DTM 2011. Oschersleben, 8ª prueba

Esta semana toca la carrera de Oschersleben, para muchos el peor circuito del calendario, especialmente para los alemanes. La verdad, a mi no me disgusta, no es que sea mi preferido, pero tampoco creo que sea tan negativo como lo pintan.

Desde la última carrera se han presentado oficialmente el Audi y el Mercedes del año próximo, así que el campeonato está en un punto donde toda la atención está puesta en 2012. Pero primero hemos de acabar esta temporada.

Viernes 16 de Septiembre

06.30h. Bueno pues nueva cita del DTM, al que voy con renovados ánimos tras una semana en la que he tenido un par de conversaciones interesantes al respecto. Veremos que tal se nos da el fin de semana.

08.00h. Tal como habíamos convenido, me encuentro con Mariano en el mostrador de Air Berlín. Estamos en la Terminal antigua en plan “low cost”, pero esta no lo es del todo, ni por el precio ni por la calidad del avión, que está a la altura de lo que se paga.

12.30h. Vuelo sin incidencias, esta vez a Berlín Tegel, un aeropuerto que como Schonefeld no parece muy grande. Nada más desembarcar ya estamos en la cinta de equipajes, eso está bien aunque sirve de poco: las maletas tardan una eternidad y pierdo media hora vital para llega a tiempo a ver los libres. Mariano ha ido a buscar el coche.

A 200 km/h en la autopista. Obviamente la foto ha salido movidilla...

13.30h. En las autopistas alemanas se tiene la sensación de que los conceptos de velocidad-tiempo son distintos. Por mucho que se corra, siempre tienes la percepción de ir despacio, porque incluso en los momentos en que vamos a 200 km/h tenemos que apartarnos para dejar el carril a los Audis, Porsches, BMW y otros “utilitarios” que nos pasan como exhalaciones. Mariano se desmoraliza en momentos así.

14.00h. Por fin llegamos a Oschersleben, aun podemos ver la última media hora de los primeros libres. Miguel se coloca tercero y luego lleva a cabo un “long run” que es donde no encuentra el ritmo adecuado y donde él y su ingeniero están buscando la solución a su falta de resultados. A ver si esta vez encuentran la clave, porque la velocidad del piloto y del coche está ahí, de eso no hay duda, los hechos están a la vista.

15.00h. Meriendo algo en el hospitality, aquí en Oschersleben hay poca gente, pero Audi ha preparado una de las suyas y Thomas Voigt me invita a dar unas vueltas al circuito en un Audi R8 con Scheider, Tomczyk o Mortara, el que prefiera. Ay, ay, ay… por supuesto acepto encantado.

16.00h. En vista de ello me voy a la sala de prensa a poner todo en marcha para poder llegar a esa hora sin agobios. Por una vez Internet funciona de maravilla y a la primera en este circuito, sin necesidad de extrañas claves de acceso como ha sido habitual todos los años anteriores. Normalmente era el único del campeonato donde el viernes nunca había conexión. Curiosamente una de las chicas de recepción me saluda en castellano, y cuando me sorprendo por ello me dice que ya me conoce de otros años. Pues yo a ella no, me disculpo.

17.00h. Hecho el chequeo, contestado el correo y actualizado el blog con las respuestas a la foto de Zolder, saludo a Jamie, que está tras de mi en la amplia sala de prensa, una de las más confortables del campeonato. Y no sólo por el espacio, sino porque viene muy poca peña periodística, apenas seremos quince o veinte entre los permanentes.

Carlos Castellá con una forzada sonrisa de tranquilidad. La de Scheider es más natural.

17.45h. Llego puntual a la cita, hay tres Audi R8 listos para ser usados como taxis de categoría. La primera en subirse a dar un “paseo” con Timo es Stefanie Slazkpa, y al volver, una manzana al horno que había dentro del coche (a saber como había ido a parar allí) se ha desparramado.  Da talmente la sensación de que Stefanie ha vomitado, y todo el mundo se hace unas buenas risas. Los unos acusando a Timo de salvaje, los otros a Stefanie de miedica. Limpiado el coche, me subo con Timo ya que con Martin tuve una experiencia parecida hace años. Además ¡ahí es nada darse un paseo con un doble campeón del DTM!

18.00h. Fantástica experiencia, el R8 no es un coche de competición pero le falta muy poco, Timo me ha “obsequiado” con unas vueltas al límite, algunas derrapadas espectaculares y unos saltos en la chicane que no creo que hayan diferido mucho de los que debe dar con el A4. Impresionante la arrancada por el pit lane, le “recuerdo” que soy padre de familia y nos hacemos unas risas, ya que me responde que él también lo es. El juego de manos es espectacular, ya que va cambiando constantemente, este es un circuito muy virado, sin rectas, y es un constante acelerar, frenar y reducir. En carrera debe ser agotador. Al pasar por la recta miro el cuentakilómetros y marca más de 200 por hora. No es la primera vez en mi vida que voy tan deprisa, ¡pero seguro que nunca antes había ido a esa velocidad en dos coches diferentes y con dos pilotos distintos el mismo día!

18.15h. Le doy las gracias, a Timo y a la gente de Audi, he disfrutado de lo lindo. Es curioso que de joven estas cosas me asustaban y me daban más miedo que ahora de mayor. A la vejez viruelas. Miguel ha venido un momento a ver si ponía cara de pánico, pero como empieza a hacer fresquito, se va al hospitality. Yo le sigo poco después, ya no hay más que hacer aquí.

19.00h. Miguel, sus ingenieros Markus Michelberger y Jens Haberle y nosotros dos compartimos mesa para cenar con tranquilidad. Se me hace difícil hacerlo tan pronto, pero tampoco tenemos muchas alternativas. Después ellos tres se van a jugar al futbolín, y nosotros decidimos irnos al hotel, que aún no sabemos donde está y además hoy hemos madrugado.

Que diferencia con los hoteles ingleses...

20.00h. ¡Fantástico, el hotel está a veinte minutos del circuito! Es uno de los más próximos (si exceptuamos el que esta dentro del circuito, el del Porsche Kremer colgado de la pared) y en él coincidimos con mucha gente de Audi (el equipo de mecánicos de Miguel al completo entre otros), los de Volkswagen y los de Hankook. Es decir, estamos en un ambiente absolutamente “racing”. Me recuerda el NH de Ebendorf, que es el pueblo siguiente a donde estamos y donde durante un par de años coincidí allí con los mecánicos de los equipos de Mercedes.

Sábado 17 de Septiembre

08.30h. Salimos un poco tarde para lo que es habitual, pero tampoco tenemos prisa. Estamos muy cerca del circuito y los libres no empiezan hasta las 9.45, así que para qué ir antes.

09.00h. Desayunamos tranquilamente en el hospitality y luego me voy a la Sala de Prensa a dejar el ordenador, comprobar el correo y poca cosa más. Los coches ya están rodando, así que prefiero irme a los boxes a ver la acción. Miguel va bien, pero eso en los libres no es ninguna novedad.

11.15h. Terminada la sesión me doy un paseo por el paddock, y coincido con Philipp Berkessy, Hans Werner Aufrecht y Jens Marquardt. Nos hacemos amistosos saludos, sin duda debe haber alguna reunión de alto nivel… luego ya voy a buscar a Marcel Douklas para ir a probar la cabina de televisión.

Este es el camino para cruzar la pista por debajo. Con una "scooter" es muy rápido.

12.30h. Está en lo alto de la tribuna frente a boxes, el camino hasta allí es largísimo, menos mal que Marcel viene con una “scotter”, pero a ver como me las arreglo mañana. Las pruebas van bien, y ahora que estoy arriba en la zona de público, compruebo que tal como me ha comentado Mariano esta mañana, este año no está la noria. Y hay menos tenderetes.

13.00h. Hora de ir a comer, no vaya a ser que se lo zampen todo y me dejen en ayunas. Pruebo una especialidad turca según me cuenta el cocinero. Está buena, aunque me quedo con las ganas de saber lo que es (o mejor no saberlo, quien sabe).

13.50h. Empieza la sesión de clasificación. En la Q1 Miguel hace pronto un buen tiempo y su ingeniero decide no hacer un segundo intento para salvar neumáticos. Cuando ya no hay tiempo para salir, Miguel va cayendo de cuarto a undécimo. Han sido dos minutos horribles. Después en la Q2 la cosa está más tranquila, quinto desde el principio y sin nadie que agobiara. Está claro que pasa, aunque hasta el final no respiramos. La Q3 es tremenda, porque Miguel sale muy pronto, es el primero en bajar de 1’22” en todo el fin de semana, y se marca un “¡ahí queda eso!” que sólo Spengler puede replicar. Pero el canadiense falla en la primera tentativa y tiene que hacer una segunda “suicida” para meterse en la Q4. Bate el tiempo por ¡ocho milésimas!

14.20h. Con Miguel ya en la Q4, su entrada en boxes es de pánico, pues sus mecánicos se abalanzan sobre el coche y ante mi sorpresa hacen algunos cambios de reglajes. Si tiene el segundo mejor tiempo absoluto ¿para qué c*ño tocan nada? Pero los ingenieros están para hace su trabajo, y esta vez aciertan de lleno, la pole cae por la mínima: ¡una milésima! La explosión de alegría en el box es memorable, nos vamos rápidamente al parque cerrado a celebrarlo con él. Se merecía una alegría así, pero todos los que estamos con él también. En el box los abrazos y explosiones de júbilo son inenarrables. Nina Oswald, la mecánica de Miguel, no puede reprimirse y se pone a llorar de emoción. Creo que Miguel nos ha liberado a todos de mucha tensión, y nos ha permitido vivir algo grande. Gracias por ofrecernos una experiencia como esta.

Explosión de júbilo, Miguel baja del coche sabiendo que ha conseguido su primera pole DTM.

15.00h. A partir de aquí me toca un trabajo frenético. Normalmente hacemos una entrevista para la TV el domingo, pero hoy es un gran día y hay que aprovecharlo. Marcel está aquí en la zona mixta, y en un minuto arregla la situación para que se pueda hacer una entrevista hoy y enviarla. Ello significa unos minutos frenéticos para avisar a todas las partes, mando mensajes, llamadas, correos, twitts y todo cuanto está a mi alcance para que este momento de éxito pueda ser aprovechado.

17.00h. Ahora ya está todo un poco más tranquilo, es hora de ponerse a trabajar en las cosas habituales, pero soy constantemente interrumpido por mis colegas que me felicitan. Miguel tiene muy buena prensa aquí, y todo el mundo está satisfecho de que por fin haya conseguido un gran resultado. Cuando he llegado a la sala, Frank, Andrea, René y Wolfgang me dispensan una ovación: les doy las gracias, se alegran por mí, pero es una manera de transmitirle a Miguel su alegría. Andrea me cuenta que los locutores de la TV alemana me han citado como el padre de Miguel cuando he aparecido en pantalla comentando con el Dr. Ullrich la emoción del momento.

18.35h. He bajado unas cuantas fotos, chequeado algunas cosas para ver que se dice por ahí, mandado el comunicado, su página Web… por fin puedo dedicar unos minutos a esta agenda, que hasta ahora estaba en pel***s.

Mattias Ekström fue de los primeros en felicitar a Miguel. El sueco se alegró sinceramente del resultado.

19.00h. Ya he terminado, así que me voy al hospitality. Ni que decir tiene que Miguel es el centro de todas las atenciones, pero  hoy es el primer día en que Pippig no hace su habitual rueda de prensa. Precisamente el día en que Miguel hubiera tenido que sentarse en los dos sillones, el de mejor Audi y mejor Audi 2008, se ha quedado sin ese honor. Veo a Thomas Voigt y le comento lo de la televisión, me cuenta que él también lo ha visto, pero que Mariano había salido un momento antes, los locutores no se han equivocado. Ya me extrañaba, nos conocemos perfectamente, uno de ellos parlotea algo de español, el otro es el ex piloto Manuel Reuter.

21.00h. Cenamos con Filipe Alburquerque, con quien tenemos una charla muy amena. Pasan por los monitores un reportaje sobre las 24 Horas de Spa, y como él estuvo corriendo, nos cuenta muchas cosas interesantes. Algunas me hacen reflexionar sobre lo mucho que ha cambiado la resistencia. Tuvo una salida de pista, y cuando pasan unas imágenes del coche destrozado se oye un alarido recriminatorio: ¡¡¡Filipe, ¿Qué haces con nuestros coches?!!! Es Martin Tomczyk, quien no pierde el humor ni en los momentos difíciles, hoy no ha pasado de la Q1.

21.30h. Ha sido un día muy emocionante, quizás el que más desde que estoy en el DTM. Espero que mañana sea mejor, pero de momento ha sido suficiente, así que nos vamos al hotel. Miguel se queda, está haciendo un campeonato de “slot” formando equipo con su ingeniero. Y además él está en el hotel del circuito, aquí al lado.

Domingo, 18 de septiembre

08.30h. El primer vistazo por la ventana no ha sido muy halagüeño: muy, muy nublado, ese tipo de nubes centroeuropeas que se pasan días enteros sin moverse de sitio. Vamos a sufrir por el tiempo todo el día.

La sala de prensa es amplia y confortable, y además hay poca gente.

09.45h. Desayunamos en el hospitality, y a partir de ahí a ver el warm up en el box. Todo va bien, buen ritmo, un solo juego de neumáticos, los mismos tiempos que Spengler, sólo Ekström da la sensación de tener un ritmo más rápido.

10.30h. Ahora a la Sala de prensa a preparar la retrasmisión, a dejar hecho lo del Santander de mañana lunes y a comenzar a sufrir: está empezando a llover. No porque no fuera sabido me da menos rabia: exactamente igual que hace quince días en Brands Hatch, todo el fin de semana seco menos a la hora de la carrera.

12.00h. Vuelvo al hospitality para comer alguna cosa, ahora lo hago total y absolutamente a la hora alemana. Como es habitual, esto está lleno, pero siempre hay sitio para un refrigerio.

13.00h. En previsión de lo lejos que están las cabinas de retransmisión, decido partir hacia mi destino con media hora de tiempo y es un acierto: el puente para cruzar la pista, el camino más rápido, está absolutamente colapsado, y tras unos minutos retenido como si estuviera en la autopista (esto es, sin dar un paso) decido dar la vuelta e irme por el túnel, lo que significa volver a cruzar todo el paddock, alejarme hasta casi la entrada de la recta, pasar por debajo y luego el último arreón en subida para llegar a la zona de las tribunas.

13.35h. Llego resoplando, pero a tiempo de ver los preparativos de la carrera. Nina, la mecánica de Miguel, está en la parrilla con zapatos altos de tacón, alguna apuesta o promesa por la pole de ayer supongo. Veo por la televisión fugazmente a Mariano, que también ha cumplido su promesa de ir a la parrilla el día que Miguel estuviera en primera fila. Sigue lloviendo, y mucho.

A ver si en la próxima entrada DTM puedo saber porqué llevaba Nina este calzado tan curioso.

15.30h. ¿Qué decir de la carrera? Que ha empezado mal, ha seguido bien y después ha ido empeorando. Miguel ha bloqueado el tren trasero en la primera curva, pero después ha ido muy bien siguiendo a Spengler y aguantando sin problemas a Ralf. Luego, como ocurre este año demasiado a menudo, el esfuerzo ha quedado en nada por problemas en el segundo relevo una vez más. En fin, al menos ha hecho octavo, un puntito.

16.00h. La retransmisión creo que no ha salido mal, aunque después Daniel me dirá que se me ha pasado el problema de Spengler, que no lo hemos visto en la repetición. Una avería que puede valer el campeonato, el amortiguador se ha quedado clavado arriba, por eso ha tenido que entrar antes de lo previsto a hacer el segundo cambio y por eso no podían sacar la rueda. Fallo por el error y rabia: sin el cambio de ruedas precipitado y aún dejado pasar a Tomczyk, Miguel hubiera hecho tercero.

16.30h. Ya estoy en la sala de prensa. Después iré con Moritz a buscar a Miguel, y volveré aquí a hacer todo el trabajo, aunque hoy tampoco es excesivo: Auto Hebdo sólo me ha podido dar una página, así que eso lo despacho rápido, así como el comunicado de Audi.

18.00h. Ya está todo terminado, podría quedarme más pero no me apetece. Me voy al hospitality, charlamos un poco otra vez con Filipe (él y Miguel se van a Frankfurt, pero cada uno con su coche) y nosotros esta noche tenemos el hotel en el aeropuerto de Berlín.

19.30h. Ya hemos cenado, así que nos despedimos y cada uno a su destino. Yendo hacia la capital llueve casi todo el trayecto, pero así y todo intentamos entrar en Berlín para ver el muro, o al menos el famoso tramo que queda de él. Lo busqué en Internet, pero debí hacer algo mal, porque el GPS nos lleva al otro extremo de la ciudad, en la parte oriental, si, pero en un barrio lejano de la periferia. Casi sin darnos cuenta estamos fuera de la ciudad, y ni muro ni gaitas.

Dramático cambio de ruedas de Spengler. Treinta segundos perdidos que pueden costar el título.

21.30h. Ahora toca regresar. Intentamos ir a la Alexanderplatz, o al menos a ver la puerta de Brandenburgo, pero está claro que hoy no es nuestro día y todo sale mal. Vemos una gasolinera después de pasar de largo, así que como vamos justos hacemos marcha atrás de una manera un tanto peligrosa para no buscar otra. En el siguiente kilómetro vemos al menos diez, así que nos la hemos jugado inútilmente.

22.30h. Pasamos la Alexanderplatz y vemos la torre de televisión, pero ni es hora ni estamos para hacer el turista, así que nos vamos al hotel, que se encuentra en la “Kurt Schumacher Damm”. El GPS nos lleva hasta la calle, pero luego encontrar el camino exacto para dar con el hotel nos cuesta otra media hora. Cuando por fin llegamos nos vamos rápidos a dormir, ya hemos hecho suficientes tonterías hoy.

Lunes, 19 de Septiembre

06.30h. De día está todo mucho más claro: el hotel está al lado del aeropuerto, apenas a cuatrocientos metros, el camino correcto era ir directamente a Tegel. Por eso nos costó encontrarlo.

08.50h. El vuelo sale con diez minutos de retraso, pero Air Berlín es una buena compañía, o al menos nos llevamos una buena impresión de ella en este viaje. Llegamos a la hora prevista sin mayores incidencias.

Ficha del viaje: Oschersleben, 8ª pureba
Fecha: 16-19 de Septiembre
Vuelos: Air Berlín, BCN-Berlín Tegel AB 8723 y Berlín Tegel-BCN AB8792, Airbus 320.
Coche: Opel Astra
Hotel: Classik Magdeburg y Mercure Airport Tegel Hotel
Km. Recorridos: 549.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Mi DTM 2011 y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

34 respuestas a DTM 2011. Oschersleben, 8ª prueba

  1. Iñaki dijo:

    Hay que ver lo bien que exprimís el coche cuando el volante está en su sitio y lleva su verdadera marca, jeje.

    Mirando el lado positivo, mejor que Miguel se haya “reservado” su resultado de carrera importante para otro fin de semana, de forma que podáis escalonar la emocioón por sus éxitos en distintos fines de semana (Hay que consolarse de alguna manera).

    Muy divertida la foto en la que sales ya dentro del R8. Supongo que en su momento intentarías poner una sonrisa natural pero por tu comentario, ya se ve que no cuela ni para ti, jeje.

    Gracias por la entrada.

  2. kamikazesancho dijo:

    Pole!

    La crónica tan buena como siempre. La verdad que hasta yo desde casa vivi la pole de Miguel con mucha alegría y euforia (y eso que tenia mis morros pegados a una tabla de tiempos)

    Todo el sábado por la tarde en Audi tuvo que ser fascinante, divertido y hasta emocionante. La mecánica de Miguel me sacó las primeras risas de la mañana del domingo cuando la vi con los tacones, porque era puro nervio, al final 8º y ahora a intentar repetir proezas en Valencia, donde con un poco de suerte estaré por allí dando guerra.

    Grande tu trabajo y gran retransmisión, como siempre!

    Saludos

    Fernando

    • Gracias Fernando, fue efectivamente muy emocionante y satisfactorio, después de marcar su tiempo teníamos claro que iba a hacer la pole porque Spengler había dado una vuelta más en la Q3. La vuelta del canadiense también fue estratosférica.

  3. Dj_Antrax dijo:

    Fue una pena la carrera de Miguel. Despues de la euforia por su pole el sabado, el domingo fue un autentico bajón. 😦

  4. Josep dijo:

    Gracias por al entrada, muy interesante como siempre.
    La retransmisión como siempre perfecta. En cuanto a la carrera, estoy un poco decepcionado. El problema de la primera curva es normal, lástima para Timo Scheider. Para mí Miguel debería haber acabado 3º-4º, y al final 8º saliéndose cuando iba 5º… y además el 3º Mortara. Veremos como van las cosas de aquí en adelante, pero me están preocupando mucho los resultados. Todos sabemos que Miguel es bueno, lo demostró el viernes y el sábado, pero al final lo que tenemos es solo 1 punto. Pero bueno, esperemos que las cosas mejoren y que de aquí mucho tiempo estemos recordando este 2011 de forma casi anecdótica.

    • Excelente análisis. Obviamente la falta de resultados es preocupante, pero por sí misma, no en clave de futuro. Es lástima que con las cosas buenas que ha hecho no se hayan concretado en resultados.

  5. Dj_Antrax dijo:

    Que yo sepa Miguel tiene contrato con Audi para 2012 y su puesto no corre ningún peligro. Fue fichado como joven promesa para irle formando con un contrato de tres años (o eso me suena). Su año de debut fue prometedor y no creo que por un año en el que no estan saliendo bien las cosas vayan a pensar en dejarle fuera.

    • Dj_Antrax dijo:

      Ademas quedan dos carreras y en vista de la pole del pasado sabado aún puede llegar algún gran resultado. Pero como digo parece que su continuidad en Audi no depende de que llegue o no ese resultado este año.

  6. ImprezaSTI dijo:

    Genial Pole.
    Lástima de lluvia del domingo, la cosa pintaba tan bien.
    Je je a ver si con un poco de suerte vemos a la “…alemana vestida de fallera…” intentando cantar el himno español.
    Una vez más, gracias por la entrada Sr. Castellá.

  7. Héctor Sagués dijo:

    ¡Hola Carlos! Te sigo desde que retrasmitías NASCAR y Mundial de Turismos, y ahora también en el DTM. Creo que a Miguel le pudieron los nervios en algunos momentos, especialmente en la salida. Me hubiera gustado verle más arriba. ¿Puede remontar Spengler o Tomczyk ya tiene la corona en su mano? Veo difícil que Mercedes gane en Valencia.

    Dos cosas más, que no tienen nada que ver con el DTM: ¿Quién crees que ganará en la NASCAR? Johnson es el hombre a batir, pero veo bien a Harvick, a Kenseth y a Kyle.

    Y también: ¿Podrías (cuando quieras) pasarte por mi blog? Hablo de varias categorías de automovilismo, y también de pilotos. http://carreras1.blogspot.com/

    ¡Gracias, sigue así!

    • No es cuestión de que gane en Valencia, es más bien que no le pase nada. Ha puntuado en todas las carreras, y en alguna tiene que fallar…y depende de como sea ese fallo.

      En cuanto a la Nascar no me defino, pero no creo que sea Kenseth.

      • Héctor Sagués dijo:

        Otra cosa es que gane pero yo creo que Kenseth es uno de los pilotos más consistentes que hay en la NASCAR. Además, este año ha ganado dos carreras, algo que en él es prácticamente un milagro. Pero sabemos que Edwards es el piloto de referencia de Ford, así que ya veremos qué sucede y si hay “acuerdo” entre Ford, Toyota y Dodge para detener a los Chevrolet…

  8. +karreras-futbol dijo:

    ¡Ahora entiendo porque existen turismos con muchos caballos y con mucha velocidad punta…jeje!
    Espero que cunda el ejemplo de mujeres-mecanicas y encima tan guapas!
    Y respecto a la rueda atorada, faltaba un mecanico latino, con su capacidad de improvisacion ,dandole unas patadas a esa rueda para desantrancarla..je
    Gracias por la entrada y saludos.

    • Gracias a ti. Si es un poco sorprendente encontrar una mujer mecánica, pero en el equipo SEAT sport también había una… que era una super experta en motores.

      • eloyf1 dijo:

        Debe ser cosa del grupo VAG, porque este año Audi ganó en Le Mans con una ingeniera de pista, Leena Gade.

      • Es verdad, y Sauber tiene una team manager. Hay muchas, pero mecánicas (de ensuciarse las manos) hay pocas.

  9. moto dijo:

    Este año hemos tenido Pole de MIguel esperemos que también tengamos victoria, sino el año que viene pediremos podiums habitualmente

    • Bueno, eso espero, la pole demuestra lo que vale, por tanto aspirar al podium y que nosotros se lo pidamos sería normal. Otra cosa es conseguirlo, que desde aquí todo parece muy fácil.

  10. taz dijo:

    Bueno maese, el analisis es claro:
    El sabado Miguel llevaba ajos y el domingo no.
    Juas.

  11. Machaquito dijo:

    No se si es una impresión equivocada mía, ¿esta Miguel desaprovechando unas oportunidades fundamentales este año? Espero que no, pero no es el primer fin de semana que termina de forma decepcionante y me gustaría que no tuviese consecuencias para su futuro.

    (Esa mecánico con tacones… ¿me pasa algo Doctor?)

    • Es cierto que este año no hay manera de concretar, ni cuando las cosas van bien en entrenamientos (casi siempre) ni cuando van mal. De todas formas un mal año lo tiene cualquiera.

  12. Javiero dijo:

    “Cenamos con Filipe Alburquerque, con quien tenemos una charla muy amena. Pasan por los monitores un reportaje sobre las 24 Horas de Spa, y como él estuvo corriendo, nos cuenta muchas cosas interesantes. Algunas me hacen reflexionar sobre lo mucho que ha cambiado la resistencia.”

    Coñio, desembucha!! No me dejes en ascuas!
    Una pena la salida de pista de Miguel… Por la tele daba la sensación de ir un poco falto de ritmo, viendo como Spengler y Ekstrom se marchaban. Aún así tuvo más suerte que otros, que con una salida similar acabaron comiendose los mocos.
    Por cierto, carrerón de Ekstrom.

    • Verás Javiero, esto es mi agenda, y a veces apunto cosas para recordarlas. Por ejemplo, lo de Filipe pensé que sería un buen tema para una entrada, así que lo apunté para que no se me olvide. Así podré preparar algunas preguntas para la próxima cita y si el material lo vale, pues hacer una entrada sobre las diferencias de la Resistencia de los años ’70 y la actual.

  13. Jesús Ruiz dijo:

    Buena entrada, como todos los “diarios”!

    Lástima lo de Molina, esperemos que se esté reservando para Cheste, donde espero ir, y pueda ver en directo la 1ª victoria jajaja.

    Aún así creo que Tomczyk es ya casi casi campeón… aunque quién sabe!!!

    • ¡A ver si es verdad! por allí estaremos. Martin lo tiene muy bien, pero por lógica alguna carrera negativa la tiene que tener, sería muy raro que las acabara todas en los puntos. La cosa estará muy justa al final.

  14. JESUS dijo:

    Miércoles, ya, que barbaridad… en cuatro días estamos escuchando a la Fallera cantar el himno de España gracias al triunfo de M Molina, llorando todos como madalenas.

    Si encuentras tiempo, lo primero es cumplir, eso si, seria de agradecer una entrada con lo que vamos a ver, que coches hemos de seguir, en que nos hemos de fijar y todas esas cosas, … cuantos bocatas nos hemos de llevar, a que hora conviene estar para no perder detalle,… donde haremos las mejores fotos, ya sabes, fotos, fotos… nivel didáctico cero, para los que no pasamos de 80 km/h.

    Saludos,

    • Te ruego me disculpes, pero no puedo hacer una entrada, estoy haciendo la maleta y la que publicaré mañana ya está hecha hace días. Pero si vas allí ya sabes, EuroSeries con dos pilotos y DTM con el Red Bull con aletines amarillos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s