15 – NASCAR. Tragedias

En la Nascar se han producido muchos accidentes y de todo tipo, que también a lo largo de los años ha ido forzando la mejora de las medidas de seguridad. De las precarias condiciones de los inicios a los coches y circuitos actuales, ha habido grandes cambios en materia de seguridad, muchos de ellos como consecuencia de accidentes graves o trágicos.

El accidente que más incidió en esta materia fue el de Dale Earnhardt, pero antes la desgracia marcó a otros corredores, aunque no siempre por accidentes en la pista, ya que fuera de ella también se dieron algunos casos que sacudieron a la comunidad de la NASCAR.

CLIFFORD Y DAVEY ALLISON

Davey Allison en Phoenix, 1991.

Ya hemos contado la historia de los Allison, padre e hijos. Pero la tragedia de los dos hermanos conmovió al a Nascar de forma especial, ya que Clifford se mató en Michigan, en los entrenamientos de una carrera dela Busch (antigua Nationwade). Su hermano corrió la carrera, a pesar de que el equipo le había dispensado de hacerlo. Davey les dijo: “correremos el domingo y enterraremos a mi hermano el lunes”. Acabó la carrera en quinto lugar.

Aún no había pasado un año de aquello cuando Davey, uno de los pilotos con mejor futuro en aquellos momentos, se mató al caer su helicóptero llegando a Talladega. El aparato cayó desde muy poca altura, él salió despedido y quedó atrapado debajo. El accidente ocurrió al mediodía, y hasta la noche los médicos intentaron salvarle la vida sin conseguirlo. Corría con el equipo de Robert Yates, en aquella época uno de los punteros, y que nunca más se recuperó de aquella pérdida.

DALE EARNHARDT

El momento del segundo impacto. Earnhard golpea de frente contra el muro.

Algo parecido a lo de Yates le sucedió a Richard Childress. Con Dale Earnhardt ganaron siete campeonatos, pero la muerte de “The Intimidator” nunca fue superada por el equipo, que desde entonces sigue buscando un líder. El accidente mortal de Dale fue uno de los más extraños que se han producido. Fue en la Daytona 500 de 2001, en la última curva de la última vuelta, chocó primero con Stirling Marlin y después fue golpeado por Ken Schrader yéndose contra el muro, pero no a una velocidad especialmente elevada. Sin embargo, el golpe fue seco, y le fracturó la base del cráneo.

La carrera la había ganado su equipo segundos antes, y nadie podía imaginar lo que había sucedido. Los equipos de rescate se acercaron al coche de forma rutinaria, y solo Schrader pareció darse cuenta de lo sucedido, al comprobar que Dale estaba inmóvil dentro del coche.

Su muerte fue un mazazo que replanteó todas las medidas de seguridad, ya que en apenas un año habían fallecido Adam Petty, Kenny Irwin, Tony Roper y Dale Earnhardt. A raíz de aquella serie negra la Nascar aceleró el desarrollo de las nuevas barreras de seguridad en los muros, de unas mejores protecciones del cockpit, y finalmente del COT, un vehículo más seguro. Normas que  han hecho que desde 2002 no se haya matado nadie.

TIM RICHMOND

Fue el primer piloto en abandonar la IndyCar, es decir los monoplazas, para correr la Nascar, y al igual que haría Tony Stewart años después, consiguió hacerlo con éxito. Durante tres años consiguió diversas victorias, y en 1986 fue uno de los primeros pilotos de Rick Hendrick, cuya asociación les permitió acabar el campeonato en tercera posición.

Tim Richmond ganó la Daytona 400 en 1986, cuando su salud empezaba ya a deteriorarse.

Sin embargo en la Daytona 500 de 1987 no se presentó, lo que desató ciertas suspicacias, ya que llevaba una vida muy desordenada, de la que todo el paddock era consciente. Joven y con éxito entre las mujeres, había protagonizado algunos excesos, y su ausencia se debió oficialmente a una neumonía. Durante aquel año y el siguiente, 1988, aún corrió algunas carreras esporádicamente, pero su salud se deterioraba a ojos vista, hasta el punto que los propios médicos de la Nascar acabaron impidiéndole competir.

Poco después falleció de SIDA, que era la enfermedad que tenía realmente, y que como en aquellos años no había provocado todavía alarma social, tardó en ser diagnosticada. No se sabe como la contrajo, ya que no era homosexual.

GLENN “FIREBALL” ROBERTS

Fue uno de los primeros héroes dela Nascar, hasta el punto de que en los años sesenta ya disponía de avión propio para trasladarse a las carreras. Ganó la Daytona en 1962 con un Pontiac, pero pese a sus 33 triunfos, nunca alcanzó el título. Nadie dudaba en que algún día lo conseguiría, pero un accidente en Charlotte en 1964 acabó costándole la vida.

 Glenn “Fireball” Roberts con una de las habituales “misses” que antiguamente adornaban las carreras.

Un toque entre dos pilotos delante suyo le obligó a una brusca maniobra para esquivarlos, a resultas del cual se estrelló contra el muro. Su coche se incendió, y tras unos terribles minutos fue extraído del mismo con vida.

Pese a tener quemaduras en el 80 % de su cuerpo, los médicos confiaban en su recuperación, y durante más de un mes una lenta aunque constante mejoría dio fundadas esperanzas. Sin embargo, contrajo una neumonía, que sumada a su secreta asma crónica le provocaron la muerte, acaecida el 30 de junio, cinco semanas después del accidente.

El accidente de Fireball, según foto encontrada en Internet.

Su muerte conmocionó a la Nascar como sólo lo hizo la de Earnhardt años después. Su tragedia provocó la obligatoriedad de los trajes ignífugos para los pilotos, y diversas medidas contra el fuego, tanto activas (en el coche) como pasivas (equipos de rescate mejor preparados).

Judy Judge, su novia desde hacía varios años, persona tremendamente popular en el paddock y que no podía casarse con él porque su primera esposa no le concedía el divorcio, no pudo asistir al entierro, vetada por la cónyuge legal, a pesar de los esfuerzos de algunos amigos de Fireball, cuyo apodo no venía de las carreras, sino del béisbol, y que resultó trágicamente premonitorio. Judy jamás abandonó el luto, y nunca más volvió a pisar un circuito.

Cuento esto porque los que hayáis visto la película “Grand Prix” recordareis que es una de las historias de amor que aparecen. El piloto Jean Paul Sarthi no puede casarse con su amante porque su esposa no le concede el divorcio, y cuando se mata en Monza ella no puede subir a la ambulancia porque está allí la esposa legal, que le cierra el paso ante el estupor de todos los presentes. No he encontrado ningún dato que me lo confirme, pero dado que el director John Frankenheimer era estadounidense y la película se rodó en 1966, dos años después de la muerte de Roberts, no me cabe duda de que fueron Glenn y Judy quienes inspiraron aquellos personajes.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Historias de la NASCAR y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

33 respuestas a 15 – NASCAR. Tragedias

  1. Ezequiel dijo:

    Gracias por esta nueva entrega… Me dan ganas de imprimir todos los articulos de la Nascar que has escrito y hacer una especie de libro tuyo… aunque el capitulo de hoy no sea el mas “apasionado”

    • Vaya pole Ezequiel, ¡aun no había termiado de poner los pies de foto y ya estabas aquí!

      Bueno, aunque no sea apasionado, la tragedia forma parte de las carreras y de nuestras vidas.

      • Ezequiel dijo:

        Estaba en el correo y me llegó la alerta asi que raudo y veloz vine a leer el artículo… y exacto la tragedia forma parte del juego…

  2. ImprezaSTI dijo:

    Una curiosidad. Me suena como si las asistencias en los circuitos fuesen algo así como profesionales y siguieran todo el campeonato. Es así?. Responde ello a una de las mejoras en los aspectos de seguridad introducidos?.

    • Pues esta es una de las cosas que nunca he sabido del todo: si que hay una serie de personal fijo (jefe médico, jefe de seguridad etc.) pero no se si todos los auxiliares repiten en todas las citas del año, o son los del propio circuito.

  3. Machaquito dijo:

    Al leer que tras la muerte de Dale no ha habido mas accidentes mortales gracias a Dios, no he podido dejar de acordarme de Ayrton y lo que significo para la seguridad en F1.
    Al igual que el caso de Glenn (joder con las puñeteras ironías del destino) Fireball, la ropa ignífuga y el caso de Niki Lauda.

    En el fondo no son tan diferentes. Se juegan la vida sobre maquinas que van a muchas millas o kilómetros por hora.

    • Si pero no creo que fuera gracias a Dios, supongo que fue gracias a los esfuerzos que se hicieron en materia de seguridad. Y para estos tipos, en italia tiene una expresión muy apropiada a tu comparación: “caballieri dei risqui” o algo así, caballeros del riesgo.

  4. Furilo dijo:

    Pero… hoy no es jueves?
    Gracias una vez mas, Carlos.

  5. Furilo dijo:

    más!

  6. Iñaki dijo:

    Gracias por la entrada que enriquece una vez más, nuestra cultura automovilística.

    Sabía que la repercusión que tuvo el accidente de Dale en materia de seguridad, fue similar a la que tuvo el de Senna en la F1, lo cual me lleva a la siguiente reflexión: ¿Es necesario que en un accidente se vea involucrado un “pez gordo” para que el organismo correspondiente actúe en consecuencia? ¿Qué hubiera pasado si en Imola solo hubiera sido Ratzenberger el accidentado?

    No recuerdo que se establecieran medidas específicas de seguridad después del accidente de Elio de Angelis, o incluso después de los de Berger y Piquet en el mismo tamburello.

    No cabe duda que el “legado” que han dejado tanto Ayrton como Dale en sus respectivas categorias ha beneficiado a las siguientes generaciones, pero cabe preguntarse si se podrían haber evitado sus fatalidades, de haberse obrado de la misma manera que en sus accidentes, en los “avisos” anteriores.

    Iñaki

    • Cuanta razón tienes Iñaki. Obviando que en cualquier accidente mortal siempre hay un componente de fatalidad imposible de controlar, es cierto que cuanto más importante es el personaje mayor es la reacción. Lamentablemente es así.

    • Valentí Fradera dijo:

      La F1 sí que reaccionó después de la muerte de Elio de Angelis. En ‘El libro del año 4 Tiempos 86-87 del automovilismo deportivo’, Javier del Arco escribe: “Su muerte fue el detonante que puso en marcha la reestructuración técnica del reglamento de la F1 a fin de acrecentar la seguridad de los pilotos y acabar con las potencias disparatadas de los motores y las velocidades excesivas en curva a partir de 1987”.
      Además, ya el GP de Francia de ese mismo año 1986 se disputó en una nueva variante corta del Paul Ricard, que evitaba el paso por las ‘eses’ de La Verrerie, donde se produjo el accidente.
      Y, por último, a raíz de su muerte se equipararon los test a las carreras en cuanto a servicios de rescate y se implementó la obligatoriedad para los circuitos de contar con un helicóptero médico.

    • Iñaki dijo:

      Muy cierto lo que dices Valentí. Lo de la obligatoriedad de equiparar las instalaciones médicas en los tests con las existentes en carrera me sonaban que se tomaron a raíz del accidente de DeAngelis, pero al no haber encontrado documentación que lo certificara no lo he comentado. Por lo tanto, gracias por confirmarlo.

      En cuanto a lo de reducir las potencias disparatadas, los motores turbo no se suprimieron hasta el año 89 por lo que, tampoco parece que se dieron mucha prisa en aplicar los cambios. De todas formas, y aunque no lo puedo confirmar con seguridad, la prohibición de los motores turbo no fue consecuencia del accidente de DeAngelis y yo lo atribuiría más a los excesivos costes que suponían disponer de motores de calificación que al fin y al cabo duraban una cantidad limitadísima de vueltas, y que lógicamente no todos los motoristas podían permitírselo. Al fin y al cabo, la muerte de DeAngelis fue debida inicialmente al desprendimiento del alerón trasero y luego a la falta de unas asistencias médicas eficaces.

      Por lo tanto, estoy de acuerdo con la mejora de las asistencias médicas en los test, pero al fin y al cabo no se hizo nada por reforzar la estructura de los monoplazas, que es lo que realmente ocasionó el fatal accidente y que seguía siendo un peligro tanto en los test como en carrera.

      Iñaki

      • Y además recuerdo que por aquella época Senna tenía una columna de opinión que se publicaba en varias revistas, y se quejaba de sí mismo porque antes del accidente ya se dio cuenta de que las medidas de seguridad eran escasas, pero no hizo nada en aquel momento.

  7. taz dijo:

    El ultimo parrafo sobre las coincidencias entre Grand Prix y la muerte de Fireball es propio de los se fijan en los detalles, de los que marcan la diferencia, de verdadero maestro del periodismo racing. Gracias maese.

    PD (a todos los autenticos racingeros)
    este domingo a las 19:00 podremos ver la NASCAR en plan taquillas Canal Satelite Digital eligiendo camara incluso On Board, free On Line por RaceBuddy.
    Aprende Bernie!!.

  8. Fran dijo:

    La muerte de Earnhardt en un accidente tan poco aparatoso me tenia muy intrigado debido a que no se observa peligro de muerte en el choque, ya vi los videos hace tiempo pero no busqué información sobre ello, ahora al leer el artículo me he animado a mirar en la red y he encontrado en el enlace que pongo abajo, la muerte fué debida a la rotura de los soportes de los cinturones de seguridad que permitieron que el mentón del piloto y su pecho se desplazasen lo suficiente como para impactar contra la columna de dirección, la mandíbula recibió un gran golpe que transmitió a la base del craneo provocando su rotura y su fallecimiento instantáneo, tambien sufrió múltiples fracturas de costilas y esternón, quizas un casco cerrado le habría podido salvar la vida, quien sabe

    http://www.findadeath.com/Deceased/e/Dale%20Earnhardt/dale_earnhardt_by_kevin_fitzpatr.htm

  9. Manel dijo:

    Por suerte estamos viviendo una evolucion de los deportes del motor en donde los accidentes, que siempre existiran, nos dejan muy pocas secuelas (mencion especial a Kubica, que entraria dentro de esa fatalidad incontrolable) y aunque a veces algunas medidas que se toman por seguridad nos parezcan a los aficionados demasiado extremas tal vez sea el camino a seguir.

    PD…un inciso sin animo de ofender, tan solo porque me ha sorprendido mucho el comentario acerca del sida…¿la coletilla de que no se sabe como lo contrajo ya que no era homosexual se refiere en esos años o que todavia hoy se tiene la duda?
    Creo que todos sabemos cuales son las principales causas de infeccion por el VHI, y aunque durante muchos años de finales de los 80 y principios de los 90 se tenia la seguridad de que tan solo se transmitia entre los homosexuales, se ha demostrado que desde siempre la transmision ha venido por diferentes vias (aunque se transmitiera mas rapidamente y en mayor numero entre homosexuales por la falta de prevision, cosa que lo frenaba en las relaciones hetereo)
    Perdona por ir de enterao…pero me ha sorprendido mucho la frase…a estas alturas…

    • Más que nada la puse así porque entonces sorprendió mucho, y era una de las cosas que todo el mundo se preguntaba en la NASCAR. Sobre el tema de la homosexualidad como portadora no tengo conocimientos para opinar en público, gracias por las precisiones.

  10. Jaime dijo:

    Recuerdo la primera vez que vi el accidente de Earnhardt. No parecía nada, tuvieron que quedarse de piedra cuando llegaron. Tuvo un efecto muy similar entonces al accidente de Senna en la F1 o al de Toivonen en el WRC y la concienciación por la seguridad. No queda otra, es muy traumático para un campeonato que su superestrella desaparezca así.

    Es verdad que antes la seguridad estaba limitada también porque no había medios técnicos para conseguir habitáculos tan resistentes como ahora, por ejemplo. Los accidentes mortales eran inevitables y había que vivir -y correr- con ello presente. Tengo un libro en el que hay un comentario de Markku Alen sobre el Delta S4: “el Delta S4 tenía turbo y compresor, que estaban siempre muy calientes y teníamos que sentarnos con la gasolina alrededor del asiento. Pero así eran los coches y había que vivir con ello”.

    La seguridad, una de las pocas cosas en las que el automovilismo moderno supera al clásico.

  11. jose dijo:

    Yo pienso que en la Nascar podrian mejora más aun la seguridad, sobre todo la estructura antivuelco. Me refiero al accidente que tubo Newman el año pasado en el que se hundió el techo.

    • Es verdad jose, pero es que la NASCAR hace años que tiene un problema llamado Talladega. El propio Carl Edwards dijo a raíz de su accidente “que deben estar esperando a que mate alguien para hacer algo”.

  12. Alberto Navarro dijo:

    Carlos ya viste la película deSenna??
    Hay que comentarla

    • Hola Alberto, si, la he visto, pero de momento no quiero hacer comentarios. Quizás en invierno haga algo, pero este tipo de cosas prefiero dejarlas, ya que el tiempo da una visión más global de las cosas, y ese es de lo temas que merecen mucha reflexión.

  13. Hugo dijo:

    ¿Soy el único que se ha percatado del párrafo homofóbico de este articulo, “Poco después falleció de SIDA, que era la enfermedad que tenía realmente, y que como en aquellos años no había provocado todavía alarma social, tardó en ser diagnosticada. No se sabe como la contrajo, ya que no era homosexual.”? ¿Es que acaso seguimos viviendo en los 80, cuando se pensaba que el SIDA era propio únicamente de personas homosexuales?

    • Tienes razón, no está bien redactado y creo que en algún que otro comentario ya había pedido disculpas. A pesar de que está mal escrito, asumo mi responsabilidad y lo dejo tal como lo escribí en su momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s