03 – NASCAR. Los inicios. Un poco de historia

En los años treinta se promulgó en Estados Unidos la llamada “Ley Seca” que prohibía el consumo de alcohol y el juego, y que provocó un gran movimiento de contrabando, la profusión de bares y salas de juego clandestinas y el nacimiento de organizaciones mafiosas que eran las encargadas de suministrar las materias prohibidas.

Red Byron con el coche preparado por "Reg" Volt, ganador de la primera carrera de la NASCAR

Estas organizaciones utilizaban coches especialmente preparados para transportar el contrabando, conducidos por hombres intrépidos acostumbrados a huir de la policía, como todos hemos visto alguna vez en las muchas películas de Hollywood que recrean esta situación. Aquellos conductores eran conocidos como “moonshiners” ya que el trapicheo acostumbraba a ser nocturno, y para ello eran muy útiles las noches de luna brillante. También se les conocía como “bootleggers”, contrabandistas puros y duros.

Pues bien, cuenta la leyenda que en el sur de Estados Unidos, y especialmente en Florida, al derogarse dicha Ley Seca aquellos “moonshiners” se quedaron sin trabajo, y empezaron a competir entre ellos, sin orden ni concierto, en precarias condiciones y cruzando apuestas tan ilegales como sus actividades anteriores. Algunos avispados empezaron a organizarles carreras, como es de suponer en condiciones absolutamente dispares: había quien tenía un buen circuito pero no hacía promoción y por tanto pagaba poco dinero, había quien conseguía asistencia de público en circuitos improvisados y peligrosos, los pilotos se apuntaban con los coches que tenían sin reglamento ni orden ni medidas de seguridad, y sin ninguna garantía de cobrar al acabar la carrera.

En 2006 se colocó esta placa en el lugar en que estaba el circuito de Charlotte...

Uno de los participantes esporádicos de aquellas carreras era Bill France, propietario de una gasolinera en Miami, quien entendió que aquello podía y tenía que hacerse en condiciones legales y reglamentadas. Por ello el 14 de Diciembre de 1947 organizó una reunión en el Hotel Streamline entre varios de los organizadores y participantes de aquellas carreras, para poner orden en ellas, y dotarlas de unas normas y reglamentos. Aquel día nació la NASCAR.

Obviamente no todo el mundo estuvo de acuerdo con Bill France, y así algunos como Brutton Smith, organizador de carreras en Charlotte y zona de influencia (que es donde él vendía coches) tardó muchos años en aceptar la NASCAR, aunque ahora sea uno de sus miembros más activos y propietario de ocho de los actuales circuitos. En aquella reunión, Louis Jerome Red Volt, uno de los asistentes, ideó el nombre de NASCAR (National Association for Stock Cars Auto Racing).

... en recuerdo de la primera carrera puntuable de la historia de la Nascar

Bill France basó su teoría en que todo el mundo debía ganar dinero, no sólo los organizadores o el ganador, sino también los demás participantes ya que en aquellos tiempos muchos corredores se desplazaban a las carreras durmiendo en la playa o dentro del coche porque no tenían ni para pagarse el hotel. Esta filosofía permitió a France ganarse la confianza de todas las partes, crear y desarrollar su estructura organizativa (no hay que olvidar que en USA no hay federaciones, y por tanto las organizaciones son privadas y con estructura absolutamente empresarial) e ir consolidando una organización que ha terminado siendo la más potente del automovilismo americano.

Volviendo a los orígenes, el 15 de Febrero de 1948 se corrió la primera carrera de la NASCAR en Daytona, en un circuito trazado mitad por la playa, mitad por la carretera estatal A1A y que fue ganada por Red Byron con un Ford preparado por Red Volt. El 19 de Junio de 1949 se celebró en Charlotte la primera prueba puntuable de la primera edición del campeonato, ganada por Jim Roper. El primer campeonato fue ganado también por Red Byron con un Oldsmobile tras conseguir 2 victorias y embolsarse un total de 5.800 dólares en premios. Hay que reseñar que aquel primer campeonato se celebró a ocho carreras, dos sobre asfalto y las otras seis sobre circuitos de tierra.

Jim Roper, ganador de la primera carrera puntuable

En 1950 ya se corrió por primera vez en un “superspeedway” asfaltado, en Darlington (South Carolina) y por primera vez a la distancia de 500 millas. El título lo ganó Lee Petty (el padre de Richard) pero Bill France lo excluyó de la clasificación cuando descubrió que había participado en carreras “piratas” (es decir, de otros organizadores). Así de drástico era Bill France, pero ello le permitió imponer su campeonato sobre el viejo estilo, y un año después, en el mismo circuito de Darlingon, ya tenía la friolera de 120 inscritos. En 1952 llegaron los primeros patrocinadores: Pure Oil y Champion Spark Plugs, marcas que aportaron 5.000 dólares para premios, y que ayudaron al despegue definitivo del certamen.

Bill France, conocido como "Big Bill", posando en Daytona

En los años cincuenta los fabricantes de coches fueron implicándose en el campeonato, Goodyear hizo su entrada oficial en 1954, y en 1955 Carl Kiekhaerfer instituyó la figura del “owner” al ser el primer propietario que inscribía los coches para que corrieran pilotos pagados y asistidos técnicamente por él y sus mecánicos. En los años ’60 la NASCAR no dejó de crecer, en una época que para muchos finalizó en 1972, año considerado oficialmente como el inicio de la era moderna de la NASCAR.

Esta fecha fue elegida debido al inicio del patrocinio de la marca de cigarrillos Winston en 1971, y de la implantación de la televisión en la misma época. La llegada de una tabaquera potente que vertió mucho dinero en el campeonato permitió la consolidación del mismo, especialmente de los equipos pequeños, ya que el tradicional reparto de dinero impuesto por France desde el principio se mantuvo. La televisión fue mostrando cada vez más interés, y en 1979 retransmitió por primera vez la Daytona 500 íntegramente. Al acabar la carrera Cale Yarborough, Bobby Allison y Donnie, hermano de éste, se liaron a puñetazos delante de las cámaras por los toques que se dieron en la carrera. Ni que decir tiene lo mucho que aquello ayudó al éxito de la retransmisión.

Ambos factores, un patrocinador generoso y la televisión, forzaron un crecimiento enorme de este campeonato hasta convertirlo en la especialidad de motor más seguida en Estados Unidos. La NASCAR alcanzó un liderato que a día de hoy, ningún otro certamen ha podido arrebatarle.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Historias de la NASCAR. Guarda el enlace permanente.

17 respuestas a 03 – NASCAR. Los inicios. Un poco de historia

  1. jose dijo:

    Muy interesante Carlos

  2. Teucro dijo:

    Gracias por enseñarnos otro pedazo de la historia de la competicion de motor Carlos.

  3. Mikel dijo:

    La verdad es que conocer los orígenes de la NASCAR ayuda a apreciar un poco más la filosofía de esta categoría.
    Un saludo

  4. miguel angel dijo:

    Cuanto tenemos que agaradecerle a Bill France. Me hubiese gustado presenciar este tipo de carreras antiguas.
    Por cierto, no sabìa que Johnson esta a punto de ser padre, y por si acaso, Almirola esta preparado por si le toca conducir el #48
    Carlos, tendo una duda, antes existìa una pista llamada North Wilkesboro, y no se si posteriormente la llamaron Martinsville o era un pista totalmente independiente. Quiero decri que no se si son la misma pista con ditinto nombre o son dos pistas. Resuelveme esta duda, llevo años con ella.
    Saludos

  5. Carlos Castellá dijo:

    Miguel Angel, North Wilkesboro era una pequeña pista hoy en desuso y abandonada. No tiene nada que ver con Martinsville. Hace un par de temporadas más o menos, se habló de recuperarla como plaza histórica, y en la propia página de la NASCAR salió una foto del estado actual de abandono. Pero desde entonces no he tenido más noticias.

  6. JESUS dijo:

    Para los que crecimos disfrutando de las películas de vaqueros, ver como El “Bueno” de Logano deja el caballo a la puerta del Salón, sin atar y sin miedo a que se lo roben y se va a por el “Feo y el Malo”, a un tiempo, uf,… casi nada.

    Tremendo… la pena es que solo vemos un resumen, a buen seguro en la carrera en directo se pudo disfrutar de toda la escena, … no es como aquí, que cuando hay lio, la cámara mira hacia otro lado, como si no pasase nada…

    Se pelean, se ajustan cuentas, … sin esconderse, como debe ser, y eso es de agradecer.

  7. Carlos Castellá dijo:

    Si Jesús, y a los responsables de la NASCAR les encantan este tipo de escenas, saben que son éxito seguro a nivel de audiencias.

  8. taz dijo:

    Gracias por desintoxicarnos de la F1 maese.
    En estados Unidos tienen claro el objetivo, que el espectador tenga buenas carreras
    y eso lo hacen todo mas facil a nivel de reglas
    y si algun piloto va de lisssssto, los demas lo ponen en su sitio en la pista (si hace falta a tortas) y se acabó porque sabe que sino va a acabar mal parado.
    Que listo fue Fucking Idiot Juanpi.

  9. Carlos Castellá dijo:

    Mazur, ¿qué escena?

    • Mazur dijo:

      Perdona Carlos, no leí el comentario hasta hoy.
      Navengando por Youtube ví un video de Montoya caminando algo distraido y un cámara más distraido aún que iba en rumbo de colisión contra él. Y lo que tenía que pasar pasó: la cabeza de Juan Pablo golpeó el objetivo de la cámara ( que dolor!!!). Entonces Montoya comenzó a recriminar al cámara con un “fucking idiot”, se calentó e intentó devolver el golpe al cámara… Vamos, mala leche made in Montoya 😉

      • Carlos Castellá dijo:

        Dentro de lo que cabe es una reacción humana. En esto no me meto, fuera de los coches cada uno es como es… y todos sabemos como es Montoya.

  10. taz dijo:

    Carlos
    ¿alguna web o tv donde se pueda ver en directo la prueba de este finde en Daytona?

  11. Carlos Castellá dijo:

    Parece que en NASCAR.com empiezan a emitir alguna en directo, aunque supongo que Daytona no será de esas. Sino, lo de siempre, buscar por Justin TV y que haya suerte.

  12. taz dijo:

    ¿y en teledeporte cuando volveis a dar una directo?
    te aseguro que hay mucha gente con ganas de que lo hagais
    el horario de este finde cuadraría bastante bien ya que es bastante tarde en España (23:30 creo) y a esas horas no estropeamos tenis en directo ni ningun otro deporte de horarios normales

  13. Carlos Castellá dijo:

    Este fin de semana no podemos dar Daytona porque el “comentarista especializado” (o sea, yo) no está, se larga al DTM.

    Queríamos dar Indianapolis, pero hay coincidencia de horarios, así que las tendremos que pasarlas todas (creo que son cuatro) a final de temporada. No estará mal dar cuatro de la “Chase”, de cuando se decide el campeonato.

  14. taz dijo:

    Vale te compro la idea.
    A mi en concreto me gustarían Talladega, Indy, Daytona y Pocono pero no se si repiten en “The chase”.
    A ver si por lo menos haceis por retransmitír en directo alguno de los SuperSpeedWay mas espectaculares como Talladega o Pocono que ya sería la rehostia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s