La boda de Didier

El miércoles 14 de Abril de 1982 Nicolás Sarkozy, el joven alcalde de Neully sur Seine que llegaría a Presidente de la República francesa, estaba particularmente contento. Ser alcalde de una población pequeña no era precisamente algo fascinante, pero esta vez su cometido iba a ser interesante ya que iba a oficiar el matrimonio entre la señorita Catherine Bleynie y nada menos que uno de los deportistas más famosos de Francia en aquellos momentos: el corredor de coches Didier Pironi.


Gerhard Bleynie era el padrino de la novia y el alcalde Sarkozy encontró muy normal que el padrino del novio fuera Marco Piccinini, en aquellos momentos director deportivo de la famosa Scuderia Ferrari para la cual pilotaba Pironi. Él no tenía porqué estar al día de las interioridades de Ferrari y sus pilotos y por ello era el único que no estaba sorprendido por la presencia de Piccinini, cuyo “nombramiento” había sorprendido a muchos, convencidos de que dicho honor iba a ser para Gilles Villeneuve o para José Dolhem.

La boda era íntima, con apenas una veintena de invitados, a pesar de lo cual la ausencia de Gilles, compañero de equipo y amigo de Didier, había extrañado a quienes estaban al tanto de la lista de asistentes. Para los invitados de la novia, ni su ausencia ni el padrino elegido por Didier tenían especial importancia, pero entre los del novio si que había algo más de sorpresa, ya que todos daban por descontado que el padrino iba a ser José, el hombre que le había inculcado el gusto por la velocidad y que tanto le había ayudado en su camino hacía el éxito.

José Dolhem

Aunque siempre se llevó este tema en absoluto secreto, diversas filtraciones a lo largo de los años permiten asegurar que José Dolhem era su primo hermano y hermanastro al mismo tiempo, ya que sus madres respectivas, Imelda (Pironi) e Ilva (Dolhem) eran hermanas y ambos eran hijos del mismo padre (caramba con el caballero) así que no es extraño que además de un gran parecido físico tuvieran aficiones similares. José, ocho años mayor, llevaba el apellido del padre, Louis Dolhem, mientras Didier el del marido legal de su madre, Vali Pironi, de quien estaba separada. Tanto Vali como las dos hermanas eran de origen italiano, de un pueblo llamado Villesse en la región del Friuli. Ambos tenían además una hermanastra, Laurence, que permaneció oculta para ellos hasta que cumplió la mayoría de edad. Didier la conoció cuando se le presentó, para su sorpresa, durante un gran premio.

José Dolhem se había dedicado al automovilismo y llegó a inscribirse en tres grandes premios, aunque sólo tomó la salida en uno de ellos, Estados Unidos 1974 en el circuito de Watkins Glen. Su carrera duró 25 vueltas, momento en que el Team Surtees le mandó retirarse en señal de luto ya que Helmut Koinnig, su compañero de equipo, acababa de matarse en un terrible accidente en la novena vuelta. El piloto austriaco se salió de la pista al fallarle los frenos y se empotró contra los raíles de seguridad, que no sólo no frenaron el golpe, sino que al estar mal sujetos a tierra se levantaron y dejaron pasar el coche por debajo hasta prácticamente decapitar al piloto.

Didier y Catherine el día de la boda

Aquel fue prácticamente el final deportivo de José y después, cuando Didier quiso emularle, le ayudó en sus comienzos, le guió y aconsejó hasta que estuvo en condiciones de hacer las cosas por sí solo y las hizo bien, llegó a la Fórmula 1 pero para quedarse, no como él que sólo llegó pero no pudo consolidarse. Didier tenía todo lo necesario para ser campeón, había debutado con el equipo Tyrrell, había ganado su primer Gran Premio con Ligier y ahora era piloto de Ferrari. José estaba muy orgulloso de la trayectoria de su medio hermano.

Y por tanto, aunque algunos parientes cercanos no entendían que aquel extraño señor que no era de la familia fuera el padrino, José sabía muy bien las causas, había hablado con Didier sobre ello. Ambos comentaban a menudo el estado deportivo, la situación en el equipo y otros aspectos de la temporada. El primer año en Ferrari había sido desastroso, un cuarto puesto había sido su mejor resultado mientras su compañero Gilles Villeneuve había obtenido dos memorables victorias en Mónaco y España, conduciendo además “aquel” Ferrari.

Como había sido su primera temporada en el equipo italiano, era aceptable ser derrotado por el canadiense de quien se había hecho muy amigo, pero aquella situación tenía que cambiar en 1982. Y para ello no sólo debía ser rápido en pista para batir a Gilles, sino que también tenía que batirle fuera del circuito y por tanto había que aprovechar que el canadiense empezaba a tener enemigos dentro de Ferrari, personas que habían dejado de creer en él y que se decantaban por Pironi. Había que sacar partido a las luchas políticas internas, tan habituales en el equipo italiano en cuanto los coches funcionaban bien.

Así que en tales circunstancias era una buena maniobra pedirle a Piccinini que fuera su padrino de boda. El italiano era conocido como “monseñor” por sus ademanes pulcros y ceremoniosos, por su sutil manera de hacer las cosas y por sus profundas creencias religiosas. Unos años antes, cuando Lauda sufrió su dramático accidente, se preocupó especialmente de encontrar un capellán y llevarlo al hospital para que le diera la extremaunción. Una manera muy poco útil de animar a un piloto que aunque quemado y doliente, era perfectamente consciente de cuanto ocurría a su alrededor. Cuando Lauda vio a Marco y al cura quiso mandarlos a la mierda y si no lo hizo fue porque hablar le producía grandes dolores en el oído quemado.

Piccinini, Sarkozy, Pironi y Blayne

Este Marco Piccinini era el mismo que cuando Jody Scheckter hizo pública su retirada, contestaba a los periodistas italianos que le pedían insistentemente el nombre del sustituto del sudafricano diciendo: “Potete Ipotizzare Ragionevolmente Ogni Nome Imaginable”, cuyo acrónimo era “Pironi”, cosa que ninguno de sus ávidos conciudadanos supo descifrar.

Era un hombre muy político, el team manager y de hecho quien dirigía la “Scuderia” en los Grandes Premios. Para Didier era importante ser amigo suyo, pertenecer al bando que encabezaba Piccinini con Piero Lardi (que hacía años que trabajaba en Ferrari, pero que sólo desde hacía cuatro podía usar el apellido de su padre) en oposición al de Enzo Ferrari y los demás miembros del entorno del Commendatore. Desde el primer ensayo en el Paul Ricard Didier sabía que el Ferrari 126 C2 era un coche muy mejorado con respecto al del año anterior, esta vez no podía fallar y Gilles Villeneuve, su compañero de equipo, era su primer gran rival.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Gilles & Didier y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

43 respuestas a La boda de Didier

  1. Alfonso dijo:

    Esto promete!! Estoy ansioso por seguir leyendo!!

  2. Velocidad dijo:

    Hola Maese. Esto promete sin duda. Y este primer capítulo que inicia y contextualiza a los personajes, para mi tiene un sabor antropológico que lo hace mucho más interesante. Felicidades de partida!!!

    Ea.

  3. Bueno bueno, esto es mejor que cualquier novela, ¡qué ganas de que llegue ya la próxima!
    Un saludo!

  4. imprezaSTI dijo:

    Ya estamos como en “2007”, con “ansia” de que llegue el miercoles!!

  5. Jorge Garcia dijo:

    Ésta serie comenzó como las mejores partidas de Alonso, y seguramente avanzará y finalizará tan demoledoramente como Vettel.

  6. Oscar Bracamontes dijo:

    No cabe duda, este lado novelesco le hace falta al deporte motor, que bien aprovechada esta pausa. Me dan ganas de pedirte que la hagas mas extensa!!! .
    Saludos

  7. David dijo:

    Gracias Carlos por compartir con nosotros tu cultura ! Aunque eso de tener que esperar… en fin, supongo que le da más emoción. 😉
    P.D. Sarkozy fue quién lo casó! Jejeje. Qué cosas!… eso sí, aunque Neuilly sur Seine sea un pequeño suburbio de París (y tan residencial y elitista como aburrido)… es el que presenta mayor riqueza por habitante de toda Francia, por lo que algo de “fascinante” sí que tiene… jejeje.
    Un saludo!

  8. cies dijo:

    Hola maese, varias cosas.
    Curiosidades:
    1.-Estoy escudriña que te escudriña y no logro saber que circuito es el de la primera foto, con un puente cruzando la pista por encima solo se me ocurren Monza y Suzuka. En Suzuka aun no se corría en los bajos 80 pero no me parece Monza porque desde la entrada a Ascari hacia abajo deberían verse los arboles del parque y no una ciudad al fondo. ¿Que circuito y sector es?.
    2.-Pironi lleva el mono de Ligier ¿no?, y no lo digo porque sea azul y pongo Gitanes sino porque la petrolera del mono es ELF (Francesa) y la de Ferrari era la clasica de Ferrari (Agip y no Shell como nos quieren hacer creer en los ultimos años).
    3.-El coche donde está montado José Dolhem… motor 8 cilindros boxer, publi shell (hasta los espejos tienen forma de concha) parece mas un Ferrari años 60 que un Surtees años 70, ¿coche, modelo y año?.

    Aclaraciones:
    1.-4ª foto, ¿Blayne o Bleynie?
    2.-¿en Francia el novio lleva Padrino normalmente, o Madrina mas bien?
    Puede parecer una pregunta salsa rosa pero no lo es.
    Si lleva Padrino aunque Piccini no sea de la familia Pironi, entra dentro de lo normal, no es necesariamente una maniobra política.
    Si lleva Madrina ya es tan tan forzado que efectivamente solo puede ser una maniobra política.
    3.-Dices que la guerras internas en Ferrari son habituales de cuando las cosas van …bien???.
    Yo las he visto mas cuando van mal (años 80 y 90, y despues de la era Schumacher).

    Peticion:
    el tema Lauda que tocas lo tienes que profundizar algun día, -hace años obsesionado como estaba porque era mi piloto favorito y vi el accidente por la tele- hice un relato justo de eso en foropedro pero no tenía suficiente documentación

    • A ver Cies:

      El circuito es Fiorano, el de pruebas de Ferrari, y las fotos son para una revista de la época. Es alucinante que se fotografiara con el mono de Ligier.
      El coche de Dolhem es como mucho un F.3 o un F.Renault. Mira los neumáticos y no es un ocho cilindros, es un cuatro cilindros.
      El nombre es Bleynie, ahora miro si hay algún error. No se si un novio lleva padrino o madrina, no tengo ni idea.
      Y he puesto que las luchas políticas en Ferrari ocurrían entonces, en aquella época, no ahora.
      Y del tema de Lauda, pues alguna día lo trataré si vale la pena.

  9. rafael dijo:

    Felicidades por el post. Creo que Koenigg murió definitivamente decapitado, un comisario se acercó para recoger el casco a un par de metros del vehículo y para sorpresa suya se encontró la cabeza dentro. Hubo rumores de otros pilotos pero no son ciertos (caso de Cevert).

    • No estoy seguro de que llegara a tanto, pero tampoco tengo ningún dato en contra. Me parece muy macabro, porque por la dinámica del accidente la cabeza debió quedar aplastada, no seccionada.

  10. Machaquito dijo:

    Que bueno.

  11. No sabía el detalle de que Sarkozy fue el padrino de su boda.

    Muy buenas las preguntas de Cíes, me he pasado un buen rato buscando el circuito.

  12. Gip dijo:

    Lo de que Sarkozy fuera su padrino es curioso. La de vueltas que da la vida!!

    Y la frase esta “Potete Ipotizzare Ragionevolmente Ogni Nome Imaginable” me deja con la intriga de saber que dice xD

    • La traducción sería más o menos “Podéis considerar todos los nombres razonablemente imaginables”.

      • Gip dijo:

        Pues la respuesta es de las buenas xDD

        Me viene a la mente el fragmento del APM en el que sale Wyoming diciendo aquello de “este tio es un campeón”

  13. RoadRunner dijo:

    No tienes perdon maese……………………………………acabo de mandarle un sms a mi suegra que es italiana para que me traduzca la frase y ahora te la leo a ti xD

    Un saludo

  14. Elena dijo:

    Menuda forma de dejarnos los dientes largos hasta mañana Carlos, muchas gracias por compartirlo con nosotros.
    Gran introducción. El accidente de Koenigg me ha dolido leerlo, no lo conocía, y el temita de la endogamia… Bueno, no recomiendo que nadie sensible a esos se dedique a revisar su árbol genealógico, se puede encontrar con cosas semejantes (que es a lo que me dedico yo) 😉

    • Pues el accidente de Koenigg fue el que desató, meses después, el escándalo en Montjuïc, en el último GP de España celebrado allí. Los raíles estaban mal sujetos y los pilotos pusieron el grito en el cielo (con toda la razón).
      En cuanto a la endogamia, pues no se, viendo que luego tuvo otra hija con una tercera mujer no si es endogamia u otra cosa…

  15. Gonzalo dijo:

    Ey Carlos! Por fin puedo escribir.. que gran novela se nos viene! Gracias!
    Lo mejor de todo es que esta si es completamente real (aunque la del anio pasado para mi fue tal cual (real) la contaste)
    Cuanta intriga hay en este circo de la F1, que personajes siniestros parecen algunos. Lo que hacen los pilotos por acaparar la atencion.. que hdp este Pironi.. Aunque no se si sea bueno sesgarme asi.. ya veo por donde empezo a “llenarse el tanque de gasolina”..

    Gilles simplemente no fue invitado o no fue porque se resintio de no ser elegino padrino?
    Cuando dices que José Dolhem corrio, fue en F1 o en otra categoria?
    Simplemente no me trago a los franceses.. jamas fueron santos de mi devocion..

    • No me gusta que insultes Gonzalo, cada uno defiende lo suyo y como el año pasado, espera al final para hacer una valoración global.
      Hasta donde yo se, no fue invitado, y Dolhem corrió en varias categorías antes de la F1, como todos. Después no hizo nada o casi nada que yo sepa.

  16. rafael dijo:

    Pironi siempre me cayó bien, aunque esto huele a que fue el malo de la pelicula. Los Ligier Gitanes me parecian preciosos y las carreras que le recuerdo, ya en Ferrari, era de un muy buen pilotaje, bravo y dando espectáculo. También fue vencedor en Le Mans.

    • Que conste que no tengo nada en contra de Pironi. Como dije en la introducción, he procurado hacer una narración basada en hechos reales. Las consideraciones serán cosa vuestra.

  17. desi199904 dijo:

    Bravo Carlos.
    – Sarkozy ofició la ceremonia, o era alcalde y la boda fue religiosa?,

    Lo digo por si entra a examen.

  18. Teucro dijo:

    Así que el asunto de Carla Bruni no es el unico farragoso en el que ha estado metido el amiguete Nicolas…
    Voy a por la siguiente entrega

  19. ¡Muy bueno, Carlos! Qué curioso lo de ‘Sarko’; fantástico. Varias cosas:

    – Sobre el coche con que aparece José Dolhem: es un Martini, muy probablemente al MW2 Formula France. Puede corresponder al ‘Volant Shell’ de 1969, evento organizado anualmente por les escuela ‘Winfield’, que pasaría a llamarse ‘Pilote Elf’. Fue la cantera de muchos pilotos galos que llegaron a la F1: Arnoux, Jaussaud, Dolhem, Mazet, etc. Tico Martini fue director de la escuela de pilotos, y empezó a construir monoplazas para que los usaran sus ‘estudiantes’.

    – Sobre Koinigg: sí que murió decapitado. En alguna foto macabra se aprecia.

    Saludos Narcís,

    • Hola Narcis, es muy probable que sea ese coche, pero no he buscado a fondo porque no es el tema de que se trata. En cuanto a Koinigg, gracias por la precisión, visto lo que le pasó a Kubica con el raíl (y a tantos moteros en las carreteras) tampoco es de extrañar.

  20. Carles dijo:

    Aunque lector del blog, núnca habia escrito ningún comentario. Este tema,ha sido el que me ha hecho ponerme al teclado, al ser una historia que aun hoy 30 años despues, es motivo de debate y controversia. Felicito desde aquí a Carlos Castellá por su iniciativa que con gusto ire siguiendo y aportando tanto datos como opiniones.

    Y siguiendo con el tema, me gustaria comentar algunas de las cosas que se han hablado aqui. Por ejemplo, lo que respecta al mono azul de Pironi, podria ser debido a que Guy Ligier, molesto por la marcha del francés a la Ferrari y teniendo aún contrato en vigor hasta finales de 1980 no permitiese a Pironi vestirse de “rosso” hasta la finalización del contrato con su escuderia Ligier Gitanes. Como se aprecia en la foto, el coche es aun el de 1980 y fué este el modelo que piloto Pironi en sus primeros test en Fiorano, recien acabada la temporada 80.
    Por lo que respecta a los nombres, recuerdo llamarse la madre de Pironi, Elianne y a su marido Valdi, que a su vez era el que dirigía la cantera,que era propiedad de Louis Dolhem, padre como se ha dicho ya de José y Didier.

    Efectivamente, en esta historia Pironi siempre sale como el malo de la pelicula,aunque no es así. Como decia Marco Piccinini, a veces, las cosas, no son ni blancas ni negras.

    En cuanto a la referencia que haces Carlos, sobre Montjuic, lo que lei una vez, es que de los mas de 53.000 tornillos que se habian usado para montar los guardarailes de Montjuic en 1975, tan solo se encontraron mal apretados una cincuentena, amén de que nada tuvo que ver el accidente con el asunto de los guardarailes, ya que, los coches accidentados, volaron, pasando por encima de ellos.

    Un saludo

    • Hola Carles, gracias por pasarte por aquí.

      Efectivamente, las fotos son de una revista de 1980, yo creo que se fotografió con el mono de Ligier simplemente porque en aquellos años las cosas no eran tan rígidas como ahora. El tenía contrato hasta 31 de diciembre y lo respetó, y además igual tampoco tenía ninguno de Ferrari todavía.

      De Montjuïc puedes estar seguro que había muchos más, mal apretados o simplemente flojos o cortos para resistir un impacto. Es cierto que después, en el accidente de Stomelen, tal como bien dices no tuvieron nada que ver, ya que el coche voló por encima de ellos.

      • Carles dijo:

        Efectivamente, al tener contrato hasta el 31 de diciembre, las veces que pilotó el Ferrari en pruebas a finales del 1980, despues de terminar el mundial, las tuvo que hacer con el mono y sponsors que habia utilizado esa temporada, confirmandolo, cuando fué Marlboro quien pagó su fichaje a Ferrari y Pironi siguia luciendo Gitanes, marca rival. Lo mismo podriamos aplicarlo a Elf con Agip

        En cuanto a lo del desgraciado asunto de Montjuïc, y según el muy recomendable libro de Javier del Arco apunta que según un informe de la CSI, de un total de 51.300 de tuercas y tornillos, en el dia de la carrera habia unos 25 flojos.
        De todos modos, es otro asunto este, que aun hoy en dia da que hablar y con diferentes versiones al respecto.

        Un saludo

  21. Hola Carlos – Estoy escribiendo un libro sobre Didier en Angalise – Podemos charlar un dia? Gracias David en Liverpool, UK (www.davidsedgwick.co.uk) E-mail: elplit@hotmail.com

  22. nico dijo:

    me gustaria saber porque gran parte de ferrari no estaba del lado de gilles para ese momento. muchas gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s