El Tyrrell P34 de seis ruedas, y III (La pifia de Alan Henry)

Alan Henry es uno de los periodistas más reputados en el mundo de la Fórmula 1, y creo que con bastante razón. Durante muchos años le he leído crónicas y opiniones muy ponderadas, y sobre todo con muy buena información. Los años le han convertido en uno de esos “gurús” ingleses que tienen acceso a todas partes y por ello disponen de las mejores informaciones.

A finales de los años ’90, cada sábado Ron Dennis y Norbert Haug hacían una rueda de prensa en el hospitality de McLaren, que por aquel entonces no era tan sofisticado como ahora, sino que era una terracita al lado de un motor-home. Las dos sillas principales eran para ellos, y el resto de la mesa lo ocupaban los periodistas ingleses y algún alemán.

El resto, estábamos de pie rodeando la mesa, o incluso por fuera de la terraza. Yo siempre era de los que me quedaba fuera para poder largarme en cuanto mi nivel de aburrimiento llegara al límite, pues aquellas “ruedas de prensa” siempre eran lo mismo: nadie se sentaba hasta que Henry no decidía donde lo hacía él, y después eran siempre Henry preguntando y Dennis contestando con su habitual lenguaje enrevesado, reiterativo y vacuo. El resto (incluido Haug) meros comparsas.

Pues bien, el otro día me contaron una anécdota sobre el gran Alan Henry (no voy a citar la  fuente, pero fue en una agradable charla el viernes por la tarde en Nurburgring en la carrera DTM de este año) referida al Tyrrell P34. Dado que uno de los interlocutores era inglés y colabora en el mismo grupo mediático que Henry, doy por sentado que es real.

Cuenta esta historia que un sábado por la tarde Henry entró en un típico “pub” inglés y allí se encontró a un mecánico de Tyrrell. Tras saludarse, Henry le preguntó “¿Qué tal, qué estáis haciendo en la fábrica?” A lo que el otro le contestó: “¡hemos hecho un coche con seis ruedas!”. Henry soltó una carcajada, le dio una palmada en la espalda y no le dio más importancia a la frase, porque el hombre iba bastante “cocido” , cosa bastante normal en los pubs ingleses los sábados por la tarde. Es evidente que iba borracho, porque de haber ido sereno no habría cometido tal imprudencia verbal.

Pocos días después nuestro protagonista fue invitado a la presentación del nuevo monoplaza del equipo Tyrrell en el jardín de un hotel cercano a Heathrow. Cuando fue retirada la lona que tapaba el P34 y apareció el coche de seis ruedas, a Henry se le cayó el mundo encima: ¡había tenido la gran oportunidad de su vida, una exclusiva mundial y la había dejado escapar! De haberse creído al mecánico borracho, habría conseguido lo que todo periodista ha soñado tener alguna vez: una noticia sensacional, que nadie se la crea y que luego resulte verdadera. Él la tuvo, pero no supo darse cuenta.

Fotos: Tyrrell P 34 (En la primera, Ken Tyrrell y Dereck Gardner de pie, Patrick Depailler dento del coche)
Autor/Procedencia: Equipo Elf/Tyrrell
Acto: Presentación del modelo
Fecha: Enero 1976

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Album de fotos. Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a El Tyrrell P34 de seis ruedas, y III (La pifia de Alan Henry)

  1. Mazur dijo:

    ¡¡¡ Que buena anécdota!!!.
    A veces decir la verdad es la mejor manera de ocultarla, sobre todo si es casi inverosímil como seguro que fue en su día que Tyrrell sacara este modelo de seis ruedas.
    Me recuerda a un episodio de la serie House donde la CIA se lo lleva para tratar a uno de sus agentes. Cuando le llaman del hospital, House dice tan tranquilo que la CIA lo ha secuestrado para llevarlo a su cuartel general. Evidentemente, nadie le cree.
    Pues con Henry lo mismo 😉

  2. AntuanF1 dijo:

    Como molan los artículos históricos sea de la época que sean. Por cierto el de Grand Prix de esta semana muy bueno.

    La 17º táctica, que tiempos aquellos en que todo era imprevisible desde la salida hasta la llegada.

    Saludos.

  3. Jos dijo:

    Hombre, lo de llamar pifia a esto me parece demasiado. Si hiciéramos caso a todo lo que dicen los borrachos en los bares yo sería, literalmente: “cinturón negro en artes amatorias ” y “mejor amante que James Bond”.

    Una buena historia, gracias Carlos.

    Jos.

  4. McDriver dijo:

    jajajajaja no me extraña nada, en la F1 a veces se inventan artilugios realmente difíciles de creer incluso cuando se ven montados en el monoplaza.

  5. Divertida, ¿verdad? Me alegro de que os haya gustado. Pulguita, creo que la frase que utilizaba Salvador Dalí era “sólo los locos y los niños dicen siempre la verdad”. Pero los borrachos también sirve, al menos en este caso.

    • Mazur dijo:

      Yo de toda la vida he escuchado lo de los borrachos… De hecho, si quereis saber algo que yo sepa, invitadme a unas rondas y lo averiguareis, jejeje

  6. Machaquito dijo:

    A ver quien se cree un Williams con seis ruedas… pero dos delante y cuatro atrás sin ver la foto, o un Ferrari con cuatro ruedas traseras en el mismo eje

    (Buscando las fotos he encontrado este interesante enlace: http://formula1.escharlamotor.org/articulos/prohibiciones.php)

    Ojo al Kurtis Kraft-Offenhauser KK500G. del 57 y la broma de Ferrari con el 312T8

  7. Machaquito dijo:

    Quitad el cierre de paréntesis del enlace

    Sorry

    http://formula1.escharlamotor.org/articulos/prohibiciones.php

  8. Gracias Rafa, la foto del Williams yo la tengo en mi colección para alguna entrada si algún día se tercia.

    El artículo está trabajado, resume casi todo en muy poco espacio. Quizás demasiado simple, pero tiene su mérito.

  9. Sardi dijo:

    Grandes articulos tu serie sobre el Tyrrell

    Mi coche preferido porque jugué con él en el excalectric de un primo y en aquellos tiernos tiempos no creía que hubiese existido tal coche.

    En cuanto a esta anecdota imaginaos tambien si un periodista sacaría que un coche como el Brabham llevaría una aspiradora en el culo. No le hubieran creido JEJE

  10. +karreras-futbol dijo:

    Muy buenas.
    Es una maravilla leer estas anecdotas y recordar esas maravillas ,salidas de la cabeza de ingenieros con posibilidades de usar su imaginacion,gracias a un reglamento que lo permitia.
    Me cabrea que, actualmente los equipos traen evoluciones a las carreras y unicamente son “evoluciones aerodinamicas”. No hay mas evolucion.
    Saludos y gracias.

  11. Sardi dijo:

    Hombre, evolucionan lo que les deje el reglamento, o los vacios al respecto como el doble difusor, aunque este ultimo es invento aerodinamico

    A bote pronto que recuerde el mass dumper no era aerodinamico, aunque lo declararon ilegal… o los tapacubos que en parte era para refrigerar mejor los frenos (o eso dijeron en su dia) y ya esta prohibido o el…

  12. Cuanta razón teneis los dos. El reglamento sólo deja espacio a las evoluciones aerodináicas, a la que alguien saca los pies del tiesto, ¡zas! a la calle.

    Hoy Colin Chapman sería un proscrito.

  13. Wladimir dijo:

    Acerca de Alan Henry, a quien he visto sobre algún Shadow y Tyrrell (creo), alguien sabe su fecha de nacimiento?

  14. Wladimir, ¿no te confundes? es periodista, cuando dices “encima de un Shadow y Tyrrell” ¿a qué te refieres?

    • Wladimir dijo:

      Alan Henry probó el Shadow de Tom Pryce en Silverstone durante 1975, para un artículo de Motor Sport. Supongo será el mismo periodista.

      En Tyrrell no, ese fue Rosinski.

  15. Supongo, no me imagino a Henry en un F.1, pero claro, 1975 está bastante lejos. De los ensayos de José Rosinski conservo unos cuantos de los que publicó en Sport Auto.

  16. victorg dijo:

    Disculpen lo atrasado de mi comentario, pero me acabo de acordar que cuando era pequeño, fui a uno de esos circuitos de kart para niños, yo tendría 10 años, y me arrendaron uno copia de este Tyrrell P34, qué recuerdos!!!!, me acuerdo que era el más rápido, pero lo más impresionante era cómo tomaba las curvas, había que girar muy poco el manubrio (y las ruedas) para que girara sin problemas, asumo que el doble eje delantero permitía eso, qué ganas de guardar alguna foto de eso….

  17. victorg dijo:

    Lo fue, créeme que lo fue, sobre todo que me acuerdo que era lejos el kart más logrado (estética y mecánicamente) que arrendaban, y pasaba a todo el mundo, qué recuerdos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s