Día 2 de Junio de 1970, Goodwood.

El día era claro y despejado en el trazado inglés de Goodwood aquella mañana, donde Bruce McLaren y su equipo de pruebas estaban en el circuito inglés para llevar a cabo una serie de ensayos con el McLaren M8D de la Can-Am. El ejemplar en cuestión era para Dennis Hulme, el otro piloto del equipo, pero un accidente en Indianápolis le había provocado quemaduras en las manos, y no podía estar allí.

El McLaren Can-Am de 1969, con Bruce al volante

Nada más llegar, Bruce dio unas vueltas con un monoplaza de Fórmula 1 para tener un tiempo inicial de referencia, y para valorar el estado de la pista antes de coger el coche grande. La Can-Am era un campeonato que se celebraba en circuitos ruteros americanos y canadienses (Canadá – América) dotado con generosos premios, cuyas victorias significaban un importante ingreso económico para el equipo.

El M8D era un biplaza construido con chasis de aluminio y un poderoso motor Chevrolet V8 de 7,5 litros de cilindrada, capaz de ofrecer 630 CV de potencia. Era un coche potente, de carrocería envolvente y por tanto con mucha penetración aerodinámica, capaz de prestaciones iguales o superiores a las de un Fórmula 1.

A las 10.45 el M8D salió por primera vez a la pista. Tras una vuelta de instalación y una rápida volvió a boxes para un primer chequeo. El piloto le dijo a Ron Smith, jefe de pruebas, que el coche tenía mucho sobreviraje a alta velocidad, y que era difícil de manejar, que sería más útil instalar el sistema de dirección que tenían en los coches de Indianápolis.

Bruce Leslie McLaren, 1937-1970

Tras elevar un punto el alerón trasero, volvió a la pista para dar cuatro vueltas, dos de ellas ya en el mismo tiempo que el conseguido con el Fórmula 1. Tras otra parada para un nuevo ajuste del alerón, Bruce marcó un tiempo de 1’12”2, muy inferior al 1’20”4 que era el record oficial que establecieron definitivamente al unísono Jim Clark y Jackie Stewart en 1966, último año en que el circuito acogió carreras de Fórmula 1 (no puntuables).

Una nueva tanda de seis vueltas rebajaría el tiempo a 1’10”8, momento en el que Bruce comentó que el sobreviraje ya había desaparecido, pero que ahora aparecía un poco de subviraje en una de las curvas lentas, así que pidió cambios en las barras estabilizadoras, tanto delantera como trasera. Una tanda de cinco vueltas y otra de seis completaron el trabajo antes de una parada un poco más larga para comprobar los amortiguadores, pues Bruce había notado de pronto sobreviraje en la curva siguiente a los boxes. A las 12,19 volvió a salir para chequear esos ajustes y después hacer un alto para comer. Ron, cronómetro en mano, vio como el coche pasaba la chicane e iniciaba una nueva vuelta rápida.

Una vuelta que jamás completaría. A las 12.22 el capó trasero se rompió por uno de sus soportes haciendo perder de golpe todo el apoyo al coche, que convertido en un proyectil se estrelló contra un puesto de comisarios situado a la derecha de la pista, provocando la muerte instantánea del piloto.

Las huellas de la trayectoria

La violencia del impacto fue tremenda, y cuando sus mecánicos y un par de amigos llegaron hasta Bruce, ya no tuvieron la menor esperanza, pues yacía inerme en el centro de la pista sin la menor señal de vida. Había perdido los dos zapatos, y un primer análisis de sus mecánicos les permitió asegurar que el impacto contra la caseta había sido a la altura del habitáculo.

Tras su muerte, sus coches siguieron compitiendo, dirigidos por la férrea dirección de Teddy Meyer, que consiguió los mayores éxitos de McLaren al ganar dos campeonatos del Mundo con Emerson Fittipaldi y James Hunt. Pero también fue él quien no supo adaptarse a los tiempos del efecto suelo y llevó al equipo a un callejón sin salida que le obligó a venderlo a Ron Dennis a través de Marlboro.

Y de Ron Dennis a hoy, el nombre de McLaren sigue siendo uno de los más prestigiosos que adornan la historia de la Fórmula 1. Una marca creada por Bruce McLaren, fallecido hace ahora cuarenta años y a quien quiero ofrecer mi modesto homenaje con esta crónica y la aparecida en la revista Grand Prix Actual, narrando las que fueron sus últimas horas.

Anuncios

Acerca de Carlos Castellá

Soy Carlos Castellá, comentarista de automovilismo deportivo. Empecé de joven en el karting, modalidad que me permitió iniciarme en las carreras y en el periodismo, y que me llevó hasta la Fórmula 1, donde fui locutor de televisión durante siete temporadas. También he trabajado en otros campeonatos como la NASCAR, el WTCC, el DTM, las World Series, la Indy Car y tantas otras experiencias acumuladas a lo largo de los años, tanto periodísticas como reglamentarias e incluso jurídicas.
Esta entrada fue publicada en Fórmula 1 y cosas históricas. Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a Día 2 de Junio de 1970, Goodwood.

  1. Creo que tus aportaciones van a enriquecer nuestra cultura de la F1, lo que es de agradecer.

  2. Carlos Castellá dijo:

    Gracias, mi objetivo es compartir información acumulada durante muchos años. Si sirve para eso, estupendo.

  3. bonycnt9 dijo:

    Me encantan tus artículos, sobretodo los de la revista gran prix.
    este blog se esta convirtiendo en una visita obligada 2 o 3 veces por semana.

    • Carlos Castellá dijo:

      Gracias.

      Mi idea es hacer un par por semana, pero lógicamente seré flexible ¡todo depende de lo que ocurra!

  4. Kcharro dijo:

    Gracias por todos tus artículos. Son un aliento vigorizante, y un aclarador de recuerdos que vienen de muy temprana edad, para los que llevamos gasolina en las venas y peinamos bastantes canas… máxime cuando no podemos comprar (y más vale no suscribirnos estando correos por medio) GPA. Al menos a los de Tenerife nos queda el consuelo de leeros en vuestros blogs. Refrescar las condiciones en que se produjo esta pérdida para el automovilismo es toda una llamada de atención en estos tiempos. Quizás a los más jóvenes les vendría bien un repasito sobre las desapariciones de equipos/constructores/pilotos históricos como Brabham, Lotus, Lola, March… sólo a título de ejemplo. Saludos desde las “afortunadas” bajo un calor desértico infernal.

  5. Uno dijo:

    gran articulo. es bonito ver que alguien en este país se acuerda y le presta atención a un momento como este. ayer fue el aniversario, y ningún medio deportivo, especializado o no, lo mencionó para nada. tan solo esta mañana un portal le rinde homenaje. teniendo en cuenta su legado lo merece tanto como Enzo o Chapman. lo dicho, bonito detalle. gracias de parte de un apasionado de McLaren desde crío.

  6. taz dijo:

    Me acabo de enterar por Charly2B de la existencia de este blog.
    Gracias maese
    tus articulos un lujo como siempre

  7. paw27 dijo:

    Gracias al blog de pasiones de Charly me he enterado de la existencia de éste, un auténtico lujo que la mejor firma de GPA se pueda encontrar también en la red!!

    Salutacions des de l’illa de la calma!

  8. Carlos Castellá dijo:

    Gracias a todos de nuevo. Por cierto Paw27, ¿qué fue de aquel circuito que había en Palma? ¿Aún existe?

    • paw27 dijo:

      imagino que te refieres al circuito de Llucmajor, jeje. La última vez que fuí para dar unas vueltas en kart habia unos hierbajos de metro y medio de altura, y en lugar de pianos habia cunetas!! por no hablar de los kart/cortacéspedes que alguilaban!! jeje, pero ha mejorado mucho, lo compraron unos alemanes y ahora hacen tandas para turismos y alguna que otra carrera. Se llama Mallorca RennArena.

      Hace poco salió a la luz un supuesto proyecto para construir un circuito de Gran Premio para abergar pruebas de F1 y MotoGP, aunque viendo como se hacen las cosas por aquí no se yo si es buena idea…

      Saludos!!

  9. moto dijo:

    Bueno Carlos veo que has considerado lo que propuse te lo agradezco jejjee. Contigo los que somos bastante jovenes podemos disfrutar con la historia de la formula uno, y conocerla un poquito mas gracias!!!!

  10. Miguel dijo:

    Estoy descubriendo tus paginas sobre la Formula1 la autentica la que había que ser un gran piloto para dominar aquellos preciosos Formula1, Carlos por el comentario que te voy hacer sabrás la edad que tengo, yo vi correr en Montjuic a Bruce Mclaren, a Denis Hulme, Jac Braham, Grajam Hill, Jim Clark, Jaqui Estewar, a Frank William, pilotando sus coches, a Cris Aimon, Jaki Ikx, Clay Ragazzoni, y tuve el honor de conocer al que para mi fue el más grande de todos los constructores de Formula1, como tu sabras le llamaban el mago, Coli CHamman, siempre iba dos pasos por delante de los demás, esa era la Formula1 auténtica, Saludos . perdon por mi Ingles. n tngo ni idea.

    • Hola Miguel, bienvenido, efectivamente tenemos que ser de la misma quinta si estuviste en Montjuic en aquellos años. Aquella Fórmula 1 era muy bonita, pero era tan auténtica como la actual. Las cosas cambian y los tiempos evolucionan, no podemos quedarnos anclados en el pasado.

  11. Pingback: Circuitos: Goodwood (I) | Cuarenta años nos contemplan

  12. Eduardo dijo:

    Gracias por compartir todos los destalles de las últimas horas de Bruce. Queda muy claro lo profesional que era este gran piloto/constructor. Lamentable su partida y buen reconocimiento a Tedy Mayer, quien tomó la posta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s