El nuevo líder

Desde hace algunos años la NASCAR anda huérfana de un líder verdadero, un hombre carismático al estilo de lo que en su día fueron “King” Petty o Dale Earnhardt e incluso, aunque en un tono un poco menor que los dos anteriores, Cale Yarborough o Jeff Gordon.

Porque aunque sea difícil de creer, Jimmie Johnson nunca ha sido un líder absoluto. Ha sido un gran campeón, el más campeón, pero no el líder. Quizás Brad Keselowski sea ese líder que estos últimos años se echa en falta en la NASCAR.

¿Y que es un líder exactamente? Sí, el que va primero, pero sobre todo es aquel que marca tendencias, que dirige el grupo, aquel que cuando levanta la voz en un “briefing” todos callan y escuchan, el que toma las riendas colectivas para solucionar problemas y que luego, además, impone su ley en la pista.

Ganará más o ganará menos veces, eso depende de muchas circunstancias, pero ser el líder de la manada al estilo de Petty o de Earnhardt no es sólo cuestión de sumar triunfos, es un algo carismático que hay que tener o que hay que ser. Johnson no lo ha sido nunca y Gordon tampoco lo fue del todo, aunque su tremenda popularidad (por guapo, joven y rico… como Cristiano Ronaldo vaya) le diera esa supremacía que va más allá del liderato en números y resultados.

¿Será Keselowsky el nuevo líder de la manada? ¿Es este título el primero de una época de dominio? Difícil de decir, pero creo que tiene muchas cosas a su favor: es joven, muy americano (aunque sea del norte, de Michigan), valiente, rápido y absolutamente seguro de sí mismo, cualidad esta última casi tan importante como la velocidad. Ha demostrado estar al día en todo y el hecho de enviar “twits” desde dentro del coche demuestra muchas cosas: ser contestatario retando el “stablishment” hasta forzar a la NASCAR a tomar medidas, estar al día de las nuevas tecnologías y saber ganarse al público que le corresponde, el de la gente joven, el público del futuro que será el suyo.

Además está en un buen equipo (Penske) que gracias a él ha conseguido su primer título en este campeonato y donde, como el propio Roger Penske comentó, fue él el detonante para que todo el equipo creyera en la posibilidad de ganar. Y si ha ganado con los ya casi obsoletos Dodge ¿qué hará a partir de ahora cuando disponga de la tecnología Ford?

Su triunfo significa además el éxito de un piloto capaz de batir a los legendarios que siguen en pista como Johnson, Gordon o Stewart y a los campeones menos brillantes como Kenseth  o Kurt Bush. Y los ha derrotado antes que toda esa generación de jóvenes aspirantes que en estos últimos años parecían llamados a ser los sucesores de Johnson: los Denny Hammlin, Kyle Bush, Kasey Khane, Joey Logano o Cal Edwards que han visto como ha sido Brad y no uno de ellos quien ha conseguido derrotar a los de siempre: ¡desde 2005 sólo Johnson y Stewart habrán sido campeones!

Una generación de jóvenes que además tiene que retirar a una serie de veteranos que  nunca han concretado un potencial suficientemente ganador, como pueden ser Greg Biffle, Kevin Harvick, Mark Martin  o incluso Dale Earnhart Jr. pilotos para quienes los mejores años ya han pasado y que difícilmente alcanzarán algo más que lo que ya tienen: algún triunfo esporádico y un protagonismo puntual, pero no una capacidad de luchar por el título y menos para liderar de forma global un campeonato como este.

Puede que el triunfo de Brad haya sido de esos que ocurren porque tenía que pasar, como ocurrió el año pasado, algún día Johnson tenía que dejar de ganar. Y aunque el californiano ha estado a punto de restablecer su supremacía, la marcha del campeonato, la personalidad que ha exhibido Brad y el hecho de ser un piloto al que sigo con especial atención desde aquel terrorífico accidente que provocó en Talladadega con Edwards para llevarse la victoria, me hace pensar que sí, que la NASCAR tiene un nuevo líder para los próximos años.

Ello no significa que vaya a ganar como Petty, Earnhardt, Gordon o Johnson, pero tras este triunfo no me sorprendería que se convierta poco a poco en el nuevo líder del grupo, en el piloto que en pocos años sea el referente de un campeonato que año tras año sigue deparando grandes carreras y grandes emociones.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Historias de la NASCAR y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

27 respuestas a El nuevo líder

  1. victorg dijo:

    Gracias por el aporte de Nascar, la verdad es poco lo que sé, pero son buenas estas entradas en que nos cuentas de esas pequeñas cosas que no se pueden adivinar con las transmisiones de ESPN, por ejemplo.

    • Gracias Víctor, me prodigo poco ahora con la NASCAR, pero si te interesa escribí una larga serie sobre este campeonato, lo encontrarás en “Historias de la Nascar”.

  2. Interesante análisis Carlos. Estaremos atentos a los próximos años, para ver si realmente ha empezado la era Keselowski.
    Estoy de acuerdo contigo que desde la desaparición de Earnhardt la NASCAR no ha tenido un “héroe”, aunque tampoco creo que ningún piloto haya querido aceptar la responsabilidad de ser su sustituto.
    Ya han pasado años suficientes como para que las nuevas generaciones tomen el relevo, y la victoria de Keselowski podría ser ese punto de inflexión.
    Un placer leerte como siempre Carlos

  3. La verdad que no le quitaremos mérito a lo que ha hecho Keselowski. Lo que dices de Dodge es cierto. Tan obsoleto es, que se van de la NASCAR y Penske contará con Ford para 2013. Lo han hecho a lo grande, con el título de pilotos frente a un rival nada desdeñable: el dúo Johnson-Hendrick.

    Destaco su habilidad y sangre fría para evitar accidentes.. De hecho, fue de los pocos que se salvaron en la última de Talladega, y aunque me siente raro verle ganar (soy más de Kahne o los diamantes en bruto apellidados Dillon), no hay que negar su saber estar en pista y el carisma levantado tras los Twits de Daytona y Phoenix, en medio de la prueba.

    Se nos ha ido un año ya de NASCAR. 2013 pinta muy bién, Y para salir de dudas, quedan 3 meses. Una larga espera que valdrá la pena

    PD: Me dejaba lo de ser muy americano. Creo que es de los pocos que, en vez de sacar la Chequered Flag, te sacan la Star-Spangled Banner.

    • Ups, corrijo el artículo, había puesto Chevrolet en lugar de Ford. Una pena que Dodge se vaya, imagino que si llegan a saber que iban a ganar no lo habrían hecho. Más de un ejecutivo agresivo debe (o debería) estar cara a la pared.

  4. cies dijo:

    Pues yo la verdad es que veía a Kesselowsky más como un ganador coyuntural de este año que no uno que vaya a marcar epoca en los venideros, pero tú para estas cosas maese tienes un ojo clínico de la ***** y me acabas de dar la clave que yo no veía, la asociación este año con Penske que le lleva el que viene a Chevy la marca de toda la vida de Roger en la CART.

  5. f1 dijo:

    Hola buenas, siempre es agradable leer sobre Nascar, pero creo que el accidente del que hablas a partir del cual empezaste a seguir a keselowski el no tiene nada de culpa, sigue su linea y es edwards el que va haciendo continuos bloqueos de un lado para otro de la pista, así al menos lo veo yo. Saludos

    • Si, quizás mi frase es demasiado radical, tenía que haber puesto “en que se vio involucrado” o “formó parte” o algo por el estilo, pero en fin, me refería a que su aparición en escena tuvo lugar en aquella carrera.

  6. ImprezaSTI dijo:

    “…el de la gente joven, el público del futuro que será el suyo.”
    Es tan importante esta visión, tanto para el “lider” como para el propio campeonato. Y tengo la sensación que sin descuidar el corto plazo, todos “por allí” tienen la sana costumbre de tener el otro ojo puesto en el horizonte.
    Ya podrian tomar nota por aquí
    (se me ha entendido?, es que me ha salido la “pluma filosófica, 🙂 )

  7. A Brad K se le ve como el mas consistente de su generación creo que sólo Kyle Busch puede pelearle el puesto si asienta un poco mas la cabeza. Hamlin también tiene actuaciones interesantes pero en otras carreras ni se le ve.

    Espero que Keselowski no machaque a los de su generación como hizo Johnson con los Biffle, Kenseth, Harvick y Kurt. Johnson ha sido una máquina de ganar casi perfecta, pienso que para ser el líder que comentas le ha faltado una pizca de mala uva, es un campeón tranquilo. Yo todavía no le daría por eliminado de la lucha, todavía puede ganar campeonatos.

    • Por supuesto que no elimino a Johnson, pero los relevos son ley natural, y alguien será el suyo. Yo habría apostado antes por Edwards, Hamlin o Kyle, por eso creo que la irrupción de Brad ha roto más de un esquema y puede haber significado la llegada de un nuevo líder, pero eso no quiere decir que vaya a ganar al “estilo Johnson”.

  8. sardi2 dijo:

    ¿nuevas tecnologias y la Nascar? no parecen muy compatibles ;-D

    Aunque fue muy bueno la sancion por twittear

    • Lo genial fue twittear desde dentro del coche y en plena carrera (aunque fuera con banderas amarillas). Los sudores fríos que les debieron entrar a los dirigentes debieron ser de miedo, y lo querrán prohibir porque eso no lo pueden controlar.

  9. Andrés Rodríguez dijo:

    Tanto como nuevo lider no sé si podrá serlo…podrá tener las aptitudes, pero sinceramente creo que le hará falta ganar algún campeonato con más autoridad, en plan ganarlo machacando a sus rivales, dejando las cosas claras de quien manda.

  10. Alexio2008 dijo:

    Yo creo que en Estados Unidos, solo se puede ser algo si le conviene al stablishment. Y no veo que sean tiempos de líderes individuales. Ojalá, porque los pilotos están todos preocupados por hacer lo correcto, decir lo correcto y de ese modo no sobresalen. “Quiero felicitar al equipo porque me entregó un auto increíble. Estuvimos empujando toda la carrera y sabíamos que al final teníamos la oportunidad de ganar. Agradezco a los sponsors que me apoyan y a toda esta gente hermosa que nos sigue en todas las carreras”. Un embole.

    Acá en Argentina tenemos unos cuantos inadaptados, aunque en los últimos años ya se escuchan también declaraciones anodinas, que no agregan nada. Hay demasiada plata en juego para hacerse el loco.

    • Estoy de acuerdo con lo que dices, todo es demasiado “políticamente correcto”. Pero los líderes siempre son útiles: generan corrientes de simpatía o antipatía, crean polémicas entre seguidores y detractores… en fin, aquello de “que hablen de nosotros aunque sea mal” que decimos por aquí.

  11. David dijo:

    Gran entrada Carlos! Gracias a ti aprendo a interesarme por otras culturas automovilísticas que nunca me acabaron de conquistar (como la Nascar). Lo de “twittear” desde dentro es un puntazo… me imagino al amigo Lewis mandando un twitt en plena carrera quejándose porque su compañero no le sigue (virtualmente, claro) y a Fernando respondiendo! Jajaja. Supongo que como en cualquier deporte (incl. la F1) la gente joven y con talento que viene de atrás insufla aire fresco, exprime a los acomodados obligandolos a superarse y genera nuevos públicos. Esto definitivamente ya ha pasado de la “generación de la playstation”… a la “generación del twitter”! 😉
    UN SALUDO!

    • Ja, ja! buena definición, el cambio generacional va mucho más rápido de lo previsto. Tengo esa sensación, que Brad será de los que pegará más de una sacudida a muchas cosas que están establecidas (e inmóviles) desde hace años.

    • cies dijo:

      ¿Por ejemplo que…
      …antes de dar la salida en vez de rezar, canten la cancion del patrocinador de la carrera?
      … o que durante las caution la publicidad consista en que los pilotos hagan anuncios desde dentro del coche?

  12. JESUS dijo:

    Tal y como venia La Caza, pensé que acabaría con más de lo mismo, con JJ campeón, para común aburrimiento de nosotros los mortales ignorantes en la materia, que no terminamos de comprender porque este buen señor se pone las pilas en las carreras finales…

    Tal y como iba la carrera eso parecía, pero JJ entra en boxes, como campeón, y a partir de entonces, sinceramente no me aclaro, no sé lo que paso, sale, vuelve a entrar, levanta el coche…y fin de temporada, y el chico este BK del número 2 que en aquellos años de Teledeporte parecía que corría con el “estorbo-car” para provocar choques y poco mas, acaba ganando….

    Debe ser que el espectáculo se lo debía… y se hizo justicia.

    Recuerdos y gracias por volver a la Nascar.

    PD En cuanto a los veteranos, sin ellos no sería lo mismo. Amenazas, cascos al vuelo, peleas, … eso que se vea, que luego cuando se crucen sin cámaras debe ser tremendo, o igual no. Gran espectáculo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s