04 – A las armas… según Juan Carlos Ferrigno

A raíz de mi post sobre el GP de Argentina, Juan Carlos Ferrigno, un extraordinario pintor de temas automovilísticos de quien no os podéis perder sus cuadros y exposiciones si tenéis ocasión, me mandó un mensaje y un texto sobre aquella época que él vivió en directo. Tras leer su apasionado relato de juventud, y sus esfuerzos para ir a ver carreras de coches colándose en el circuito, que me recuerdan a los que hacía yo en mi época, le he pedido que me prestara los párrafos que cuelgo a continuación, por su parentesco con mi texto.

Asunto: De alambradas y carreras de coches…

…El Autódromo, en plena época de dictadura militar estaba tomado por miles de soldados desde un mes antes del evento, y cualquiera se atrevía a nada con una oposición que con sus fusiles cruzados sobre su pecho te sacaban las ganas hasta de pensarlo…

 Los GP de F1 merecen un capítulo aparte, pero hubo sólo una oportunidad donde pudimos estar cerca de los F1…Al menos de uno.

Chris Amon y su Ferrari F.1 (JC Ferrigno)

Eran los días previos al comienzo de la temporada 79, y el equipo Lotus programó unos tests en el Autódromo para probar neumáticos con su nuevo piloto, Carlos Reutemann.

 Como expertos en el tema nos colamos por la parte de atrás del circuito que no estaba vigilada, y bajo un sol de justicia nos pegamos una caminada interminable hasta llegar a los boxes en la otra punta del enorme autódromo. Allí estaba todo el equipo y el impresionante Lotus 79 aún pintado de negro y dorado, pero sin las letras de John Player Special.

Los chicos de Lotus ocupaban los dos primeros boxes, justo a la entrada, y no nos dijeron nada al ver a un grupo de sudados chicos que miraban alucinados el F1, tal vez porque tuvimos el cuidado de ponernos donde no molestábamos a su trabajo y sin hacer ruido nos quedamos ahí viendo como trabajaban en el coche. Hacía un calor de morirse, sin nada para beber, aguantamos los tediosos programas de pruebas de neumáticos con largos parones en boxes,  y disfrutábamos del sonido del Lotus cuando pasaba por la recta resonando en el Autódromo vacío. Hasta dolían los oídos cuando salía a pista y el Lole pisaba el acelerador justo delante nuestro rumbo a pista. Nunca habíamos estado tan cerca de un F1, aquello era mejor de lo que podíamos soñar, y yo personalmente me ocupé de observar bien cada detalle del coche, cosas que no llegaban a verse en las fotos de las revistas de la época.

Como todo lo bueno tiene un final, no podía faltar un pelotón de soldaditos viniendo desde la última curva rumbo a boxes, y nosotros como colados expertos entendimos que era momento de alejarse de allí y nos trasladamos a la otra punta, al final del pitlane, como diciendo a los soldados : Venimos en son de paz !!!.

Jacky Ickx y su Ferrari Sport en Monza (JC Ferrigno)

Quedó demostrado que aquellos militares cumplían órdenes, y unas bien estúpidas puesto que se estacionaron con sus fusiles alrededor  del equipo Lotus, como si hubiera justificación para ello. Los ingleses miraban y no entendían nada pero creo que lo tomaban como una medida de seguridad, a pesar que no había nadie en el autódromo. Razones de seguridad que los que no somos militares seguramente nunca entenderemos, pero ya en aquel momento con 18 años me dio un poco de vergüenza de lo que pensarían los ilustres visitantes sobre nuestro exceso de celo en esto de la seguridad.

De repente sale Reutemann de boxes para una de sus tandas con neumáticos nuevos, recorre todo el pitlane, y justo delante nuestro en el otro extremo se le cala el Lotus y Lole hace el típico gesto con el brazo de que alguien lo empuje. Sus mecánicos estaban muy lejos en la entrada del pitlane, y entonces muy decididos corrimos velozmente a empujar el hermoso Lotus.

Con el ímpetu que le pusimos al empujón, Reutemann arrancó inmediatamente y se perdió en la recta en cuestión de pocos segundos, pero lo que recuerdo es el tremendo golpe caliente que recibimos sobre nosotros en el momento en que el Cosworth volvió a la vida, para precisar a la altura de los huevos !!!  Que calor despedía todo el aparato, pero cuando arrancó fue como un golpe que casi nos quema.

Cuando miramos para atrás en la otra punta del pitlane los mecánicos de Lotus aplaudían y chillaban, creo porque les habíamos evitado tener que correrse todos esos metros con semejante calor, y también creo que gracias a su evidente aprobación de nuestro empujón nos salvamos que los soldados nos detuvieran por terroristas o nos dispararan a la cabeza por haber tocado el Lotus !!

Gracias a este fortuito episodio ningún soldado dijo nada en el resto del día, el Lole no volvió a calar su coche, y ninguno de nosotros estaba dispuesto a lavarse las manos que habían empujado un Lotus79.

En su página web www.totoferri.blogspot.com podéis disfrutar de dibujos como los que ilustran este post, y de textos no necesariamente de automovilismo. Por mi parte Juan Carlos, sólo me queda agradecerte que me hayas dejado publicar la historia, que acompaño con una foto de “el Lole” Reutemann de la temporada ’79, con la decoración de Martini. Como cuentas en el texto, el que empujaste ya no llevaba la siglas JPS porque cambiaron de patrocinador.

Foto: Carlos Reutemann, Lotus-Ford
Autor/Procedencia: Martini Racing
Carrera: GP de Sudáfrica, Kyalami (según Juan Carlos Ferrigno, porque yo no lo sabía)
Fecha: 1-3 de Marzo de 1979

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Album de fotos. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a 04 – A las armas… según Juan Carlos Ferrigno

  1. Buenas.

    Si señor, fantástica crónica 😉

    Por cierto, hay un párrafo que los duendes han dejado a medias, aunque se sobreentiende perfectamente lo que falta me tomo la libertad de ponerlo.

    “De repente sale Reutemann de boxes para una de sus tandas con neumáticos nuevos, recorre todo el pitlane, y justo delante nuestro en el otro extremo se le cala el Lotus y Lole hace el típico gesto con el brazo de que alguien lo empuje. Sus mecánicos estaban muy lejos en la entrada del pitlane, y entonces muy decididos corrimos velozmente a empujar el hermoso Lotus.
    Con el ímpetu que le pusimos al empusón…”

    Saludos.

  2. Gracias Antonio, ya lo he corregido. La foto de Ickx me ha vuelto loco para editarla correctamente, y aún no lo está del todo, pero ya no quiero tocarla más.

  3. Mazur dijo:

    Impresionante relato!!!!.
    Eso sí fue hecharle webs…

    Lo que me ha chocado es que con tanta “seguridad”, álguien pudiera colarse en un circuito y llegar hasta los mismos boxes.
    Actualmente sería una misión casi imposible ( bueno, si es Turquia sería más fácil, jajaja).
    Tuvo que ser una experiencia de los más gratificante poder no sólo ver el Lotus de cerca, sino ayudar a que siguiera rodando.
    Enhorabuena, y gracias por compartir la historia con nosotros

  4. taz dijo:

    Rompo momentaneamente mi destierro voluntario en todo lo relacionado con la F1
    pero es que la que se describe en esta entrada era una F1 que merecía la pena y no la estafa de la de ahora.
    Magnifico relato
    gracias por compartirlo maese

    me vuelvo la NASCAAR

    • Mazur dijo:

      Es que antes era Fómula 1… Ahora es otro negocio como el fútbol….

      • Gonzalo dijo:

        Taz, no dejes de ver la F1, porque este anyo o lo gana Alonso (15%) o lo gana Webber (70%).
        Gran historia Carlos!!! muy divertida!
        Yo empece a ver F1 desde el 80.. Cuando Jones y Piquet lucharon por el titulo que finalmente se llevo Jones.
        Queria preguntarte algo Carlos. No se si ya lo has comentado antes. Williams dejo perder al propocito a Reuteman en el 81? Ese grand prix en Las Vegas fue demasiado sospechoso. Los argentinos dicen que a Williams no le importo y que nunca deseo que gane el Lole. Fue una carrera realmente tortuosa. para el Lole. Nunca lo vi al estilo Villeneu o Jones pero si tenia lo suyo Reuteman. Y ese dia tuvo un auto malo. El dia de Brasil 2007 me hizo recordar la carrera de las Vegas. Alonso tuvo un carro bien mediocre. Con el mismo auto que el ingles indeseable se colaba entre Massa y Kimi.
        Jones tuvo una bala y nadie lo siguio siquiera.
        Cuentame como lo viste tu o que supieste desde europa. Imagino que este Williams es otro pirata..

  5. Jose A. Serra dijo:

    Genial !!!!

  6. Machaquito dijo:

    Gran descubrimiento este Juan Carlos!!

    Y el comentario en su blog “notica boluda 2” genial.

    Lo que me he reído

  7. Carlos Castellá dijo:

    Gonzálo, estoy absolutamente seguro de que Williams prefirió perder el título que ganarlo con Reutemann. Pero también es cierto que a Carlos le faltó algo de fuerza mental para sobrellevar una situación que en el fondo creó él al no respetar la clausula de su contratro en el GP de Brasil y no “ver” la famosa pancarta.
    Si, es una situación que recuerda mucho lo que pasó en 2007, y que creo que se va a repetir en 2010. La lucha interna entre dos pilotos acaba favoreciendo a un tercero: Williams aquel año, McLaren hace tres y Red Bull este.

  8. Xavier dijo:

    Gran historia, Carlos & JC, muchas gracias

    Un Auto Union de Ferrigno fue durante mucho tiempo el fondo de pantalla de mi ordenador, me maravillan sus pinturas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s