03 – El quinto elemento

Vayamos un poquito más atrás, al mes de Septiembre de 2006: Michael Schumacher gana el GP de Italia, y anuncia su retirada. Todo hace suponer que ganará su octavo mundial, y en la cima de la gloria dejará la competición, un paso lógico tras tantos años de éxito. Los “tifossi” italianos lloran su marcha,  alguno de sus rivales se alegra, y quizás hay algunos dentro de su propio equipo que también lo celebran.

Jean Todt, Ross Brawn, Rory Byrne y Michael Schumacher son los cuatro magníficos que levantaron una Ferrari moribunda y la llevaron a la gloria. Pero alguno de ellos ya ha pasado diez años fuera de casa, y tiene ganas de volver, o de enfrentarse a nuevos retos.

Byrne ya se había ido del mundanal ruido antes de la llamada de Ferrari, así que no veía la hora de volver a marcharse a Tailandia para crear su escuela de buceo, proyecto que había quedado congelado en su momento. Brawn había vivido todos esos años en Italia, mientras su familia seguía en Inglaterra, estaba cansado y con ganas de tomarse un año sabático para dedicarse a descansar y a la pesca deportiva, su otra gran pasión.

Los dos se alegraron de la decisión de Michael (tomada mucho antes y que ya sabían), porque entre ellos tenían un contrato o pacto de irse todos juntos. Después decidieron que Todt se iría más tarde, para asegurar una transición hacia una Ferrari “italianizada” tal como le había pedido Luca de Montezemolo. Cosa sospechosa, la despedida no estuvo en consonancia con los méritos de todos estos años. Ni una ceremonia, ni un homenaje, ni nada por el estilo. Algunos rumores apuntaban a que la unión de los cuatro por contrato no era sólo por amistad, sino también por algún que otro negocio no del todo transparente aprovechando su posición dominante en Ferrari, y que cuando Montezemolo se enteró, cortó por lo sano, provocando un final un tanto precipitado y exento de fastos. Puras habladurías, pues no hay ningún dato fidedigno al respecto.

Pero eso justificaría la silenciosa manera en que se disolvió el grupo, y por ello Montezemolo le ordenó a Todt que devolviera el poder a los italianos, cosa que el francés iría haciendo paulatinamente hasta retirarse él también. Hasta aquí todo muy bien y muy correcto, salvo que dentro del equipo había un quinto personaje muy ligado a Brawn y Schumacher con el que nadie contaba: Nigel Stepney, británico, hombre de confianza y que había sido el brazo ejecutor de todas las ordenes recibidas, siempre fiel cumplidor de todos los trabajos, pero que nunca pudo integrarse en el grupo de “extranjeros” que de verdad ostentaban el poder. Un personaje obediente, pero que sabía en que armario estaban escondidos los cadáveres.

Al saber que dicho grupo se deshacía, Stepney, que era el Team Coordinator, quiso pasar a ser el responsable de pista, pero Todt le dio este cargo a Luca Baldiserri. Entonces se postuló para ser nombrado Director Técnico, ocupando el puesto de Brawn, pero este puesto fue a parar a Marco Almondo. El inglés no aceptó aquellas decisiones, que en el fondo le suponían una degradación, y a partir de aquel momento se convirtió en un problema para Todt, quien extrañamente no le despidió, probablemente porque Stepney estaba al tanto de demasiadas cosas, y como se dice vulgarmente, “sabía demasiado”. Todt no hizo nada por él, con la esperanza de que se marchara por iniciativa propia. Stepney, que ganaba la friolera de medio millón de euros al año, prefirió aguantar, iniciando su guerra particular contra Todt y contra Ferrari.

Almondo le colocó como Responsable de Desarrollo, un cargo que no era operativo en las carreras, con lo cual dejó de asistir a los Grandes Premios, contrariamente a lo que él quería. No se recató en mostrar su disgusto y en declarar que no quería trabajar con Almondo, que lo lógico para él era hacerlo con Aldo Costa, el diseñador jefe. Le dejaron en fábrica, trabajando en el desarrollo del F2007, para lo cual disponía de planos, gráficos, estudios, datos… todo un arsenal que, al mismo tiempo que lo usaba para su trabajo, iba almacenando secretamente, ya fuera en papel o en alguna memoria informática. Al mismo tiempo Todt, que no se fiaba de él, pero tampoco se atrevía a echarlo, lo tenía vigilado, incluso “pinchando” sus teléfonos y reforzando las medidas de seguridad a su alrededor.

Stepney, que conocía al dedillo todos los asuntos de Ferrari lo sabía, y trabajó con mucho celo en su propio plan: buscar trabajo en otro equipo, y hacerlo llevándose una buena y valiosa cantidad de datos de Ferrari, y dado su trabajo, sabía muy bien cual era la información que más podía interesar a otros, empezando por la que hacía referencia a los neumáticos. Como es lógico, lo primero que hizo fue  contactar con otros equipos, y lo hizo directamente o a través de viejos conocidos para poner en circulación sus “ofertas”.

De los varios contactos que hizo, fue con Mike Coughlan, ingeniero de McLaren, con quien se entendió pronto para llegar a un acuerdo mutuo de colaboración. Ambos habían trabajado juntos en Lotus (1984-88) y Benetton (1991) así que se conocían bien, y ante la oferta el segundo vio una buena oportunidad para promocionarse dentro del “staff” de McLaren. Llevaba mucho tiempo a la sombra de Pat Fry (nada que ver y no confundir con Nick Fry, de Honda) y Nigel Oatley, quienes en última instancia eran quienes firmaban los proyectos de los sucesivos McLaren, sin que a él le dejaran hacer mucho más que un trabajo casi rutinario. La oportunidad de tener datos e informaciones importantes era apetitosa, así que no sólo no cerró la puerta, sino que pronto empezó a recibir dichas informaciones.

Al mismo tiempo Stepney seguía buscando equipo, y entró en contacto con Honda. Habló con Nick Fry para pedirle una entrevista de trabajo, e incluso se sabe seguro que durante el invierno tuvieron un “encuentro informal”, y aunque nunca trascendió hasta donde llegó el nivel de información de dicho encuentro, es obvio que hicieron algo más que hablar del tiempo y de las diferencias de vivir en Italia o en Inglaterra. Seguro que Stepney le explicó el tipo de información que podía proporcionarle.

De ahí que Fry, viendo como iban los McLaren, sospechara que no era solamente una cuestión de buena ingeniería.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en El escándalo 2007 y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

34 respuestas a 03 – El quinto elemento

  1. Karnaplosky dijo:

    Algunos rumores apuntaban a que la unión de los cuatro por contrato no era sólo por amistad, sino también por algún que otro negocio no del todo transparente aprovechando su posición dominante en Ferrari

    Ouch!!! algun día tienes que contar estos rumores aunque sea donde mi hermano. 😉 xD

  2. Jacqs dijo:

    Salvo del dato de los rumores sobre los negocios de los 4 magníficos, yo me he quedado casi igual que estaba hasta ahora. Quiero más….¿tendremos entrega el domingo?

    • queibis dijo:

      Esto empieza a parecerse a una película de espías. ¿Todavía le quedaran “cadáveres en el armario” a Nigel Stepney por sacar a hacerles la autopsia?

      Me da en la nariz que el susodicho tiene mucho que decir aún y no se de que forma le habran tapado la boca, pero por mucho empeño que hayan puesto en ello, seguro que tiene algún as guardado, tiempo al tiempo.

      Acabo de hacer una conexión neuronal totalmente absurda, pero la pongo, porque nunca se sabe:

      Honda-Nick Fry-Ross Brawn-Brawn GP-Nigel Stepney-Dobles Difusores. Añadamos a todo esto la información sobre Ferrari y Bridgestone que circulaba por los despachos, lo agitamos todo y tenemos el campeonato 2009 conseguido por Brawn GP.

      Al final, los más pardillos, los de Honda, que se quedaron compuestos y sin novia, aunque conociendo un poco a los japos y su correcta forma de hacer las cosas, a lo mejor no les interesó meterse en tal “fregao”.

    • En principio no. Mi idea ahora es mantener la cadencia lunes-miércoles-viernes si no hay nada que me obligue a cambiarla.

      • ImprezaSTI dijo:

        ¿Hasta el lunes???. Pues alguien va a tener que hacer una de esas aportaciones paralelas para poder aguantar el fin de semana.

        Por cierto Sr. Carlos, vamos a tener que pedir una aula más grande porque ya mismo no cabemos en esta.

      • ¡Caramba Impreza! ¡descansemos el fin de semana, que cuando haya carreras no podremos! Muy bueno lo del aula.

  3. Iñaki dijo:

    Jajaja, qué pena que no se puede dar al Fast Forward eh Jacqs..

    Nada, paciencia que la trama está siendo de lo más interesante y Carlos nos está llevando por sitios insospechados y que los aficionados no habíamos tenido ocasión de “pisar”.

    Está siendo muy agradable la lectura, si señor. En cuanto a lo que comentas de la retirada de Schumy, lo que creo que nos llegó a nosotros es que se pudo haber retirado en contra de su voluntad, porque está claro que la velocidad la seguía teniendo (y como muestra su última carrera Brasil 2006). Pero por lo que comentas, en su retirada hubo bastante más tomate de lo que pareció.

    Iñaki

    • Jacqs dijo:

      Qué recuerdo Brasil 2006.
      Partiendo desde la última posición tras pinchar con Fisichella en la salida y terminando 4º con aquel adelantamiento imposible a Kimi en las últimas vueltas. Eso sí que fue un espectáculo de adelantamientos y remontada.

    • Si es verdad, en su día ya se comentó que su retirada fue un poco forzada. Por eso ha acabado volviendo.

  4. ¡Una saga apasionante! Espero el próximo capítulo con más ansia que en la época buena de ‘Prison Break’ o ‘Perdidos’.

  5. Velocidad dijo:

    Maese, estoy enganchado a toda esta trama (por entregas), que prometiste y estás cumpliendo.

    Me llama la atención que en esta saga hay tantos o más británicos que en “El diario de Bridget-Stone”, aunque como el relato está que arde, tal vez haya que cambiar de ruedas (porque rueda que rueda el tema de las ruedas), y llamarlo “El diario de Fire-Stone”.

    Chapó al resto de los participantes también, por alimentar el ansia, el riego y el buscar datos por las rendijas. Datos tie que haberlos, aunque sea por las rendijas, je je.

    Ea.

  6. luca dijo:

    Parece una novela policiaca de Agatha Christie. Cada capítulo que pasa la trama se pone interesante haciendo muy amena su lectura. Y, además, sacando datos que desconocía.

    Enhorabuena Carlos.

  7. McKormick dijo:

    Genial visión. Parece que todo va cuadrando y estoy muy de acuerdo en que alguien tuvo que actuar para que en Ferrari dieran cabida al testimonio del famoso empleado de la imprenta. Esperando los próximos capítulos.

    Aparte de esto, darte mi más sincera enhorabuena por tu blog y el tipo de contenido que ofreces. Lo leo a menudo y lo disfruto tanto como tus artículos en GPA, aunque por falta de tiempo en algunas ocasiones y timidez en otras, no estoy muy acostumbrado a comentar en gran parte de los blogs que leo.

    En definitiva, espero que sigas así, que algún día te unas a la moda de Twitter y mi más sincera enhorabuena y agradecimiento.

    Un saludo a todos!

  8. Hola McKormick,

    gracias por tus elogios, me animas a seguir en esa linea aunque ahora estaré unos días tratando sólo este tema 2007. ¡Pero creo que no debo interrumpirlo!

    Lo de twitter, pronto.

  9. Charly-ce dijo:

    Llevaba unos días sin meterte en tu blog, Carlos (lo hago con asiduidad), y me he encontrado con esta novela de intriga! Me esta gustando tanto como al resto.
    En cuanto a lo de la retirada, yo recuerdo leer en su día palabras del propio Schumacher diciendo que se retiraba en parte para no dejar a su “amigo” Massa en la cuneta, ya que sabía que vendría Kimi y no quería dejarlo sin asiento. No se si tendra algo que ver.
    Un saludo!

  10. Al (21prods) dijo:

    Carlos, apasionante. Ya no me acordaba de que Nick Fry y Stepney habian tenido “tratos”. Ahora entiendo la referencia de Nick Fry del anterior capitulo. Bravo. Entiendo (a diferencia de lo que crei entonces) que la transferencia de datos a McLaren fue anterior al GP de Australia (me hice a la idea que el tema del suelo de Ferrari que flexaba era para demostrar que la informacion era buena y “comprable”. Aplausos maese.

  11. Al, ¡te me estas adelantando! gracias por las felicitaciones.

  12. Machaquito dijo:

    Aunque no si si alguna vez sabremos todos los detalles, gracias por atender una de mis demandas (en el lado nerdo) explicando la salida tan poco agradecida de “los cuatro magnificos” de la Scuderia. Tal vez cuando Montezemolo

    Interesante como se va entrelazando todo, como una buena novela. Veremos que giro de guion nos tienes reservado.

    Referente al capitulo 7:
    Yo siempre he pensado que a Tito Bernie le salió una hemorroide pensando que Alonso podía volver a dominar otro año mas y continuar la era de aburrimiento Schumy repitiendo campeón año tras año.

  13. Teucro dijo:

    Bueno, espero con impaciencia la siguiente entrega, que estoy siguiendo minuciosamente.
    De momento Carlos, las piezas encajan, y me tienes mas en vilo que en una novela de Hening Mankell.

  14. Manel dijo:

    ufff, se esta “calentando” el asunto.
    La “previa” de Stepney dentro de Ferrari sí que me da el motivo para la traición a Ferrari. A mi era un punto algo oscuro que un mando de ese calibre se decidiera a airear secretos a tutti ple… me faltaba “la motivación”, aunque cobrando lo que cobraba ya tiene ser bastante cxxxxn para morder-amputar la mano que te da de comer (bueno, de comer y de vivir como un KALIFA que narices).
    GRACIAS Maese, nunca me cansare de darlas XD¡

  15. Gonzalo dijo:

    tremendo entripado que estas contando Carlos. Lo sigo ansiosamente. un golazo!
    Veo dentro de estas historia algunas mas que tambien merecen unos 9 capitulos tambien. Ya imagino que saldremos mas que exitados al final de esta serie de capitulos. Comentare mas cosas luego ya que quiero leer nuevamente y recordar otra ves aquel infame año donde atentaron contra Alonso. Hoy dia Alonso ya tendria 4 titulos mundiales (al menos) facilmente.

    • Si Gonzalo, de cada capítulo podrían escribirse muchas variables, pero acabaría siendo el cuento de nunca acabar. Veremos si el camino por el que he optado (en base a las informaciones disponibles) os parece genéricamente correcto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s