…Rojos, blancos y dorados…

Como ya comentamos en la entrada anterior sobre Lotus, Colin Chapman se distinguió por sus diseños e ideas avanzadas. Fue el primero que tumbó a los pilotos dentro del coche, el primero que creó un chasis monocasco en busca de más rigidez y menos peso y aunque no fue el primero, sí fue quien mejor adoptó el motor autoportante al chasis.

Esta solución apareció en el Lotus 49 y su principio se puede apreciar perfectamente en la foto vertical de la entrada anterior. El motor soportaba los esfuerzos de la suspensión y se convertía en parte integrante del chasis, un motor Cosworth creado por Ford de acuerdo con las demandas y exigencias de Chapman.

Pero además el Lotus 49 fue también un coche histórico por otro motivo: fue el primer monoplaza de Fórmula 1 que apareció decorado por un patrocinador, ya que Chapman llegó a un acuerdo con Imperial Tobacco para que financiara a su equipo decorando los coches como si fueran una cajetilla de tabaco.

El primer Gran Premio de la temporada se celebró en Sudáfrica y como era tradicional en la época, dicha carrera se celebró a principios de año, pero tan a principios que se corrió…  ¡el día 1 de Enero! Clark ganó la carrera, fue su última victoria y también la última de un Lotus de color verde inglés (hubo otros Lotus más o menos verdes, que ya saldrán en esta improvisada serie).

Graham Hill con el Lotus 49 de alerones elevados.

Tras aquel Gran Premio la temporada sufría un largo parón hasta la siguiente, así que los equipos y pilotos se desplazaban al hemisferio sur para correr la Tasman Series, un campeonato cuyas carreras se repartían Australia y Nueva Zelanda y que tenían mucho éxito, tanto porque en aquella época había muchos pilotos de allí (Brabham, Hulme, McLaren, Amon) como porque a los europeos les iba muy bien correr y ganar dinero durante el largo invierno europeo.

Pues bien, la primera carrera de la temporada de 1968, celebrada en el circuito neozelandés de Pukekhoe dejó a todos quienes estuvieron allí de una pieza: los Lotus de Clark y Hill aparecieron pintados con los llamativos colores del Gold Leaf Team Lotus. Una vez más Chapman y sus hombres abrieron un nuevo camino, pero esta vez no fue técnico, sino comercial. De como se consiguió ese primer patrocinio es algo que merece también una historia aparte, pero lo cierto es que el automovilismo entró a partir de aquel momento en una nueva era: la de los patrocinadores y las tabaqueras.

El Lotus 49 ganó el campeonato del mundo con Graham Hill al volante, superando el trauma de la desaparición de Clark, cuyo puesto fue ocupado sólo temporalmente por Jackie Oliver ya  que la apuesta del Team Lotus para los años siguientes era Jochen Rindt. El piloto austro-alemán se había distinguido en el equipo Brabham, tenía como manager a un tal Bernie Ecclestone y estaba considerado el piloto más rápido de la parrilla. En su primer año en el equipo no pudo hacer nada contra Jackie Stewart y su Matra Ford, con quien perdió un memorable duelo en Silverstone del que se rehízo ganando su primer Gran Premio en Estados Unidos. Ese mismo día Graham Hill sufría un grave accidente del que salía con las dos piernas fracturadas, un incidente más a sumar al historial de Lotus, ya que el 49 y sus alerones elevados fueron también los causantes del doble accidente de Hill y Rindt en Montjuic y que provocaron su fulminante prohibición para el siguiente Gran Premio, celebrado en Mónaco pocos días después.

Jochen Rindt en Silverstone 1969

A pesar de la victoria en USA, Chapman era consciente de que el 49 estaba ya en el final de su vida útil, así que para 1970 preparó una nueva sorpresa: el Lotus 72, otro modelo revolucionario (foto de apertura) que fue el primero en eliminar el radiador delantero y colocarlo a los lados para permitir una forma de cuña aerodinámica. Ello creó el concepto de “coches submarinos” que durante años distinguió a los Fórmula 1, por su forma plana y con el habitáculo sobresaliendo como una torreta. Los discos de frenos delanteros y traseros colocados en el chasis y no en el interior de las ruedas para reducir el peso suspendido y el alerón triplano fueron otras de las novedades que incluía el 72.

El nuevo vehículo debutó en el GP de España pero fue aparcado para Mónaco, donde Rindt obtuvo una victoria memorable, la última del 49, al superar a Jack Brabham en el último giro estableciendo durante el mismo un tiempo de vuelta rápida 8 décimas más rápido que la pole ¡y sin haber cambiado neumáticos durante la carrera!

Después Rindt y el Lotus 72 ganaron cuatro grandes premios seguidos, perdieron a manos de Jacky Ickx el de Austria y llegaron líderes del campeonato a Monza. Sin embargo un accidente en la Parabólica durante los entrenamientos del sábado al romperse un conducto de freno le costó la vida a Rindt y propició que Lotus y Chapman fueran objeto de grandes críticas. El afán de reducir peso había otorgado fama de peligrosos a los coches fabricados en Hethel y apenas dos años después de las muertes de Clark y Mike Spence (este en Indianapolis) una nueva tragedia ensombrecía los éxitos deportivos y comerciales de Lotus, ya que a pesar de la tragedia, Rindt fue campeón del mundo.

Jochen Rindt y el Lotus 72 e el Gran Premio de España de 1970.

Aunque Graham Hill logró con el 49 el primer título de un coche “decorado”, Jochen Rindt y el Lotus 72 quedaron para siempre como el símbolo del Gold Leaf Team Lotus. La imagen de un coche que volvió a revolucionar de nuevo el concepto de diseño de un Fórmula 1, su trágico final y el título póstumo engrandecieron la leyenda de la marca. Y un hecho a señalar: el título lo ganó Rindt porque Ickx no pudo empalmar las tres victorias consecutivas que necesitaba hasta final de temporada para superar su puntuación. Falló en la segunda de ellas, el Gran Premio de Estados Unidos, que ganó un piloto llegado al equipo Lotus unos meses antes y que se convertiría en el símbolo de la tercera gran época de la marca: Emerson Fittipaldi y los JPS.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Historia de Lotus y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

35 respuestas a …Rojos, blancos y dorados…

  1. Festen dijo:

    POLE!?
    Como me gustan estas entradas 😉 … los pelos como escarpias, puede que el mismo año de la primera decoración en los coches se pasaran también a las motos? si es así, fue un gurú en toda regla Chapman.

    • Carlos Castellá dijo:

      Pues eso si que no lo se, pero por lo que recuerdo las motos tardaron bastante más en tener patrocinadores, iban siempre con las motos de color y los pilotos con trajes de cuero negro.
      Y si, pole…

  2. Jose [Orroe] dijo:

    Preciosa entrada, Carlos. ¡Qué tiempos! Muchísimas gracias por el viaje 😉

    Jose

  3. ImprezaSTI dijo:

    Pues eso, genial!!.

  4. Gran entrada Carlos.
    Yo que soy de una nueva generación pienso que estos coches estéticamente son horribles, incluso me gustan más los de ahora, pero no hay duda de que el espectáculo que daban estos coches es infinitamente superior al de ahora, ni duda cabe. Ahora bien, Chapman es el auténtico gurú de la F1, gracias a él los cambios en la F1 fueron evidentes. Tanto, que debe ser el primer equipo al que intentan resurgir a la vez dos equipos distintos, y no solo eso, IndyCar, GP2, GP3… hasta Le Mans, ya tenemos Lotus hasta en la sopa.
    Por cierto, suerte para los 3 españoles de Le Mans xD
    Un saludo!

    • Carlos Castellá dijo:

      ¡Horribles! ¿Como puedes decir eso? Es curiosa estas opinión, a mi y a todos los de mi época nos parecen infinitamente más bonitos que los bodrios actuales. Es evidente que cada generación crea sus propios mitos. Obviamente respeto tu opinión, mi padre decía que estos F.1 eran feos, que los bonitos eran los Mercedes de Fangio que él había visto en Pedralbes…
      Es verdad eso de que la mejor prueba de la grandeza de Lotus es el deseo actual de hacerle resurgir de sus cenizas.

      • Confitero dijo:

        Hola Carlos,

        Aunque no suelo subir comentarios, te mando estas líneas para confirmarte una vez más que disfrutamos muchísimo con tus entradas, ya sean de F1, DTM, historia, etc…

        A mí también me gustan más los coches de otras épocas, y sobre todos el Lotus 49 de 1967.

        De todas formas, en mayo estuve en el GP de España y debo admitir que me gustaron mucho más los coches en vivo que en tv o en fotos.

      • es que para mi el coche más bonito de la historia es el McLaren de 2007, una auténtica maravilla. Pero es que no puedo con esos aletines raros y feos que llevaban en esa época. Y que conste que yo también soy de la opinión de que los coches de la época Fangio son preciosos.

  5. Carlos Castellá dijo:

    Esto también es cierto, los coches al natural cambian mucho. Y las carreras también. Por eso siempre recomiendo ir a ver alguna, aunque sea de karting o regional, es muy diferente.

  6. Jorge Garcia dijo:

    ¡Y aquí es cuando Lotus era ya más grande que Ferrari! Cuatro títulos de constructores para los de Hethel, dos para los de Maranello. De hecho, sólo Lotus (hasta 1982) y Williams (hasta 2000) llegaron a tener más títulos de constructores que Ferrari. Pero bueno, esa es harina de otro costal. 😉

    • Carlos Castellá dijo:

      Si, llegaron a ponerse a la par, aunque eso tendría muchos matices así que tal como dices, vamos a dejarlo así.

  7. Josep dijo:

    Muy interesenate, ¡Gracias!
    Ahora entiendo el parón de 1 mes del DTM: las 24h de Le Mans. No me había dado cuenta.
    ¿Crees que es posible que Miguel llegue a correrlas algún dia o que, por el camino contrario, Gené corra en el DTM?

  8. Samu dijo:

    hola Carlos! he visto lo que se ha comentado por aquí sobre si son feos o no estos coches y con lo que has contestado he pensado… y no será, que a cada generación (más o menos) nos parecen más bonitos los coches de la época en que comenzaste a ver las carreras? por ejemplo a mi padre (50 tacos) le parecen los más bonitos los coches de finales de los 70 y principios de los 80, Andreti, Villeneuve… a mi (26) los coche de finales del los 80 y principios de los 90, la época Senna-Prost en su máximo apogeo (1990 aprox.) y a mi hermano (17 años) le parecen más bonitos los coches de la época gloriosa schumacher-ferrari (2000-2004)… curioso aunque a mi no me parecen feos…

    un saludo,
    (genial entrada!!)

    • Totalmente de acuerdo con eso, lo que te introduce en un tema es lo que te queda más gravado. Tengo un amigo que me dijo una vez que “la música es generacional” y eso es cierto. Con los coches debe pasar lo mismo.

      • Alpha dijo:

        Pues supongo que que yo soy la excepción que confirma la regla, pero los que para mi son los coches mas bonitos son bastante anteriores a mi nacimiento, el W196 de Fangio, el Lotus 42 de Clark y el Matra MS¿80? de Stewart. El unico (bueno, los unicos) coches que he visto en directo y los he encontrado realmente bonitos son los Mclaren pintados con los colores de West

      • Efectivamente el Matra-Ford de Stewart era el MS 80. Los primeros Mac (los de West) pintados de plata fueron impactantes pero no tanto como los que vienen en la próxima entrega de esta serie.

  9. Alpha dijo:

    Buen articulo Carlos, como todos.

    Por cierto, me suena que una vez leí que cuando vieron el lotus pintado con los colores de gold leaf los quisieron excluir, sabes algo de esto?

    • Carlos Castellá dijo:

      Es posible, hay gente muy conservadora, pero así al pronto no recuerdo haber leído nada de eso.

    • Valentí Fradera dijo:

      A partir de 1968, la FIA pasó a admitir los patrocinadores ‘extradeportivos’, pero Lotus estrenó los colores de Gold Leaf en la Tasman Cup, en las antípodas, y en una carrera Chapman tuvo que tapar el logo de la marca para que le dejaran correr. Más gracioso es el caso de la Carrera de Campeones de 1976, en Brands Hatch, que la BBC, guardiana de las esencias, se negó a televisar porque los Surtees iban patrocinados por Durex.

      • Carlos Castellá dijo:

        Gracias Valentí, no conocía lo primero, lo de Durex si.

  10. sardi2 dijo:

    ¿Estas realizando una miniserie sobre Lotus?

    Genial, ademas de las series de regalo de reyes (2 de momento), tu agenda, tus entradas historica,s ahora ademas miniseries y ademas sobre Lotus… un lujo maese

    ¿o tienes material de Lotus para un serie de 10-12 posts? ;-D

    • Carlos Castellá dijo:

      En principio eran sólo dos artículos, pero como el primero tuvo mucho éxito me he animado a hacer una mini serie. No es la historia de Lotus, son sólo unas pinceladas sobre sus distintas y emblemáticas decoraciones.

  11. pirucart dijo:

    Hace ya mucho tiempo recuerdo haber leido en algun sitio que al ver E. Ferrari los Lotus decorados, comentó: Mis coches no fuman.

    • Carlos Castellá dijo:

      Hubo muchos comentarios de este tipo, pero hasta Ferrari acabó claudicando: la Scuderia todavía se llama “Scuderia Ferrari Marlboro”, y el patrocinio empezó con él (aunque poco).

  12. En esa década Lotus estaba en estado de gracia, todo lo que hacía lo hacía bien. Para mi gusto es la mejor época de Lotus, un equipo que además no tenía miedo a presentarse en las Indy 500 para ganar.

    A mi los coches de esa época no me parecen bonitos, creo que pierdieron la gracia y la elegancia de los anteriores que eran muy simples y estaban muy bien acabados. Yo diría que a principios de los 70 se perdió el gusto por el detalle que había en los F1 de los 50 y los 60.

    • Carlos Castellá dijo:

      Quizás esto vino inducido por la aparición de los alerones y su componente aerodinámico: allí donde no llegaba el coche llegaba un alerón más grande. Vistos al natural, sus dimensiones espantan.
      Interesante tu comentario por cuanto opinas igual que Alberto, lo que significa que el me gusten a mi no quiere decir que gusten a todos.

  13. Pingback: Lecturas para un domingo sin F1 (XXII) « Desde la pelouse

  14. Emmo el fin de semana pasado en Goodwood con el Lotus 72 🙂 http://www.flickr.com/photos/oalfonso/7488985932/

  15. Siento responder a una entrada con tanto retraso. Mea culpa.

    Como de costumbre, Carlos, un texto genial. Felicidades. Si acaso una pequeña —mínima— corrección: los colores de Gold Leaf no aparecieron hasta la tercera prueba de la Tasman Cup, en Wigram (y no en Pukekohe). Curiosamente en la siguiente carrera —Wigram, la última del ‘tour’ neozelandés, antes de proseguir con las cuatro pruebas finales sobre suelo australiano— se vio por vez primera un alerón elevado; fue, precisamente, sobre el el Gold Leaf Team Lotus (GLTL) de Clark.

    Todo ello está, más o menos narrado, en el siguiente texto que escribí hace un tiempo (disculpas por el ‘autobombo’): http://www.caranddriverthef1.com/formula1/noticias/2012/03/11/51517-tasman-series-1968-sponsors-y-alerones-una-semana-para-la-posteri

    • Gracias por las precisiones, precisamente estoy preparando algo sobre la llegada de los patrocinadores para Historis.
      En cuanto al Gold Leaf, Valentí Fradera comenta más arriba que lo llevaron en la primera, se lo prohibieron en la segunda y deshecho el entuerto, volvieron a llevarlo en la tercera. ¡Debate interesantísimo!

      • Hola de nuevo, Carlos.

        Releo mi mensaje y veo que es incorrecto:
        – 3ª carrera, Wigram Lady Trophy (Wigram): Gold Leaf
        – 4ª carrera, Teretonga International (Teretonga): alerón elevado.

        Que yo sepa Gold Leaf no apareció hasta Wigram, y no en la 1ª carrera —GP Nueva Zelanda (Pukekohe)—. Valentí quizás lo saque del libro \”Colin Chapman: Wayward Genius\”; es uno de los (pocos) errores de Mike Lawrence (un autor mayúsculo, por cierto).

        En fin, que me reafirmo con lo dicho: ni primera ni segunda carreras, fue la tercera (Wigram) la primera en ver Gold Leaf. De hecho, viendo fotos, tanto en Pukekohe como en Levin (la 2ª carrera) lucen el verde-amarillo habitual.

        En fin, cierro la discusión, que nos vamos por las ramas. ¡Espero encantado el relato en Historis!

        Narcís.

  16. por supuesto no hay discusión, es un amigable intercambio de información.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s