

Al día siguiente el Jefe Técnico seguía sin aparecer, así que mientras Montezemolo se ponía cada vez más nervioso, el ingeniero Caliri no sabía muy bien como solucionar aquellos misteriosos problemas de estabilidad. Quizás era culpa de aquellos amortiguadores recién llegados, pero no se atrevía a cambiarlos: las órdenes eran tajantes y la firma violeta no dejaba lugar a dudas sobre quien las había firmado. Dudó sobre comentárselo a Luca, pero pensó que si lo hacía igual este le obligaba a desobedecer las ordenes. Prefería no decir nada para no verse en semejante disyuntiva, él tenia unas instrucciones y prefería cumplirlas.

Al acabar la segunda sesión clasificatoria “Rega” estaba décimo, aunque sólo dos lugares por detrás de Emerson, su gran rival. A base de cambiar reglajes su coche era 14 km/h. más rápido que cualquier otro en velocidad punta, pero la estabilidad era nefasta. En carrera salió bien e incluso delante del brasileño, quien sin embargo le superó antes de acabar la primera vuelta. El subviraje de su monoplaza era atroz con los depósitos llenos y la situación aún se volvería peor ya que ante su sorpresa los topes de goma de los amortiguadores quedaron triturados por el exceso de peso. A consecuencia de ello los muelles empezaron a  funcionar de manera errática, convirtiendo el pilotaje en una cuestión de simple supervivencia para mantenerse dentro de la pista. Pocas vueltas después entró por primera vez a cambiar neumáticos. Los hizo en una segunda ocasión y hasta en una tercera pidiendo alguna solución. Pero no había nada que hacer, la carrera y el título estaban perdidos.

En el vuelo de regreso a Maranello no hubo bromas ni fiestas y Clay estaba decidido a pedir explicaciones de lo que había pasado. Ni Forghieri ni Caliri quisieron comentar nada de lo que había pasado y de lo que ellos habían visto en la pista y sobre todo fuera de ella. Poco a poco empezó a entender muchas cosas y a comprender que había sido víctima de un sabotaje.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en El Honor antes que el Título y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

36 respuestas a La venganza

  1. Iván Vicario Martín dijo:

    Nos tienes en ascuas Maese!!! Fantástica historia desde luego.
    Por cierto, gran noticia que siga Miguel, me temía que nos quedáramos sin tus diarios de las carreras.

  2. Al (21Prods) dijo:

    Carlos, en tu opinión y dando por cierto todo lo que relatas, ¿se habría atrevido Montezemolo a desobedecer una orden de Enzo Ferrari?

  3. Juan Quijano dijo:

    ¿Ferrari hizo perder a un piloto y a la escudería (con riesgo potencial muy alto, de perder también la vida) porque un piloto se cepilló a su amante?

    Recordando (yo era pequeño) la soberbia y orgullo de aquel señor, hay que reconocer que es muy plausible.

    Te está quedando un relato buenísimo, muchas gracias.

    • ¡Joder Juan que bestia eres! Yo lo estoy diciendo de manera suave, dándolo a entender, respetando el derecho de las personas a salirse de lo “políticamente correcto” y vas tu ¡chaf! llamas las cosas por su nombre…

      Bromas aparte, los topes de los amortiguadores no son potencialmente peligrosos, son una simple ayuda. No creo que por ello pusiera en riesgo la vida de los pilotos.

  4. JESUS dijo:

    El caso es que todo esto que nos cuentas, es lo que se sabe, la punta del iceberg, …

    ¿Pero que me dices?,… ya estamos otra vez, con eso de que la abuela fuma, con el tema de la DTM, “espero seguir”… espero que la cosa no acabe como la Nascar.

    Animo, le pondré una vela a San Cristóbal.

    Recuerdos.

    PD Mecahis la pena negra, me sabe mal que empiecen las temporadas y se acaben las Novelas de Carreras.

    • ¡ja, ja, la abuela fuma! Muy a mi pesar cada año hay que negociar y renegociar todos los temas de televisión y demás. Y tal como está el patio, no es nada fácil, así que siempre estamos con las dudas y las incertezas, que se le va a hacer.

  5. Alexio2008 dijo:

    Y yo lo quiero matar a Ferrari con retroactividad. En esa época yo era muy chico, pero para mí la fórmula 1 era Ferrari. Y perder un campeonato por eso! Es como matar a tu hija para vengarte de tu yerno…

    En fin, estas cosas son las que hacen “personajes” a las personas. Y Clay, además, un boludo importante. ¿No había otra secretaria dispuesta?

    Más allá de todo eso, es fascinante el submundo de la F1 de esa época. Abrir los circuitos para probar, tener que viajar a Chicago porque no había más vuelos a Nueva York, probar con el auto de otra escudería. Eran personas y no “entes” como los de ahora.

    A veces me pregunto qué tanto de progreso trae el progreso…

    • Como dice Jesús en el comentario anterior, sólo vemos la punta del iceberg, hay muchas cosas escondidas y de muchas no se sabe ni se sabrá nunca la verdad, como esta. No olvides que esta es una historia basada en una leyenda.
      En cuanto al progreso que trae el progreso pues eso… los tiempos cambian y hoy todo es políticamente correcto, ¿te imaginas a Alonso o a Vettel subiéndose a un McLaren a dar unas vueltecitas “para calentar”?

      • Al (21Prods) dijo:

        Como dices muchas veces Carlos, eran otros tiempos y ahora nos toca vivir otros, ni mejores ni peores en ese sentido, sino distintos. Estoy seguro de que si hoy en día la F1 fuese así no faltarían críticas en cuanto a las chapuzas, improcedencia de que Alonso o Vettel se suban a un McLaren, jaleo con los patrocinadores… Vaya, el mundo cambia, y suele cambiar por algo, porque todos cambiamos.

      • Alexio2008 dijo:

        Me quedé con una duda. En la primera foto se ve un Lotus con el número 1. Primero pensé que era de 1975, pero al pasar el mouse por encima dice 1974-Watkins Glen, así que me informé y para mi sorpresa, en 1974 el 1 lo tenía Lotus (Peterson), a pesar de que el campeón 73 fue Jackie Stewart.

        ¿Eso fue porque Jackie se retiró y Lotus sacó más puntos que Tyrrell? Los Tyrrell de Scheckter y Depailler corrieron con el 3 y el 4.

        Qué loco que alguien corra con el 1 sin haber sido campeón.

      • Efectivamente, ante la retirada de Stewart el nº1 y 2 fueron a Lotus, que habían ganado el campeonato de Constructores.

      • Iceman dijo:

        Hasta en dos ocasiones Damon Hill corrio con el cero ante las retiradas de Mansell y Prost …y ha sido el unico en toda la historia.

      • También Jody Scheckter corrió con el nº 0 en un par de carreras en 1973, pero vamos, el cero por ausencia del campeón del mundo es tal como dices.

  6. Rofial dijo:

    Amena historia.

    Aprovecho para preguntar unas cosillas, los neumáticos de aquel entonces ¿que compuestos existían?
    Creo que por aquel entonces el 100% de los equipos (corrigeme si me equivoco) usaban Goodyear, con lo que supongo que por norteamerica no habia ningún problema (varios camiones y listo), pero a la hora de viajar a Europa ¿fletaban aviones para cada GP?

    Cambiando de tercio, en aquella época ¿qué puesto ocupaba Montezemolo? ¿director deportivo, delegado…? estando Enzo no sé dónde encuadrarlo.

    Interesantes (y curiosas) estas entregas, me recuerdan al libro “Go Like Hell” con las intrigas de las batallas en Le Mans entre Ford y Ferrari.

    Un saludo.

    • La lucha era entre Goodyear y Firestone y estaba en los inicios de una verdadera “guerra de neumáticos”, pero aún no eran tan decisivos como empezaron a serlo poco después.
      En aquella época todos los GP eran europeos menos los dos o tres primeros y los dos o tres últimos, en Europa todo se hacía por carretera y cuando tocaba viajar allende los mares era un quebradero de cabeza logístico enorme porque no había los medios actuales… ni existía la FOCA, por lo cual cada uno iba por libre.
      Montezemolo fue Director Deportivo durante un par de temporadas. El Director Deportivo tenía todo el poder delegado en la carrera, pero no fuera de ella, donde mandaba Enzo. No existía el cargo de “Team Principal” que hay ahora.
      Y la lucha entre Ford y Ferrari en Le Mans también fue apasionante.

  7. Juan C. Blanco dijo:

    Michael Mann ha comprado los derechos de “Go Like Hell” para una película.

  8. ImprezaSTI dijo:

    Me quedo con las ganas de resolver varias dudas, pero no se porque me da que tendran respuesta en la próxima entrega, o sea que mejor espero para no “chafar” nada.

  9. andres dijo:

    Me imagino que faltaran aun dos post para acabar con este tema tan interesante… La Formula1novela se puso interesante. Falta saber que paso con la secretaria, Lauda siguio para vivir otra historia conocida; parece que el pagano fue Clay (al cual creo que tambien podia haberle plantado cara hasta a Ferrari)

    saludos y esperaremos el final con ansia.

    • Falta uno y el epílogo, donde explico el origen de la historia y algunas curiosidades.

      • andres dijo:

        Si no es porque la cuentas, de lo contrario, hasta parece sacada de un libro de semi ficcion, Saludos

      • Iceman dijo:

        Espero con ansiedad el origen , la base de la historia es ahora lo que mas me intriga.
        ¿ quien conto por primera vez lo de Clay escapando por el jardin?…me esperare….

  10. Confitero dijo:

    Una pregunta Carlos, ¿es posible que tú no veas los comentarios que dejamos en respuesta a otros comentarios que no sean tuyos?. No sé si se entiende lo que quiero decir.

    • Si que los veo, pero normalmente no intervengo porque si a un comentario alguien responde es un diálogo entre ellos, no tengo porque intervenir.
      Ahora bien, en ocasiones ocurre que si hay muchos comentarios y alguien responde a uno que está muy arriba pues si, es posible que no me de cuenta o no lo vea.

  11. cies dijo:

    ¡Qué bonita es la primera foto!
    ¡¡Qué bonitos eran los circuitos de hace 30-40 años!!

  12. Jesús Sánchez dijo:

    Tan sólo de leer lo de que “se dejaban los coches unos a otros para calentar “…bufff…eso era increíble…eso era automovilismo y compañerismo, rivales pero amigos…vaya época !!!
    Si, si, ya se que siempre sale la frase de que eran otros tiempos, pero caramba, los recuerdos y las vivencias que pasaron esos pilotos y equipos tuvieron que ser fascinantes.

    Volviendo a lo del capítulo…vaya faena le jugaron a Clay…bueno, mejor dicho, vaya faena le jugó el “Jefe”…y no voy a entrar en el merecimiento y las razones ( yo pienso que Enzo no debiera haber mezclado una cosa con la otra, el tema amoroso con el deportivo…eso es de miserables y mezquinos) , y no me quiero imaginar lo que tiene que ser estar a una carrera de ser campeón y que veas que el coche no va y que no vas a poder ganar, que vas a perder el título y sin poder hacer nada. Vaya decepción.
    Eso te marca y te hace daño…que tu te estés jugando la vida a 300 por hora para ganar y tu propio jefe esté más preocupado de que no ganes en contra de sus propios intereses por que le hayas “tocado” la amante….en fin …sin comentarios…

    Saludos.

    P.D : ¿ Y tu decías que no estabas seguro de que fuera a engancharnos ?…vaya historia…es fantástica.
    ¿ por cierto…quien llamó a Clay a medianoche ?

  13. Machaquito dijo:

    Muy buena serie, again.

    Un abrazo desde Mieres

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s